“Imaginamos una liga súper reducida”

Sábado 16 de mayo de 2020 | 02:00hs.
Cristian Avellaneda

Por Cristian Avellaneda deportes@elterritorio.com.ar

El básquet es uno de los deportes más golpeados por el parate obligatorio y por supuesto que Misiones no escapa de esta desafortunada realidad. Sostener la economía de los clubes es tarea intrincada en tiempos de pandemia y ya se habla de un año casi perdido, con una recuperación que podría demorarse más tiempo de lo diagramado. 
El presidente de la Federación Misionera de Básquet (FMBB), Román Queiroz, se refirió al momento como una problemática muy fuerte. “Por ahora los clubes están pasando este presente con un poco de dinero que había en las arcas, con la colaboración de algún dirigente...pero si esto va a continuar en los próximos meses, la situación se va a agravar”, remarcó.
Más allá de la competencia, lo que preocupa a la Federación es el sueldo de los entrenadores, vitales en la estructura de cualquier proyecto. “Los clubes se nutren de las cuotas de los chicos de las formativas y con eso se suele pagar el salario de los entrenadores...hoy esos ingresos no existen por lo que ya estamos moviéndonos con el Ministerio de Deportes para la obtención de subsidios; nos avisaron que algo va a salir”, dijo Queiroz.
“Sabemos que este año con suerte vamos a tener dos o tres meses de actividad. Calculamos que entre julio y agosto volverían los entrenamientos en el mejor de los casos; después necesitas un mes más para la puesta a punto en cada categoría, mientras que de ser así la competencia arrancaría en septiembre u octubre”, remarcó Queiroz. 
“En formativas nos imaginamos un torneo relámpago o una especie de cuadrangular entre los fines de semana como para tratar de hacer dos o tres partidos, buscar un sistema de competencia”, agregó.
Lo que viene
Por otra parte, el dirigente no ve con buenos ojos el futuro de la Liga Provincial en la máxima divisional: “Veremos qué clubes se anotan porque somos conscientes de los problemas económicos que arrastran. Los gastos de primera los sostiene el sector privado, y los sponsors colaboran con un viaje que cuesta más de 20 mil pesos, por ejemplo. Además en el interior de la provincia se tienen que hacer muchos kilómetros y las dificultades son un poco más grandes”. 
“Entonces hay que ver cuántos clubes pueden participar en la primera división. De los diez que se inscribieron a principio de año, capaz que quede la mitad o menos, dependiendo de eso vamos a ver que tipo de torneo se arma, pero imaginamos una liga súper reducida con muy pocos meses de juego. Todo depende del tiempo y los equipos”, se aventuró Queiroz. 
“No queda otra que esperar y tener paciencia. Nosotros ya presentamos un protocolo para volver a los entrenamientos y sabemos que recién se aprobará cuando estén dadas las condiciones, después de las vacaciones de invierno”. 
“La actividad deportiva en equipo no volvería si no lo hacen las clases. Entonces antes de agosto estamos seguros de que no vuelve la actividad, siendo muy optimistas”, aseguró. “Por el momento fomentamos el entrenamiento vía Zoom para que los jugadores se mantengan más o menos activos”, cerró. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina