Hugo Solís: “De cada diez consultas, seis son por migrañas”

Domingo 15 de septiembre de 2019 | 00:30hs.
Foto: Imagen Ilustrativa
Eugenia Rossano

Por Eugenia Rossano interior@elterritorio.com.ar

La cefalea es uno de los motivos de consulta profesional más frecuente. Los pacientes hacen referencia al dolor de cabeza, pero esto es un síntoma, no un diagnóstico. Según el Primer Estudio de Prevalencia sobre Migraña, realizado en el país por la Sociedad Argentina de Neurología, el 53% de los argentinos adultos presentó algún tipo de cefalea en el último año.
El Estudio de Prevalencia consistió en la aplicación de un cuestionario específico de migraña a una muestra de 2.500 casos representativos de la población general, de acuerdo a parámetros censales. Su objetivo fue comprender el alcance y las características de la migraña a nivel nacional. Estos son algunos de los principales resultados.
El 53% de los argentinos sufrió al menos un dolor de cabeza en los últimos 12 meses. El 9,5% de los encuestados respondieron afirmativamente al menos cuatro preguntas del test y fueron considerados migrañosos. Estos valores están dentro de los parámetros de estudios internacionales realizados recientemente.
Según los datos obtenidos, a seis de cada diez personas que sufren de dolores de cabeza les molesta la luz o los ruidos durante la crisis. La mitad de ellos siente que el dolor de cabeza limita su actividad física o intelectual.
Respecto a la duración del dolor, cerca del 40% declara que sus dolores de cabeza duran habitualmente más de cuatro horas si no toma ningún analgésico. Un porcentaje similar declaró tener dolores frecuentes.
En diálogo con Acá te lo contamos por Radioactiva, Hugo Solís, médico neurólogo del Hospital Ramón Madariaga, explicó en qué consiste la patología y por qué durante las crisis, quienes la padecen se ven limitados para realizar actividades laborales, familiares, académicas o sociales.

¿La migraña es mucho más que un dolor de cabeza?
Sí, es realmente un síndrome muy complejo porque pensemos que se activa todo el cerebro. Cuando pensamos en un migrañoso, hay que pensar que es realmente alguien que tiene todo el cerebro afectado en el momento de la crisis, no solamente un sector, por eso es tan complejo y tan incapacitante al mismo tiempo.

¿Cuáles son los desencadenantes?
En el caso de la mujer está atravesada prácticamente toda su vida por los vaivenes hormonales. Existen migrañas netamente menstruales, por todo lo que significa el vaivén entre el estrógeno y la testosterona. Es más frecuente en las mujeres. Por cada tres pacientes femeninas hay uno masculino. 
Lo que hay que reconocer es que tanto en el caso de los varones como de las mujeres, el estrés juega un papel fundamental a la hora de detonar el episodio, ya que las personas que lo padecen tienen un cerebro mucho más sensible y susceptible. Se dice que hay una alteración en el procesamiento sensorial. Sean estos estímulos somatosensitivos, térmicos, visuales, es un cerebro que funciona de otra manera. Aunque también hay que reconocer que hay pacientes que toman una copa de vino o una taza de café y ya están con una crisis de migraña. Hay una predisposición. 

¿Cómo transcurre un episodio?
La causa más común de cefalea es la tensional. No hace falta hacer estadísticas al respecto porque una o dos veces al año todos la experimentan. En cambio, la migraña se caracteriza por ser un dolor unilateral, el paciente siente que late su cerebro, en cambio la tensional es opresiva. Molesta la luz, el sonido, lo cotidiano de la vida, tiene que interrumpir sus tareas, puede estar acompañada de náuseas o vómitos, se activan todas las áreas del cerebro. 

¿Notó que por la crisis aumentaran las consultas?
Es tan alta la estadística y nosotros en el consultorio tenemos lo que se podría denominar el sesgo, ya que de cada diez consultas seis, son por migrañas. Probablemente el médico generalista o el médico clínico lo vaya percibiendo más en un momento de crisis, que sería lógico que así sea. Cuando hay momentos de angustia e incertidumbre por el presente o el futuro y encima tiene una predisposición para la migraña, indudablemente van a aumentar los pacientes.

¿Hay esperanza para que los pacientes convivan mejor con esta patología?
Sí, hay muchísima, hay muchos y sorprendentes avances científicos que están localizando áreas y genes responsables del dolor y hay medicación con anticuerpos monoclonales utilizados en Europa o Estados Unidos que aún por el precio no se pueden utilizar en el país y están dirigido a los genes responsables o disparadores de la migraña. A medida que la ciencia avanza vamos teniendo herramientas más específicas para controlar este cuadro tan complejo.
No menos importante es que el paciente migrañoso identifique los desencadenantes. Y como el estrés está en los detonantes primarios, que trate de ordenar las situaciones que le desencadenan malestar, incorporar actividad física, realizar técnicas de meditación o mindfulness, tener un cambio en el estilo de vida. No ordenar solamente la medicación, sino generar herramientas para gestionar aquellas situaciones que disparan la migraña.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina