Horno de barro, el paso a paso para construir uno en casa

Lunes 13 de julio de 2020 | 09:30hs.
Vida y Estilo
Durante el aislamiento obligatorio que se dio en todo el país fueron muchas las familias que se dedicaron a cocinar y, ahora que llegó el frío, es un buen momento para continuar realizando recetas y compartir un momento con la familia.

Y también se puede pasar un buen rato con el grupo familiar construyendo un objeto para el hogar, que cumpla una función y sea útil para realizar tanto panificados como carnes asadas. Un horno de barro puede ser la solución para el gasto excesivo de gas y también para cuando se tiene premura en la cocción de los alimentos.

Algunos constructores se inclinan por realizar un horno completamente de barro, mientras otros - es el caso de Jorge Rossi y Roque Gallardo - prefieren dar un paso más y combinar el barro con un elemento que ayude a una mejor cocción: el tambor de metal.

Para comenzar con el trabajo lo primero es identificar un espacio que no vaya a generar ningún tipo de inconveniente futuro, es decir, no instalar el horno al lado de un árbol o donde se guardan las garrafas de gas. Siempre en un lugar donde sea seguro. Una vez definido el lugar ya se puede comenzar a realizar la base. “Primero se hace una base de ladrillos, en ese cuadrado se pone todos los ladrillos de plancha pero con cerecita para que no pase la humedad. Arriba de eso lleva dos capas más de ladrillo pero ya lleva cal, que hace que no se parta el piso por más que levante temperatura. La cal mantiene la temperatura y hace que no suba la humedad, y la tercera y cuarta hilada levan solo ladrillo con barro, barro cal y tierra y con eso una vez que se hace la base se empieza a hacer los muros, para que el tanque se pose sobre esos dos muros. Una vez que están esos dos muros se le rellena los costados, siempre dejando la capa de dos centímetros de borde a borde” explicó Jorge Rossi, vecino de posadas que se animó a realizar su horno él mismo.

or otro lado, Roque Gallardo, de Virasoro, decidió realizar el horno de barro propuesto por el Inta, que es casi igual al realizado por Rossi.

“Es un modelo económico. Hay que tener ladrillos, nosotros hicimos con ladrillo común de 15. Se hizo una base con cemento, porque ese horno tiene un tambor de 200 litros adentro. Es un horno que funciona con calor envolvente, se hace el fuego abajo del tacho y por el calor se calienta adentro, el calor es parejo. Cuando uno hace los hornos que no son de tacho en la base -para que mantenga la temperatura- hay algunos secretos. Se puede hacer una mezcla de arena con vidrio molido y se pone una capa de ladrillo pegada con barro y sobre eso una capa de arena con vidrio y sobre esa la capa ladrillo nuevamente. Eso lo que hace es mantener la temperatura del horno común, sin el tacho” dijo Gallardo.

El vidrio hace la función de aislante de temperatura, es decir conserva la mayor parte de la temperatura en el interior y muy poca se escapa, pero también se puede utilizar la lana de vidrio.

Una cama de lana es suficiente, tiene mejores características aislantes térmicas y sobre todo es muy económica.

Una vez que esté terminada la base se puede comenzar con la realización de los muros, para poder colocar el tambor. Se requiere dejar un espacio debajo del tambor para realizar el fuego con leñas o carbón. Dos hierros redondos de 20 mm por 1.10 metros, son muy útiles para el soporte del tanque.
Cuando el tanque esté apoyado sobre el espacio reservado para el fuego, se comienza con el
levantamiento de las paredes.

“Lleva dos tipos de revoque, primero con barro y cal y el segundo la cal con la arena, así no permite que se escape el calor y aparte tiene un relojito de temperatura. El reloj se puede comprar en cualquier lado, en la tapa se le hace un agujero y ahí entra el reloj. Ese reloj ya viene con dos tornillitos que se pueden ajustar por la tapa. Si se calienta mucho el horno lo único que se hace es destaparle la chimenea, porque lleva dos: una de tanque y otra del fuego” comentó Rossi, en tanto que Gallardo también dijo que compró un termómetro y la colocó en la puerta del horno.

“Compramos un termómetro para horno on line, también tiene división para poner dos bandejas y el tambor tiene en la parte de afuera un sobretecho para el cerramiento de ladrillo con barro, en nuestro caso tierra colorada con arena. Tiene una chimenea que se conecta con la chimenea de la parrilla que tengo al lado. Nos habrá llevado una semana terminar el horno, en días lindos y de sol, porque como tiene una forma semiesférica hay que esperar que se vaya secando para continuar, para que no se desmorone y eso también es una ventaja del tambor, porque le hace de contención” explicó Gallardo.

Una buena idea es colocar la chimenea atrás de la puerta, si se la colocas en el medio dura menos el vapor dentro de la bóveda. Si el diámetro del horno es de aproximadamente un metro, el diámetro de la chimenea debe ser de alrededor de diez centímetros.

Ambos trabajadores tuvieron la tarea de conseguir un tambor y, una vez que lo instalaron dentro del horno, pasaron a “curarlo” para que todo el material que contenía anteriormente desaparezca. Un poco de aceite por las paredes y base fueron necesarios para comenzar. El primer encendido del horno entonces fue para hacer desaparecer todo tipo de material extraño del tambor.

“Así como se hace con los discos de cocina que antes de usar se le pone un poco de grasa y se calienta, nosotros hicimos lo mismo” dijo Gallardo. Con uno u otro detalle de decoración más el horno ya está listo para usarse. En los últimos años se comenzaron a volver a ver en las viviendas ya que este tipo de horno es más eficiente en el uso de la energía.

El calor es continuo, o sea, que se puede darle uso a lo largo de todo el día, la cámara de cocción está separada de la cámara de combustión, por lo que los alimentos no se contaminan. Se puede quemar materiales de desecho como madera, ramitas, hojas secas, papel, cartón, cáscara de cereales.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina