Homenaje a la tarea docente en un mural en el cementerio

Domingo 26 de mayo de 2019 | 01:00hs.
Avanza el montaje del mural homenaje a los docentes en el cementerio La Piedad de la capital misionera. Es una obra de la artista plástica Sandra Gularte que quedará finalizada hoy, ubicada a un costado del portal de ingreso, justo en el sector donde descansan los restos de los educadores.
La escultora comenzó ayer el ensamble de las piezas de cerámica esmaltada que fueron preelaboradas en su taller. En el lugar cuenta con la ayuda del estudiante de Comunicación Social Ezequiel D’Amoriza.
Acerca de este nuevo proyecto, la autora dialogó con El Territorio: “Esta mañana (por ayer) comenzamos el montaje del mural y tenemos pensado finalizarlo al mediodía del domingo (por hoy). Las piezas ya están armadas por separado y en el lugar lo que hacemos es pegar para dar forma a la figura y también voy a pintar para dar una unidad al trabajo”.
El arte, que ocupa una superficie de 2 por 2 metros, muestra a una docente con su guardapolvo y un libro en la mano, va sobre una canoa y sus palabras son representadas por mariposas.
La propuesta de plasmar arte en La Piedad partió de la Municipalidad y Gularte destacó que “es una buena oportunidad para revalorizar el rol y la tarea docente, en un espacio que en muchos países está más abierto al arte y por eso es bueno que también acá suceda”.
Refirió que utilizó tonos pasteles para generar una atmósfera serena, “hay todo un simbolismo que tiene que ver con que la docente va en una canoa de memoria y que las mariposas son como los relatos que ella cuenta a sus estudiantes, que son también versos de grandes autores; pero también se puede interpretar como que las mariposas son parte de esa persona que no está pero que algo de ella queda, es una lectura subjetiva de cada mirada”.
La figura femenina se encuentra de pie sobre una canoa, donde hay textos de Julio Cortázar, María Elena Walsh, Sara Gallardo y Horacio Quiroga, “permitiendo que el niño y la niña intuyan la belleza y no excluye la necesidad de hacerle saber lo no bello”, precisó.
Y añadió: “La gente que vino con una flor para visitar a un ser querido y nos vio trabajando, se acercó y preguntó, comentó que le gustó. A la gente le gustó la obra y eso es algo que me pone contenta, porque el mural, además de ser una obra de arte, es parte de la comunidad. En este trabajo quise transmitir sobriedad y serenidad y al mismo tiempo un mensaje de alegría”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina