“Hay que disfrutar de las cosas simples”

Miércoles 4 de diciembre de 2019
Andrés González
Andrés González (25) comenzó su carrera en la música a los 14 años. A esa edad pisó un escenario por primera vez. Fue en Santo Pipó cuando compitió en un pre Festival del Litoral, aunque en esa oportunidad no fue seleccionado. Tuvieron que pasar tiempo y sucesos para que el joven y querido músico se presente en noviembre pasado ante el público en la fiesta mayor de la música popular, en el Anfiteatro Manuel Antonio Ramírez, donde fue ovacionado y emocionó a todos.
El cantautor y guitarrista fue seleccionado como uno de los diez candidatos al galardón Misionero del Año 2019 tras su milagrosa recuperación de un accidente automovilístico que casi le cuesta la vida y por el que estuvo internado desde marzo hasta mayo y con algunas recaídas. Su rehabilitación aún está en curso, pero sus ganas de proyectar lo tienen muy movilizado.
Al conocer que es uno de los nominados del premio que otorga el decano de la región por postulación de la gente, agradeció “tanto cariño” y contó que se encuentra “retomando el trabajo de grabación de su primer disco”, que ya cuenta con cinco canciones de su autoría.
“Era un proyecto que ya veníamos trabajando con los músicos hermanos que me acompañan y que por cuestiones que algunos saben se tuvo que posponer. La idea es que se pueda finalizar el año que viene y salir para que todos lo escuchen”.
Sobre sus inicios, recordó: “Empecé a tocar la guitarra a eso de los 12 años y me largué a cantar, fue todo un proceso de aprendizaje muy natural y autodidacta, luego muchos músicos que fueron mis maestros me fueron enseñando y aconsejando, esto de la música es un universo que está lleno de grandes y generosas personas”.
Por su historia reciente de superación, Andrés, además de su arte y amor por el folclore, se ha convertido en un inspirador para personas que están atravesando situaciones difíciles.
“Yo lo que tengo para decir es que a veces nos olvidamos de las cosas importantes, es como que nos creemos invencibles, pero de un momento para otro la vida te cambia, y lo que de verdad me da fuerza y me sostiene hoy es disfrutar de las cosas simples, de respirar, de disfrutar de la gente que te quiere, tengo amigos que son de oro y tengo a mi madre (Sandra Ríos) incondicional. Es natural que nos olvidemos y es bueno recordar”, alegó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina