Hasta seis horas de cola para cruzar el puente internacional

Sábado 13 de julio de 2019 | 00:00hs.
Un problema que está a la vista de todos pero nadie quiere ver: las largas filas en el puente internacional San Roque González de Santa Cruz. El drama para trasponer la frontera pareciera haberse vuelto una moda y la solución no estaría cerca. Si bien la apertura de más casillas en el centro de frontera argentino agilizó la ida desde Posadas hacia Encarnación, el regreso resulta un castigo para quien decidió viajar al país vecino por diversas necesidades.
El último fin de semana largo, causó kilométricas colas sobre el viaducto que une los dos países. Pero el problema volvió a presentarse ayer durante todo el día. El paro en el transporte (ver páginas 4 y 5) también se sintió en la frontera. No hubo colectivos lo que hizo que la mayoría de la gente se movilice en automóviles particulares o taxis. Y según explicaron algunos lectores que se comunicaban desde la fila con este matutino, hubo hasta seis horas de espera para trasponer la frontera rumbo a Posadas.
En horas de la tarde-noche, la fila de autos que estaban esperando hacer el control migratorio cubría todo el puente internacional.
“Crucé después del mediodía para hacer trámites y todavía sigo en el puente. No sé a qué hora voy a poder volver”, dijo una posadeña que anoche todavía seguía esperando poder hacer los papeleos migratorios.
Sobre el viaducto había familias completas con niños y colectivos de larga distancia provenientes de Asunción y con destino final a Buenos Aires, a quienes el viaje estimado en 18 horas se les prolongaría por casi 24.
Y según explicaron las autoridades paraguayas, “lamentablemente es la misma situación de siempre”. “El problema es del lado argentino, tengo entendido que la demora se produce porque liberan en ciertas cantidades el paso. No es inconveniente del lado paraguayo”, había dicho Rodolfo Retori, responsable de Migraciones de Paraguay.
Y de manera extraoficial desde el lado argentino señalaron que desde que se inauguraron las nuevas obras en la zona de frontera, los sistemas informáticos migratorios en todo el centro de frontera (tanto de ingreso como egreso del país) funcionan mucho más lento.
Otro factor que hace que se genere la eterna espera es el aumento en la tarifa del tren internacional, que duplicó su valor de un día al otro. Así, pasó de costar 56 a 120 pesos y la mayoría de los posadeños o encarnacenos dejó de usarlo y opta por el colectivo -que vale 56 pesos- o cruzar en un auto particular, lo que congestiona más el ducto.

Punto de protestas
Además, no hay que olvidar que el paso fronterizo se volvió el punto preferido para quien desea reclamar. Esta semana, por ejemplo, un grupo de tareferos impidió la circulación del lado argentino en reclamo de asistencia social.
Y el mes pasado, 200 mototaxistas encarnacenos cerraron el acceso del lado paraguayo. La medida inhabilitó el paso. Hubo gritos, forcejeos y hasta algunos incidentes entre quienes aguardaban el cruce. Ese día, el corte se debió a que “los mototaxistas no quieren hacer el cruce migratorio porque demoran mucho, pero para cruzar de un país a otro, el trámite de migración es un requisito legal”, explicó Fernando Cafasso, director nacional de Asuntos de Frontera.
Luego de esa medida se decidió hacer una tarjeta vecinal fronteriza para mototaxistas y paseras, lo que calmó las protestas.

Filmó cuando le pidieron plata para adelantarse

“Yo te voy a hacer pasar directo al puente”, dice el joven.
Dennis Prieto

Por Dennis Prieto fojacero@elterritorio.com.ar

Los últimos días nuevamente fueron complicados para el regreso a Posadas desde Encarnación. En estas condiciones las denuncias por pedidos de pagos para facilitar adelantamientos en las colas en el puente San Roque González de Santa Cruz están a la luz del día. La propuesta es la de aportar más de 1.000 pesos para que se les permita adelantarse y así ganar algunas horas de espera. En ese marco, un lector de El Territorio -que pidió mantenerse en el anonimato- logró filmar el momento en el que un joven le ofrecía adelantarse -en el lado paraguayo- a cambio de un aporte dinerario.
“¿Te querés adelantar para cortar más rápido la fila? Yo te voy a hacer pasar directo arriba del puente, es demasiado fácil, se paga allá, una vez que pasás recién te cobro”, ofreció el joven al automovilista argentino. Y luego le detalló cómo es el procedimiento y con quienes tendría un supuesto acuerdo para hacer la maniobra delictiva.
“Están los de la Marina y los de Tránsito, entre los dos tienen un convenio y trabajan juntos, yo comparto con ellos”
“Te puedo cobrar 1.200 pesos, barato, de eso sólo voy a ganar 200 pesos, le tengo que dar 500 a los de la Marina y 500 a los de Tránsito, pero es seguro, nos vamos y pasamos”, explica el joven al conductor. “Te voy a hacer ahorrar tres o cuatro horas, vas a ir en el puente y en hora y media cruzás”, le dice sin darse cuenta que estaba siendo filmado. El video fue registrado el pasado lunes 8 de julio en horas del mediodía y ayer el lector se animó a difundir públicamente lo sucedido. 
“Con el video y el teléfono en mano vine desde donde se encuentra la Comisaría Segunda de Encarnación, luego de casi dos horas de esperar, caminando hasta la parte de Aduana donde estaban los de Tránsito y la Marina”, afirmó el automovilista en comunicación con este medio.
“Observé que vinieron autos con patente paraguaya que lo hacían pasar, luego registré la foto de un vehículo que se puso frente a ellos y lo hicieron dar una vuelta y al que los de Tránsito, en la salida del shopping, lo hicieron poner en fila para cruzar frente a todos los que esperaban”, detalló.
Luego relató: “Me acerqué al señor Romero, que decían tras mi pregunta era el jefe a cargo y quien ponía y sacaba los conos para que crucen. Le pregunto por qué estábamos tantas horas en la cola y su respuesta fue que el puente estaba colapsado”. 
Y añadió: “Lo hago ver el video en la parte donde los involucran y me dijo ‘no pague’, fue indignante cuando le dije ‘usted hizo pasar el auto con tal patente’ y no tuvo respuesta”. “Decidí grabar porque es prueba de lo que está ocurriendo fehacientemente”, concluyó. 

Piden no pagar
El intendente de Encarnación, Luis Yd, instó esta semana a que no se pague para adelantarse en las filas y acentuó: “Vamos a procesar a quien pide y a quien paga”.
Por su parte, Ivonne Sigaud, directora de Defensa del Consumidor de Encarnación, apuntó que esta situación es de “carácter penal, porque los profesionales argumentan que tenemos sobornos y cohechos pasivos que son delitos en la vía pública”. “La pena es de uno a cinco años de privación de la libertad, no son multas si se prueba que son delitos graves”, advirtió. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina