Guaraní se hizo fuerte de visitante y venció 2 a 0 a Ferroviario

Domingo 21 de abril de 2019 | 18:11hs.
Foto: Denis Prieto
Por Diego Vain (enviado especial)

Guaraní copó la parada en un reducto complicado. Cuando peor la pasaba apareció Troche y así venció a Ferroviario por 2-0 en la ida de los cuartos de final del torneo Regional

Complicado, con sufrimiento, pero con alegría al final. Así podría resumirse el partido de Guaraní en Corrientes ante Ferroviario. El conjunto misionero supo bancar una parada muy complicada, ganó 2-0 en la ida de los cuartos de final del torneo Regional y se ilusiona con la vuelta al Federal A.

A veces el libreto que tenías planeado no te sale y ahí es importante poder sobreponerse. Eso hizo la Franja ante el Verde en Corrientes. Logró la ventaja en el primer tiempo, se metió atrás y en el peor momento salió a flote. Ganó la ida de los cuartos de final de la región Litoral Norte y el fin de semana irá por el pase a las semis en su camino al ascenso.

La jugada que desembocó en gol de la Franja llegó por la derecha. Yagusieczko exigió a Escalante, quien la mandó al córner. Troche mandó la pelota al centro del área y Juan Lazaneo, de pique al piso, la clavó en un ángulo con un cabezazo certero.

El gol tuvo un efecto muy dispar en ambos equipos. Ferroviario no se movió de su esquema: pelotazos largos y mucha pierna fuerte en el mediocampo. Guaraní tampoco se corrió demasiado de su idea. Esperó, más tranquilo por el tanto a favor, y prefirió saltar el mediocampo por el mal estado del campo de juego.
Aunque no tuvo muchas ideas, Ferroviario empezó a avanzar en el campo de juego. Es que de a poco la Franja empezó a ceder metros, producto del desgaste que hizo para marcar y de correr durante varios minutos sin la pelota.

Con la obligación de, al menos, lograr un empate en casa, Ferroviario salió a apurar en el complemento. Sin ideas, pero con más ganas que en la primera mitad. Guaraní se dispuso a esperar y apostó por jugar con la desesperación del rival. Troche tuvo el segundo en una contra, pero la quiso picar y la pelota terminó en las manos de Jara.

Todo empezó a ser un sufrimiento para Guaraní. Cada pelota que cayó en el área de Pave empezó a ser cada vez más peligrosa. Cada pelota parada se convirtió en una oportunidad de empate para Ferroviario, pero la Franja aguantó y aguantó.

Y en el peor momento, cuando no lo merecía y cuando estaba para el cachetazo, Hugo Troche le devolvió la ilusión a Guaraní. El ‘10’ la recibió solo en el área y de media vuelta la mandó al fondo de la red. No lo merecía la Franja, es cierto, pero en el fútbol a veces hay que ser oportunista.

La Franja ganó en un reducto muy complicado y ante un rival que, con sus limitaciones, le puso el partido muy complicado. La serie se cerrará en Villa Sarita y Guaraní se sigue ilusionando.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina