Golpiza en Apóstoles: “Se ensañaron con él y no es justo lo que pasó, no le encuentro ninguna explicación”

Martes 11 de febrero de 2020 | 06:00hs.
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

Mientras Maximiliano Valentín Monzón (17) continúa internado en el Hospital Ramón Madariaga a causa de la brutal golpiza que recibió de parte de una patota a la salida de un boliche de Apóstoles, tanto sus amigos de la vida que lo acompañaron durante toda la madrugada del domingo en el citado local bailable como sus padres continúan expectantes de la evolución del adolescente.

Hasta ayer por la tarde, según indicaron desde el nosocomio capitalino, se aguardaba que el menor sea intervenido quirúrgicamente debido a las fracturas expuestas que tuvo en uno de sus brazos, producto del salvaje y descontrolado ataque, que incluyó cascotazos y hasta golpes con una rama de árbol, por parte de al menos seis jóvenes con los que Valentín y sus amigos más cercanos mantienen una fuerte rivalidad desde ya hace unos años por cuestiones barriales.

Ayer por la mañana, minutos antes de ingresar al horario de visitas en el sector de terapia intensiva donde el chico permanece internado desde el domingo a la mañana, Mónica López, madre de Valentín, dialogó con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva y no ocultó su bronca ante semejante agresión.

“Tiene traumatismo de cráneo, traumatismo maxilar, tres fracturas expuestas en el brazo, las costillas y las piernas con fractura y encima en la cabeza tiene un fuerte golpe producto de un cascotazo y lo que me dijeron por ahora es que debemos esperar a ver cómo evoluciona las primeras 24 horas. Él está despidiendo sangre por la nariz y el oído, lo que es bueno, aunque la prioridad es que se estabilice la cabeza”, comentó la mujer en torno a las graves lesiones con las que llegó su hijo al Madariaga.

“Después quedaría ver el tema de su brazo y el mentón. Le rompieron todo, le sacaron tres dientes y uno quedó colgando”, resumió Mónica la saña con la que actuaron los miembros de la patota.

Luego agregó: “Se ensañaron con él y no es justo lo que pasó. Es la primera vez que ocurre algo así con mi hijo. La verdad que no le encuentro ninguna explicación a lo que pasó, no conozco a estos chicos porque son de otro barrio más lejos, lo que sí sé es que eran más de los seis jóvenes que están detenidos los que agredieron a Valentín”. 

Emboscados.

A pocos metros del ingreso al sector de emergencias del Hospital Ramón Madariaga, dos chicos y una adolescente, amigos de toda la vida de Valentín, aguardaban con ansiedad el parte médico de en relación a la evolución del menor.

Este matutino también dialogó con ellos, aunque por una cuestión de seguridad y por temor a sufrir represalias de parte de los demás integrantes de la patota que aún no han sido detenidos, prefirieron que se resguarde su identidad.

Uno de los entrevistados revivió los minutos posteriores a la salida del local bailable: “Salimos del boliche y cuando llegamos a la esquina nos empezaron a insultar. Luego nos empezaron a buscar pleito y nosotros quisimos evitar el problema, pero saltó uno y empezó a pelear. Nosotros nos defendimos y corrimos hasta la parte donde está la clínica. Ahí le agarraron a Valentín y le tiraron un cascotazo y ahí fue que le empezaron a pegar entre muchos”.

El joven también aclaró que si bien fueron reconocidos ocho atacantes, en total fueron quince personas las que agredieron salvajemente a su amigo. 
También añadió que cuando quiso salir en defensa de Valentín, tres oficiales de Policía que estaban trabajando como seguridad fuera del local lo redujeron y lo dejaron inmovilizado.

“A mí me tumbaron al suelo para que no me meta a defender a Valentín, dejaron que le terminen de pegar y recién cuando llegó el móvil del Comando, los que agredieron salieron a correr”.

“Las veces que vamos al boliche siempre hay problemas con ellos, siempre hubo pica. Siempre hubo problema entre los barrios”. 
En tanto, otro de los amigos del chico agredido comentó que en ningún momento ellos salieron del boliche con la intención de buscar problemas. 
“No fuimos a pelear, salimos, nos intentaron agredir y nos defendimos. Antes, cuando había algún problema, le avisábamos al del boliche y no los dejaban pasar, si no,  nos esperaban a la salida. Siempre eran los mismos los que nos buscaban problema”.

Este último también sostuvo que uno de los agresores tomó una rama de un árbol de la zona con la cual propinó varios golpes. Y remarcó que varios de los desconocidos se paraban sobre la humanidad de Valentín mientras lo insultaban.

Según informó la Policía, por este feroz episodio se detuvo a seis presuntos responsables: Pablo C. D. (19), Marcos “Topo” R. (19), Franco L. (19), Nicolás M. (17) -estos cuatro fueron detenidos durante el mediodía del domingo por el Comando Radioeléctrico-, Eduardo “Polaco” M. (18) y Pablo B. (19). 
A excepción del menor de edad, que permanece alojado en la Unidad Penal IV, los demás están en la Seccional Primera de Apóstoles, a disposición de la Justicia.
Sobre la salud del chico trascendió ayer que permanecía lúcido y estable, fuera de terapia intensiva, a la espera de una cirugía en su brazo izquierdo. Fuera de peligro. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina