Garavano: “La Argentina necesita un nuevo Código Penal”

Jueves 15 de agosto de 2019
Garavano apura el tratamiento del Nuevo Código Penal.
“Más allá de cualquier cuestión electoral, la Argentina necesita un nuevo Código Penal y este gobierno lideró un proceso inédito que concluyó con el envío del proyecto al Congreso”, dijo ayer Germán Garavano, ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. 
Agregó que las autoridades creen que “es muy importante para que los argentinos podamos vivir en una sociedad pacífica y respetuosa” la aprobación de la nueva normativa y destacó que fue redactado por una comisión “pluralista y federal”. 
Las declaraciones de Garavano se producen luego de que el martes legisladores del oficialismo acordaron que la semana próxima la Comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado comenzará a debatir el proyecto de ley del nuevo Código Penal enviado por el Poder Ejecutivo. 
Garavano agregó que “se trata del primer proyecto de reforma integral enviado por un presidente al Congreso desde 1921”. 

Junto a importantes juristas
En tanto, en la reunión de ayer de la Comisión de Justicia y Legislación Penal en el Senado, se acordó debatir “en una primera instancia las disposiciones generales del proyecto y tratar más adelante la parte referida a los delitos en sí mismos”, informaron desde el ministerio. 
El encuentro estuvo presidido por el senador Pedro Guastavino y “se convino que los encuentros serán semanales, y que el Senado convocará a especialistas para sumar aportes”. 
Desde la cartera indicaron además que el primer encuentro se realizará el martes 20. 
Allí serán convocados los integrantes de la anterior comisión redactora del Código, que trabajó entre 2012 y 2014. 
Esa comisión estuvo compuesta por León Arslanián, María Elena Barbagelata, Ricardo Gil Lavedra, Federico Pinedo y Eugenio Zaffaroni. 
En el encuentro de ayer en el Congreso, aunque no hubo quórum, los senadores definieron que la semana que viene comiencen las audiencias para debatir la Parte General del Código, que incluye temas como imputabilidad, ámbito de aplicación, tentativa y participación. 
El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, también propuso terminar la discusión antes de las elecciones de octubre, y dictaminar el proyecto de ley del nuevo Código Penal que se divide en dos partes, la general y la especial, en dos en expedientes distintos.
La intención del oficialismo es aprobar la parte general antes de los comicios nacionales. 
Sin embargo, el peronista chubutense Juan Mario Pais recordó que la Constitución impide dictaminar en dos partes una sola ley, aunque estuvo de acuerdo en comenzar con las reuniones informativas. 
En tanto, el proyecto será también analizado ayer en el Colegio de Abogados de La Plata.

La Justicia investiga el hackeo a la Policía Federal

El juez federal Luis Rodríguez ordenó ayer una serie de medidas “técnicas y de campo” con el objetivo de intentar individualizar a los hackers que el lunes último filtraron públicamente información de la Policía Federal (PFA), informaron fuentes judiciales. 
El caso fue remitido en la mañana a la Justicia federal porteña desde el fuero Criminal de la Ciudad de Buenos Aires y las primeras medidas se dispusieron pasado el mediodía, luego de que el fiscal Jorge Di Lello diera impulso a la investigación.
“El suceso investigado involucraría el ingreso a las bases de datos de la Policía Federal Argentina, utilizando correos de internet apócrifos. Nos hallamos ante la obtención de información sensible que dispone la Policía Federal y que podría comprometer el ejercicio de su función”, informó a Télam una fuente judicial con acceso a la pesquisa. 
El lunes una persona que se identificó con el hashtag #LaGorraLeaks2.0 aseguró a través de un grupo abierto de Telegram haber filtrado una serie de datos reservados de la Policía Federal y de la Policía de la Ciudad, y se adjudicó además el hackeo de la cuenta de Twitter de la Prefectura Naval. 
Ese mismo día, un usuario de la red social Twitter identificado como @lagorraleaks2.0 hizo mención a que había subido en la deep web información relacionada con la Policía Federal, y más específicamente sobre las áreas de bienestar y drogas peligrosas.

Sobreseyeron al senador Marino, acusado de acoso sexual

La jueza federal María Eugenia Capuchetti sobreseyó al senador de la UCR por La Pampa Juan Carlos Marino, que había sido acusado de acoso sexual por una empleada de planta permanente del Congreso, indicaron fuentes judiciales a Infobae.
Según la jueza, “de la lectura de la causa revela que las diligencias ordenadas no han conducido a recolectar elementos de prueba ciertos y evidentes que dieran pie a sospechas respecto de la supuesta actuación de Marino (y los funcionarios legislativos Carlos) Fiorda y (Juan Carlos) Amarilla, donde se vieran involucrados en un hecho de agresión u acoso sexuales o laboral por el que Guebel resultare ser víctima”. La magistrada también dispuso quitarle la consigna policial a la mujer  “en atención al desinterés señalado por Guebel al momento de otorgársele un botón antipánico y no evidenciándose la necesidad de continuar con la consigna policial asignada a su domicilio”. El caso surgió en diciembre pasado cuando una empleada de planta permanente del Senado de la Nación denunció al legislador Marino por acoso sexual y había sido vinculado a una serie de mensajes de WhatsApp en donde –dijo- “me enviaba videos alusivos al sexo”.
La denunciante también habló de un encuentro en donde el senador “directamente me tocó los pechos, y me preguntó cuándo íbamos a tomar un café. También me dijo que me manejara con su jefe de despacho, Pedro Fiorda…”. 
Al analizar el caso, la jueza afirmó que el teléfono celular aportado por Guebel (y que fuera analizado por especialistas técnicos del Centro de Investigaciones Judiciales del MPF-Caba) “arrojó que no existían mensajes de texto ni de WhatsApp, ni videos y/o audios, relacionados con los contactos de Marino y Fiorda que tuvieran alguna connotación sexual”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina