Garantías y planes de ahorro, reclamos de consumidores

Miércoles 24 de julio de 2019 | 01:00hs.
La Omic atiende en el edificio anexo del Concejo Deliberante. | Foto: Norma Traid
Desde hace casi un año funciona en Puerto Rico la Oficina Municipal de Información al Consumidor (Omic), creada por ordenanza 90/18. La oficina está en el anexo del Concejo, en la parte trasera del edificio municipal, y es atendida por dos personas.
Eduardo Kuhn, uno de los encargados de recibir las consultas de los consumidores de Puerto Rico, dialogó con El Territorio y dio detalles sobre cómo paulatinamente los vecinos se van acercando para atender diversas consultas.
“Por lo general vienen para asesorarse cuando se compran un producto con garantía, quieren saber qué deben hacer para que esa garantía funcione como tal, lo que les sucede por lo general cuando un electrodoméstico falla o no funciona”, señaló.
“Las garantías de los electrodomésticos tienen seis meses y en caso de que se rompan, la empresa que lo vende debe hacerse cargo de su traslado y arreglo por lo menos dos veces; si el inconveniente persiste, deben entregar al comprador un producto nuevo”, explicó.
Los ejemplos son frecuentes y comienzan cuando el comprador no está satisfecho con el producto que adquirió, no comprende muy bien los alcances de las garantías o las empresas no responden a los reclamos, en la oficina “la mayoría de los reclamos hasta ahora es por ese tipo de productos”.
Los que le siguen son los planes de ahorro de autos 0Km y el desmedido incremento del monto de las cuotas, los servicios de telefonía, boletas de luz, boletas de agua, tarjetas de crédito, obras sociales y seguros, entre otros reclamos.
Una vez que el vecino se acerca a la oficina, allí se le toma la denuncia “y empezamos un expediente, gestionamos una o dos audiencias de conciliación entre las partes para encontrar una solución rápida”, detalló.
En caso de que las audiencias fracasen, el expediente es elevado a la Dirección de Comercio Interior, donde se inicia un sumario “superada la instancia local, en adelante, se resuelve en Posadas”.
Desde la oficina de Puerto Rico tratan de que las diferencias se solucionen en las audiencias de conciliación: “Siempre les decimos a los usuarios que traten de hablar con las empresas, que no vengan primero acá a hacer la denuncia, pero si eso no progresa estamos a disposición”.
Todo el trámite es gratuito, “lo único que debe pagar el consumidor es la carta documento en caso de que el reclamo se deba hacer ante una empresa que está lejos de la localidad o en otra provincia”.
La gente empieza a concurrir cada vez con más frecuencia a la Omic, especialmente para asesorarse. “Muchas veces esta es la única forma de defenderse, especialmente con los servicios de telefonía, que tienen sus casas centrales en otras provincias. También quienes no tienen recursos para viajar a Posadas o Eldorado a hacer el reclamo o tienen miedo de hacer una denuncia”, detalló Kuhn.

Mitos y procedimientos
Los mitos alrededor de las consecuencias que puede acarrear una denuncia a una empresa por ofrecer servicios deficientes o negligentes son muchos, sobre todo aquellos que sostienen que quien denuncia tendrá serios inconvenientes legales en el futuro.
Los denunciantes deben saber que es importante guardar los comprobantes de compra o aquellos documentos que den cuenta de que ya hicieron un reclamo ante la empresa, como números de gestión, sello en mesa de entrada ante la presentación de una nota o respuestas a correos electrónicos. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina