Fuerte operativo de vacunación en terminales de ómnibus de Posadas y Garupá

Martes 14 de enero de 2020
Griselda Acuña

Por Griselda Acuñainterior@elterritorio.com.ar

La fiebre amarilla y el sarampión concentran la atención en los vacunatorios. El brote en Brasil y ahora la alerta epidemiológica por los casos registrados en Ciudad de Buenos Aires (Caba) obliga a las autoridades sanitarias a instalar postas de inmunización en los lugares de mayor flujo de personas. Es el caso de la Terminal de Ómnibus de Posadas, donde desde el jueves pasado llevan adelante un operativo de vacunación que si bien tiene como población objetivo a choferes y empleados de las empresas de transporte de media y larga distancia, también incluye a los viajeros.
Prestan el servicio de 8 a 12 y de 16 a 21 todos los días.
La medida dispuesta por el Ministerio de Salud Pública contempla además reforzar la vacunación en pasos fronterizos, por lo cual hospitales y centros de atención primaria de la Salud (Caps) cuentan con las dosis necesarias.
Thelma Rótoli, directora de la Zona Capital de Salud del Ministerio, señaló que está semana también se procederá a inmunizar en la terminal de la empresa Crucero del Norte, en Garupá, en el mismo horario.
“La idea es estar en los horarios en los que salen los micros a Buenos Aires, que hoy por hoy es zona de riesgo. Estamos en una alerta por el brote de sarampión en Argentina, que hace 20 años que no había casos y desde 2019 comenzaron a aparecer. Se amplió la zona de riesgo, primero era Ciudad de Buenos Aires y ahora es toda la provincia, entonces hay recomendaciones que tenemos que seguir. aplicar la triple viral a las personas que viajen a este zona de riesgo”, explicó en diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva.
“En un día y medio colocamos 150 dosis de vacunas triple viral, sobre todo los choferes, azafatas y trabajadores de las empresas”, contó Rótoli.
“Estábamos con la recomendación del año pasado de aplicar la vacuna para los niños, pero hoy las recomendaciones cambiaron y se recomienda la vacuna a los adultos que viajan a zonas de riesgo. Los niños deben acreditar dos dosis y los adultos la triple viral”, insistió.
Por otra parte, la vacuna contra la fiebre amarilla se aplica todo el año, en tanto se decide reforzar la inmunización “justamente a la gente que viaja y ante el movimiento turístico”, deslizó.
“Quizás la persona tiene la vacuna pero se le extravió el carnet o directamente no recuerda haberse colocado la vacuna, se la puede colocar. Sobre todo porque hay países que exigen en el ingreso el certificado de vacunas”, destacó, al tiempo que agregó que al margen de los viajeros al exterior, todos los misioneros deben tener la antiaamarìllica, porque es obligatorio, está en el calendario oficial”, indicó.

¿Quiénes deben vacunarse?
De doce meses a 4 años inclusive deben acreditar una dosis de vacuna triple viral (sarampión-rubéola-paperas).
Mayores de 5 años, incluidos los adultos deben acreditar dos dosis de vacuna con componente contra el sarampión aplicada después del año de vida (monovalente, doble o triple viral) o confirmar a través de un estudio de laboratorio la presencia de anticuerpos contra sarampión.
Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque se consideran protegidos por haber estado en contacto con el virus.


Ya aplicaron 3.000 dosis en Buenos Aires

Más de la mitad de los casos de sarampión correspondientes al brote que lleva más de cuatro meses activo -el peor en casi 20 años- se produjeron en Moreno, Merlo y La Matanza​, tres municipios de la provincia de Buenos Aires en los que en los últimos diez días se aplicaron más de 3.000 dosis de la vacuna triple viral a bebés, niños y adultos, en el marco de las acciones de refuerzo de vacunación, entre las que se incluyen la ampliación horaria, extensión a los fines de semana e instalación de postas itinerantes.
Las acciones -realizadas en conjunto con la Organización Panamericana de la Salud- se iniciaron el 26 de diciembre en Moreno y La Matanza, y el 2 de enero en Merlo. Desde entonces, en Moreno se colocaron 2.105 dosis en diez puestos fijos y un vacunatorio en el hospital; en La Matanza, 800 dosis en cuatro puestos fijos y 14 centros de atención primaria con ampliación horaria; en Merlo, 450 en 17 unidades sanitarias que también extendieron su horario de atención y nueve postas sanitarias; según precisaron ante medios nacionales desde el Ministerio de Salud bonaerense
“Son los tres municipios priorizados porque son los que tienen la mayor cantidad de casos, pero eso no quiere decir que sean los únicos en los que se está trabajando”, afirmó la subsecretaria de Planificación y Contralor Sanitario bonaerense, Leticia Ceriani, a la prensa nacional.
En la provincia, a fines del mes pasado se lanzó una campaña territorial contra el sarampión.
“Seguimos teniendo casos sospechosos y confirmados. Por ahora, la mayoría están concentrados en estos tres municipios”, insistió la funcionaria.
“La preocupación es por niños y por adultos. Lo que venimos observando es que donde hay un niño con sarampión hay un adulto que lo contagió. Está habiendo gran cantidad de casos en adultos, que es en la población en la que está menos difundida la vacunación”, añadió Ceriani.
En cuanto a los antecedentes de vacunación de las personas que contrajeron sarampión, el 40% no estaban vacunados, al 15% no les correspondía vacunarse por la edad, el 26% no contaba con el dato de vacunación, el 11% tenía una dosis y el 8%, dos, precisa la última alerta epidemiológica sobre el brote de sarampión en curso emitida por la cartera sanitaria nacional.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina