Fuego Cruzado

Jueves 15 de agosto de 2019
Los Juegos Misioneros 2018 quedaron en el foco de la tormenta.
Diego Vain

Por Diego Vain deportes@elterritorio.com.ar

La mañana de ayer no fue para nada tranquila en el polideportivo Finito Gehrmann. Hasta allí llegaron representantes de la Federación Misionera de Judo, encabezada por su presidente Víctor Galeano, miembros del Ministerio de Deportes, con Rafael Morgenstern al frente, y un grupo de profesores y entrenadores que reclaman irregularidades en la gestión de Galeano.
“Hubo dos puntos que nosotros quisimos exponer. El manejo de los Juegos Deportivos Misioneros del año pasado y lo que sucede con los cinturones negros, que tienen graduaciones sin exámenes”, apuntó Raúl Paredes, quien tomó la voz por parte del grupo que reclama por irregularidades en la gestión de Galeano.
El grupo disidente llegó a Posadas con un pedido para el ministro Morgenstern, el cual tenía varios puntos a tratar.
Desde la cartera deportiva dejaron muy en claro su posición y se ofrecieron como mediadores para encontrar soluciones a los descontentos y para acercar a las partes.
“Sabemos que hay una situación de conflicto en el mundo del judo. Hay una parte del judo que no está de acuerdo con ciertas políticas deportivas de la federación y ciertas situaciones jurídicas. Desde el Ministerio de Deportes convocamos a las partes a una reunión para priorizar puntos de trabajo, para cuidar el deporte”, expresó el ministro Morgenstern.
“Cualquier tipo de discusión y pelea de dirigentes y profesores termina repercutiendo en los chicos y eso desde el ministerio no queremos que suceda”, agregó el funcionario y explicó que “como sabíamos que la situación era compleja, los convocamos y nos pusimos de acuerdo en que, de aquí en adelante, el Ministerio va a ser de mediador entre los puntos de vista que hay”.
“Una parte del grupo de judo va a presentar una lista de ítems que a ellos les gustaría que mediemos y nos vamos a sentar con la federación y vamos a caminar como mediadores en los próximos meses, para intentar que nuevamente se junten y terminen bien por esta disciplina”, cerró el ministro. 
Los reclamos de parte del grupo disidente van más allá de lo meramente deportivo. Si bien pidieron mayor control en los Juegos Misioneros, que se van a llevar a cabo este año, también aseguran que tienen varias denuncias por irregularidades en la gestión de Galeano.
De todas maneras, esas denuncias deberán ser presentadas ante la Justicia, que determinará en sus tiempos si las pruebas son contundentes y los responsables de las irregularidades, si es que las hay, queda demostrado quiénes son.
Para expresar su descontento con Galeano, Paredes recordó un momento en el que fue parte de la comisión directiva y dijo: “Fui tesorero de la federación de Galeano y fue uno de los peores momentos por cómo ellos manejan las cosas”.

Recogió el guante
Por su parte, Galeano minimizó las acusaciones de Paredes. “La mediación de Morgenstern fue muy buena. Fuimos porque nos citaron y hay un grupo de profesores disidentes que no fueron a torneos y se enojaron”, arrancó el presidente de la Federación Misionera.
“Ellos no cumplieron y nosotros, como federación, seguimos adelante”, contestó el presidente.
Además, en cuanto a las acusaciones de irregularidades, Galeano las desestimó y dijo que “la federación está al día con el tema de personería jurídica” y redobló la apuesta: “Si hay irregularidades, que vayan a la Justicia”.
En cuanto a la denuncia por los Juegos Misioneros del año pasado, Galeano aseguró que “fueron perfectos”. “Ahora quieren veedores. No se puede abrir el paraguas antes de que empiece a llover”, soltó el presidente de la federación.
Galeano se lamentó porque en gran parte de los reproches aparecen sus hijos. “Lo más vergonzoso es que metan a mis hijos. Ellos creen que mis hijos viajan porque son los hijos del presidente y no es así. Ellos entrenan seis o siete horas por día”, contó.
Por último, el presidente de la Federación Misionera de Judo fue tajante contra el grupo disidente: “No podemos parar porque dos o tres profes están enojados. Son caprichosos”.
En lo único que ambos grupos coincidieron fue en que la mediación del Ministerio de Deportes servirá para mantener la actividad en los carriles correctos.
De todas maneras, la parte judicial seguramente dejará mucha tela para cortar y tendrá más de un capítulo en esta historia, que desde hace un tiempo largo tiene muchos rumores y pocas certezas. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina