Frotarse demasiado los ojos puede causar daños serios

Miércoles 1 de enero de 2020 | 22:30hs.
Mediante un estudio de imágenes de alta resolución en tiempo real, médicos oftalmólogos hicieron un ensayo sobre lo que podría ocurrir a futuro cuando alguien se fota los ojos excesivamente o con mucha fuerza: se produce una deformación de la córnea y del globo ocular por la presión ejercida.

Junto a su equipo de trabajo, Demian Gatinel, Jefe del Departamento de Cirugía Anterior y Refractiva de la Fundación Rothschild de París (Francia), publicó y dio a conocer el video del descubrimiento en donde se puede ver el movimiento ocular (mediante una resonancia magnética) cuando un paciente se frota los ojos. La fricción ejercida puede provocar glaucoma, cataratas y desprendimiento de retina, pero la patología más frecuente es el Queratocono.

“El queratocono es una deformación que ocurre a nivel de la córnea de manera permanente y progresiva, generando miopía (los objetos cercanos se ven claramente, pero no así los que están lejos) y astigmatismo irregular (visión distorsionada). Esto compromete la vista ya que el paciente presenta una disminución en la calidad y en la agudeza visual”, explica Nicolás Fernández Meijide (M.N. 93172), médico oftalmólogo y sub jefe del Servicio Oftalmología del Hospital Italiano en diálogo con Tn.com.ar.

Se presenta en gente joven, de 20 a 25 años, y va empeorando con el correr de los años y décadas. Muchos de ellos requieren cirugías para corregir el problema: “El trasplante de córnea, se utiliza cuando son casos avanzados y la mayoría necesita el uso de lentes de contacto para lograr una agudeza visual buena”.

“El Queratocono trae problemas crónicos, que requieren de tratamientos adecuados como lo es el implante de anillos intracorneales, crosslinking (exponer la córnea a una radiación ultravioleta), trasplantes de córnea laminar interior o combinación de todos o de algunos de ellos”, explica Fernández Meijide. Se estima que es una patología prevalente ya que uno de cada dos mil habitantes aproximadamente tiene queratoconos y en algunas poblaciones se puede estimar un caso cada 1.400.

El oftalmólogo asegura que aquellos pacientes que asisten al consultorio con la inquietud de operarse, terminan descubriendo través de los estudios que presentan esta enfermedad: “La cirugía refractiva está contraindicada en personas con esta patología, pero hasta no realizar controles, ellos no saben que la tienen”. No hay síntomas visuales puntuales que indiquen la aparición de esta afección. En realidad, es percibido cuando el individuo detecta que no ve bien. “Se da en ambos ojos y siempre hay uno más afectado que el otro. El deterioro es progresivo, excepto en casos raros como queratoconos agudos”, añade.

¿Por qué nos frotamos los ojos?

Usualmente se busca generar un alivio a la sequedad, alergia, picazón o simplemente para despejar la vista, pero otros lo hacen como un hábito compulsivo. Los pacientes con ceguera congénita llevan a cabo un frotamiento ocular ya que generan estímulos visuales en la retina, por ese motivo, este tipo de pacientes mayoritariamente desarrollan queratoconos.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina