Frontera cerrada: únicamente cruzan camiones con víveres

Viernes 3 de abril de 2020
Luego de varios días de conflictos, la zona primaria aduanera de Puerto Iguazú que limita con la ciudad brasileña de Foz de Iguazú se encuentra cerrada sin personas que buscan ingresar al territorio argentino, y en el lugar se puede observar una guardia mínima de efectivos de Gendarmería Nacional, Afip y Migraciones que se encuentra trabajando con los trámites de ingreso de camiones que están exceptuados a la prohibición del decreto nacional.
Las tiendas de campaña y gazebos de Parques Nacionales ubicadas en el lugar que fue bautizado como zona de cuarentena, aun persisten allí, aunque ya no cumplen la función de refugiar a los turistas argentinos varados.
Desde Migraciones aún no dieron a conocer la cifra oficial de personas que ingresaron al país por el paso de frontera desde el inicio de la cuarentena, y lo cierto es que los últimos fueron los 17 que estaban varados en el lugar desde el domingo, y que el pasado miércoles fueron embarcados en un micro de larga distancia con destino final Buenos Aires.
Quedan argentinos alojados en Foz de Iguazú a la espera de la apertura de la frontera, todos ellos están alojados en diferentes hoteles y contenidos por el consulado Argentino en la vecina ciudad.
El trabajo en la zona de frontera, actualmente se reduce el ingreso de camiones por el sector de cargas, los conductores realizan el trámite migratorio en el predio y personal de Afip realiza el control en el edificio contiguo. Respecto al movimiento sobre el puente Internacional Tancredo Neves, desde las fuerzas de seguridad indicaron que no se han registrado inconvenientes de ningún tipo.

Frontera Irigoyen
Por otro lado, en las localidades de Bernardo de Irigoyen y San Antonio, que también están al límite con Brasil, el personal de Gendarmería Nacional dependiente del escuadrón 12 se puso más riguroso en los operativos de control ciudadano  y de frontera ya que esta zona por las mismas particularidades de ser una frontera seca es la más difícil de controlar. Sólo la zona urbana de Bernardo de Irigoyen cuenta con  seis kilómetros de frontera seca y más de treinta hasta San Antonio por zona rural, por ende es muy arduo el trabajo de la fuerza federal en esta zona, pero según lo mencionó el Comandante Principal Gustavo Quintana, la frontera está siendo custodiada y controlada mediante la colaboración también de la policía de Misiones. 
En el paso fronterizo de Bernardo de Irigoyen-Dionisio Cerqueira, después del cierre total hubo varios intentos de ingreso al país que fueron denegados cumpliendo con los protocolos establecidos.
 Por otro lado, hay que tener en cuenta que después del cierre de comercios por dos semanas, desde el último lunes se encuentran abiertos los comercios de las ciudades brasileñas que limitan con Irigoyen.
Por otro lado, la aduana integrada de cargas sigue trabajando normalmente sobre todo por el transporte de víveres que no se puede parar, pero según las averiguaciones que hizo este medio en los últimos dos meses disminuyó el movimiento tanto de ingreso como de egresos de camiones en un 60%, cruzan entre 30 y 50 camiones por día. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina