Fort Lauderdale, otra bella opción para veranear

Domingo 10 de noviembre de 2019 | 09:00hs.
Los turistas que están pasando sus vacaciones en Miami, además de pasar unos días en Hollywood Beach, pueden recorrer un poco más y llegar hasta la tranquilidad de Fort Lauderdale. Está 40 kilómetros al norte de Miami y no dentro de la ciudad, esta es una de las razones por la que se cuenta con un poco más de tranquilidad en esta zona.  
Fort Lauderdale recibe su nombre por una serie de fortalezas construidas durante la segunda guerra seminola, no obstante el desarrollo de la ciudad no comenzó sino hasta 50 años después de que los fuertes fueran abandonados. La ciudad está ubicada en el estado de Florida y también es conocida como la Venecia de América debido a sus extensos e intrincados sistemas de canales, donde se constituye en un popular destino turístico, así como también un importante centro de vela con 42.000 barcos -que son propiedades de los residentes-, 100 puertos deportivos y astilleros, y  sumado a ello 4.100 restaurantes y 120 discotecas.
Al llegar a Fort Lauderdale hay que estacionarse y pagar el espacio en un parquímetro que da el ticket comprobante. Lo primero que se ve son kilómetros de playa y salvavidas atentos. Para llegar a este destino desde Soth Beach, hay que alquilar un vehículo ya que queda bastante lejos, alrededor de 45 minutos de viaje. De todas maneras el viaje vale la pena, ya que trata de una playa muy bella.
Quienes tengan un poco de hambre pueden pasar al Chicken Tropical, que sólo queda a unos metros de la playa, para luego regresar y disfrutar del agua casi transparente. En medio de la playa hay objetos que permiten realizar el alquiler de bicicletas, indicando cuánto tiempo se usará el vehículo (la cantidad de tiempo, aumenta el precio del alquiler), 30 minutos tiene un costo de cinco dólares por ejemplo, esto es alrededor de 297 pesos.
Una vez abonado el dinero se puede retirar la bicicleta, para transitar largos caminos e incluso ir al centro.  En el medio de la playa también hay “duchas para pies” que, al girar la perilla, arrojan agua sobre los pies de los usuarios. Claro que también están las duchas comunes, para quienes quieran eliminar los rastros de agua salada.
En Fort Lauderdale el pasaje intercostal -una serie de ríos, lagos y canales aptos para la navegación- se extienden sobre toda la costa este de los Estados Unidos, y separa las zonas de las playas del centro. El pasaje fue construido excavando una serie de complicados canales que ahora están bordeados por espléndidas mansiones con carísimos yates anclados en sus patios.
En el lado oeste del pasaje intercostal, hay una angosta costa conectada con el continente por medio de puentes levadizos. Sus anchas playas de arena fina están bordeadas de imponentes palmeras. Todo es perfecto para obtener las mejores fotos en el viaje. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina