Fiel a su compromiso - El Territorio Misiones

Fiel a su compromiso

Miércoles 9 de septiembre de 2020 | 05:00hs.
Facundo Alzaga

Por Facundo Alzaga deportes@elterritorio.com.ar

A medidados de mayo, y ante la imposibilidad de poder desarrollar su disciplina debido a la pandemia de coronavirus, el reconocido entrenador de básquet Juan José ‘Huevo’ Bidarra decidió poner en marcha una iniciativa a la que llamó ‘El deporte en acción solidaria’, con la que busca poder aportar su granito de arena y ayudar a los que más lo necesitan.

“Como nuestra actividad está parada sentí la necesidad de poder hacer algo y decidí armar un grupo de trabajo para, de manera independiente, salir a ayudar en los barrios en los que la gente está pasando necesidades”, había comentado por aquellos días el ex entrenador de la selección misionera de básquet.

Con el correr de las semanas y bajo estrictos protocolos, Bidarra pudo retomar sus clases personalizadas de básquet en el club Racing de Posadas, pero no pudo dejar de lado el compromiso que había asumido y la movida solidaria siguió su curso y fue creciendo cada vez más.

Lo que comenzó como una prueba piloto en el barrio 508 viviendas se fue replicando en otros asentamientos de la ciudad de Posadas y también de la provincia. Así fue que ‘El deporte en acción solidaria’ llegó hasta la ciudad de Puerto Iguazú y realizó un arroz a la valenciana para cinco mil personas.

Hace algunos días este grupo que cuenta con aproximadamente doce voluntarios encabezados por Huevo Bidarra llegó al barrio Los Patitos y repartió comida para más de tres mil vecinos. Además se realizó una donación de paquetes de yerba para las familias. 

“Empezamos a trabajar con dos semanas de anticipación en los lugares. Recorremos el barrio y vemos las necesidades más urgentes. Todo se realiza gracias a las donaciones de gente anónima y de amigos que colaboran. A través de esas donaciones nosotros ayudamos porque nos manejamos de forma independiente”, remarcó Bidarra en diálogo con El Territorio.

“Nos cuesta mucho”
Toda esta acción solidaria requiere de un gran esfuerzo por parte de sus protagonistas, que además de gestionar y conseguir las donaciones, luego tienen que trabajar arduamente para cumplir con el compromiso asumido.  Justamente esa falta de compromiso de la gente es uno de los principales obstáculos, contó Bidarra.

“Nosotros invitamos a la gente a que se sume a colaborar y la verdad es que nos cuesta mucho. Son muchos los que realizan donaciones, pero se nos complica conseguir personas que quieran sumarse para colaborar en el lugar propiamente dicho. Todo lleva su trabajo y requiere mucho compromiso”, explicó.

Ante esta dificultad, el ex entrenador de Tokio puso en práctica lo que siempre hacía con sus dirigidos y armó un equipo de trabajo. “Cuando pusimos en marcha esta iniciativa yo les avisé a nuestro grupo de trabajo que acá tenemos que hacer como en la cancha y armar un equipo. Somos 12 personas que nos dividimos por grupos”.

Una vez finalizada la tarea, que casi siempre se realiza los fines de semana, llega el momento más importante para los integrantes de este equipo que es el de volver a casa con el deber cumplido. Con esa satisfacción que genera el hecho de haber ayudado a quienes más lo necesitan y sacarle una sonrisa a un niño.

“La satisfacción que te genera el hecho de poder ayudar es algo muy distinto a lo que te puede pasar en el ámbito deportivo. No lo sentís ni cuando jugás una final. Pasamos muchos nervios porque queremos que todo salga bien, que no llueva, que se respeten los protocolos, que la comida esté en tiempo y forma y que les llegue a todos los vecinos”, remarcó Huevo Bidarra.

“Esto no es un evento deportivo o un partido de básquet, es gente que pasa muchas necesidades y por eso no los tomamos con mucho compromiso”.

Para cerrar, destacó el trabajo y el compromiso que tienen las mujeres en los barrios, que son las que los ayudan para llevar a cabo las donaciones y las que están siempre “al pie del cañón”.

“Las mujeres son las que más compromiso tienen y eso hay que remarcarlo. Los hombres están en una posición muy cómoda. Las que están al pie del cañón y le ponen el corazón son las mujeres, cuando ves las colas de gente buscando comida te das cuenta”, finalizó.

Llevar el deporte a los barrios

Bidarra adelantó que tiene la idea de llevar el deporte a estos barrios carenciados para, además de atacar lo inmediato que es la necesidad de tener un plato de comida, poder dejarle algo a los chicos de cara al futuro y con el deporte como herramienta social. “Quiero involucrarme en esos lugares porque me parece que no vamos a poder cambiar la realidad de mucha de esa gente que pasa necesidades, pero podemos ayudar a los chicos llevando un proyecto deportivo. A lo largo de mi carrera tengo muchos ejemplos de chicos a los que el deporte les cambió la vida”, aseguró. “Hay muchos chicos que tienen la necesidad de jugar, de practicar un deporte. Esa es una salida inmediata porque les transmite valores, entonces el mal ejemplo que puedan tener en la calle o dentro de sus casas se pueda modificar. Vi chicos que tienen un talento increíble, tienen entre 11 y 12 años. Tenemos que meter el deporte en esos lugares”, insistió. “No sólo tenemos que dejar cosas materiales, también tenemos que tratar de dejar algo para cambiar un poco esa realidad. Queremos contagiar estas ganas de ayudar. Que la gente se involucre es algo que nos cuesta mucho. Todos tenemos nuestras vidas y nuestros problemas, pero tenemos que saber que hay gente que la está pasando realmente muy mal”, cerró.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina