Familia sampedrina cocina para otras de bajos recursos

Domingo 5 de abril de 2020
La situación económica de las familias de escasos recursos se complicó aún más con la cuarentena obligatoria, notándose la falta de alimentos en los hogares. Ante la mirada triste de algunos niños por la difícil realidad por la que atraviesan en sus hogares, una familia que reside en barrio Cristo Resucitado decidió echarle más ingredientes a la olla al momento de preparar la comida diaria, completándola de forma suculenta con varios alimentos para dársela a un grupo de familias carenciadas.
La iniciativa comenzó por parte de un matrimonio, que prefiere guardar anonimato, quienes son padres y no pudieron mirar a un costado ante la falta de alimentación de niños que se acercaban a comprar en su almacén. La familia notó que núcleos de hasta ocho integrantes compraban por 50 pesos alita de pollo para cocinar y con el aislamiento la situación se complicaba aún más, ya que no entraba en esas casas el dinero diario o semanal de alguna changa, por lo que decidieron darles una mano.
Como ya tenían en vista quienes serían los beneficiarios, el hombre visitó a esos hogares invitando a que se acercarán hasta su casa para llevarse el almuerzo, llegando a asistir a más de diez familias. Lo destacable de esta iniciativa, más allá de ser voluntaria y significar un esfuerzo por parte de la pareja, es que ellos junto a sus hijos, almuerzan la misma comida. “Nosotros tenemos un autoservicio, vivimos de eso, y te das cuenta cuando vienen a comprar que hay personas que necesitan. Por nuestra cuenta decidimos cocinar y que vengan a buscar la comida. Hicimos una publicación y recibimos mucha ayuda, con eso tendremos para seguir cocinando en cuanto dure esta etapa difícil”, indicó la familia.
Además de contar con el autoservicio, trabajan con un servicio de catering, Elementos Bocaditos, lo que favorece al momento de cocinar una enorme cantidad de comida porque cuentan con las comodidades y elementos necesarios. Además del almuerzo, entregan postre porque entre las donaciones llegó leche, azúcar y masas dulces.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina