Evo Morales llegó a México y aclaró: “Mientras tenga vida, la lucha sigue”

Miércoles 13 de noviembre de 2019 | 02:00hs.
El presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, llegó a México como refugiado político, después del golpe de Estado que sufrió el domingo pasado. El líder del MAS contó que su vida estuvo en peligro y que la intervención a tiempo del gobierno mexicano fue clave. “Estamos muy agradecidos porque el presidente de México me salvó la vida”, fueron sus primeras palabras desde el aeropuerto mexicano.
En su primer discurso desde su salida de Bolivia, el ex presidente dejó también un mensaje para sus seguidores pero también “para todo el mundo”. “No por este golpe voy a cambiar ideológicamente”, destacó luego de denunciar que el ataque contra él se explica tanto por las transformaciones que logró en el país como por su origen. “Si algo de delito tengo es ser indígena, si algo de pecado es que hemos implementado programas sociales para los más humildes buscando la igualdad, la justicia social”, agregó.
Morales viajó en un avión de la Fuerza Aérea mexicana, que tuvo que realizar varios desvíos ya que algunos países le negaron el paso por su espacio aéreo.
Se esperaba que el avión aterrizara en Ciudad de México alrededor de las 8 de la mañana, algo que terminó ocurriendo pasadas las 14. 
Al hablar a su arribo a México, el ex mandatario ubicó como desenlace de la violación del orden constitucional en Bolivia a las elecciones del 20 de octubre pasado, cuando se impuso por diez puntos por encima de Carlos Mesa. “Por el nuevo triunfo en la primera vuelta empezó el golpe de Estado”, denunció, aunque resaltó que el momento clave de su derrocamiento fue “en la última etapa”, cuando “al golpe cívico político se sumó la Policía nacional”.
El lunes a la noche, el propio Evo Morales se despidió de su pueblo. “Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida. Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía”, escribió en su cuenta.
A su turno, Morales contó que al momento de viajar por la tarde del sábado a Cochabamba le ofrecieron a sus guardaespaldas 50.000 dólares para lo entregaran, para graficar el peligro que sufría en territorio boliviano.
“Llegamos aquí sanos gracias a México y sus autoridades, pero tambien quiero decirles que mientras tenga la vida, seguimos en política”, apuntó al hablarle nuevamente a sus seguidores. 
El ex mandatario evaluó que su “peor delito” es que él y sus miebros de gobierno son “ideológicamente antiimperialistas”. “Mientras tenga la vida, sigue la lucha y estamos seguros de que los pueblos del mundo tienen todo el derecho de liberarse”, cerró. 

La travesía aérea para llegar a México

El canciller mexicano Marcelo Ebrard detalló el complicado trayecto que tuvo que hacer Evo Morales para llegar a México. Las complicaciones surgieron, sobre todo, por el intempestivo rechazo de permisos de algunos países latinoamericanos que se habían comprometido a ayudarlo. “La ruta que teníamos prevista para retornar era regresar por Lima, salir por aguas internacionales y llegar hasta México”, resaltó el funcionario. El problema ocurrió cuando el gobierno de Perú suspendió su permiso “por valoraciones políticas” para que el avión pudiera descender en Lima para recargar combustible y continuar su ruta. Mientras se realizaban esas tratativas, el viaje se volvió a prolongar porque le negaron al avión la salida por el espacio aéreo boliviano. Entonces hubo que tomar una ruta por el espacio aéreo brasileño, gracias a que el embajador de Brasil en Bolivia admitió su entrada. “Consiguieron el permiso para volar en el espacio fronterizo de Brasil y ahí salir a Perú”, contó Ebrard. Con este último país también habían tenido que negociar nuevamente para que al menos los dejaran transitar por su espacio aéreo. Pero luego tuvieron que enfrentarse a un nuevo obstáculo porque el gobierno de Lenín Moreno le impidió sobrevolar su espacio aéreo, por lo que el avión tuvo que rodear Ecuador para entrar a aguas internacionales y recién entonces poder continuar el vuelo.

Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta

“Queremos convocar a elecciones lo más pronto posible”, dijo la senadora.
La senadora Jeanine Áñez se autoproclamó ayer la presidencia de Bolivia, en una sesión del Congreso que no tuvo quórum ni contó con la presencia de los congresistas del MAS.
“Asumo de inmediato la presidencia del Estado”, expresó.
“En el caso presente, se materializa la ausencia definitiva por el abandono del territorio nacional por parte del presidente y el vicepresidente (...), lo que obliga a aplicar la sucesión presidencial”, explicó la senadora, argumento por el cual dijo no necesitar el quórum para aceptar la renuncia de Evo Morales y Álvaro García Linera, quienes horas antes llegaron a México en calidad de refugiados políticos.
“Me comprometo a asumir todas las medidas para pacificar el país. ¡Que viva Bolivia!”, exclamó.
“Queremos convocar a elecciones lo más pronto posible”, añadió Áñez, segunda vicepresidenta del Senado, quien poco antes se había autoproclamado titular de la cámara ante la ausencia del presidente y del primer vicepresidente, presuntamente asilados en la embajada de México en Bolivia. 

Bolivia podría suspender suministro de gas al país

La compañía Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) anunció a la Argentina que podría interrumpir la inyección de gas natural debido a la crisis social y política que atraviesa Bolivia producto del golpe de Estado llevado a cabo el pasado fin de semana.
El anuncio fue realizado por el gerente de Contratos de Exportación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Marcelo Laura Guarachi, en una carta enviada a Claudia Mundo, presidenta de la firma estatal Integración Energética Argentina (Ieasa). Guarachi escribió que por la creciente convulsión social que se está presentando en Bolivia, grupos de personas tomaron el campo Carrasco y Estaciones de Bombeo y Compresión de hidrocarburos más cercana. El campo Carrasco se encuentra ubicado en la provincia del mismo nombre de Cochabamba.
El directivo boliviano señaló además que por el creciente conflicto “no se descarta” la toma de otras instalaciones de producción o transporte de gas natural, lo que podría afectar claramente la provisión del combustible. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina