Estudian cómo interfieren los genes en la construcción de la personalidad

Viernes 7 de diciembre de 2018 | 04:30hs.
Por Marcelo Rodríguez

Por Marcelo Rodríguez interior@elterritorio.com.ar

Miguel Pita (42) es doctor en Genética y Biología Celular y desarrolló gran parte de su carrera en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) como profesor e investigador. Esta semana arribó a Posadas en el marco de una colaboración científica junto con la carrera de Licenciatura en Genética de la Universidad Nacional de Misiones (Unam).
En este sentido, ayer dictó una conferencia titulada Genética, evolución y comportamiento en el aula magna de la Facultad de Ciencias Exactas, donde además presentó el libro de su autoría: El ADN dictador, un texto de divulgación científica.
Además, el biólogo forma parte de un equipo interdisciplinario que aborda la genética del comportamiento buscando desentrañar ciertos misterios de la conducta humana, referidos a lo que se denomina “tríada oscura”. Recién llegado a la capital provincial, el estudioso se explayó sobre el tema en una entrevista con este medio.

¿Qué es exactamente lo que está estudiando?
Así como existen variantes genéticas que explican los rasgos físicos, ya sea que seamos tolerantes o intolerantes a algunos alimentos, hay también variantes genéticas que explican distintos comportamientos. En el laboratorio de la Universidad Autónoma de Madrid estamos estudiando variantes genéticas relacionadas con el fenómeno de la tríada oscura de la personalidad. 

¿De qué se trata esa tríada?
Se trata de un compendio de narcisismo, maquiavelismo y psicopatía que se da en algunas personas. Hay individuos que tienen una marcada psicopatía, un marcado narcisismo o maquiavelismo pero a un nivel subclínico. Es decir, se encuentran presentes de manera importante en los individuos pero no patológicamente, sino de forma tal que desarrollan su vida de normal. Esta nombrada “tríada” está muy presente en la sociedad, sobre todo en individuos exitosos; al parecer hay una base genética que nosotros estamos estudiando. 

¿Cómo se analizan esos genes?
Analizamos genes cuyas variantes podrían hacer más propensos a tener esta tríada oscura de la personalidad. Es interesante destacar que estas personas no son enfermos y tienden a ser muy exitosos, grandes líderes, empresarios, personas que manejan muy bien a otras personas porque son maquiavélicos. No tienen reparo en aprovecharse de otras personas porque son levemente psicópatas y además se gustan mucho a sí mismos, porque son narcisistas.

¿En qué etapa de la investigación se encuentran?
Lleva ya un año ya de trabajo. La parte más difícil está hecha, la obtención de muestras. Es difícil porque no se sabe si la gente va a responder a la convocatoria del experimento. Tenemos avanzada la puesta a punto de la metodología, hemos comprobado que el análisis de los genes que queremos estudiar funciona. 

¿Cuando finalizaría?
Todo está preparado para empezar a dar resultados a lo largo de este y del otro año. Estamos también colaborando con un equipo de neurocientíficos que estudian a través de juegos los comportamientos de personas con tríada oscura más marcada y menos marcada. Se analizan las ondas de la corteza cerebral que se están activando en el momento de esos juegos y vemos cómo determinadas personas con una  psicopatía, maquiavelismo o narcisismo más marcado pueden estar mostrando distintas intensidades de ciertas ondas cerebrales, respecto de otras personas.

Entonces, ¿cuál es el objetivo?
Se pretende conocer cómo son los mecanismos que hacen a las personas mas o menos empáticas.
Desde el punto de vista biológico se da una propensión mayor o menor a la empatía, pero uno en su entorno con su educación va a modularlo, va a poder controlarlo. Siempre habrá una biología detrás sobre la que la educación construirá. Con este enfoque psicológico, neurocientífico y genético, pretendemos contribuir a conocer cómo es esa genética de la empatía humana que explica fenómenos como el de la tríada oscura de la personalidad, que es claramente un fenómeno de falta de empatía. 

¿Cómo se obtienen los datos?
En primera instancia se realizan tests psicométricos, se completan las escalas y se obtiene la información psicológica. Luego esos participantes entregan una muestra de saliva, ahí hay material biológico del cual se pueden recuperar moléculas de ADN a partir de las que se puede ver cómo son las variantes de los distintos genes de la persona.
Todos tenemos los mismos genes, pero de cada gen podemos tener una variante que lo haga más eficiente o menos eficiente. Estudiamos las variables para cada individuo de entre genes que han sido contrastados como relacionados con la empatía; uno de estos genes implicados es el del receptor de oxitocina. 

¿Cómo funciona?
La oxitocina es una hormona que discurre por el cuerpo en ciertas ocasiones como cuando nos encontramos con gente a la que le tenemos afecto, cuando mantenemos relaciones sexuales, o cualquier situación placentera. Ese receptor con determinadas características hace que la oxitocina sea mejor o peor, más o menos eficiente entrando en ciertas zonas de nuestro cerebro, eso lo determina el ADN.

¿En ese caso, qué cambia?
Cuando es menos eficiente entrando en esas zonas del cerebro la gente es menos empática, porque tiene menos habilidades para sentir placer siendo generosa con otras personas, de tal manera que las personas empáticas lo que tienen es mucha facilidad para permitir el ingreso de la oxitocina en determinadas regiones del cerebro, porque tienen ciertas variantes genéticas.
No existe un determinismo genético, sino una propensión que luego ambientalmente y con la voluntad de cada uno se modula, pero esa pretensión está ahí y se puede leer en forma de receptores de oxitocina en el cerebro.

¿De qué trata el libro ‘El ADN dictador’?
Es un texto que persigue en un lenguaje muy accesible y coloquial explicar qué aspectos de nuestra vida cotidiana están condicionados por nuestra genética y hasta qué punto. Por ejemplo, los rasgos empáticos o determinadas preferencias a la hora de elegir los  alimentos, la elección  de pareja, los comportamientos o propensiones a enfermedades.
Es un libro que intenta abarcar todos los aspectos que tienen que ver con la genética que yo encontré que les interesaban a mis amigos, que no son académicos. Después de muchos años escuchando sus preguntas o inquietudes intenté armar un libro que tiene alma de novela, para hacerlo más digerible.

Perfil

Miguel Pita
Investigador y Profesor de Genética en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Científico de cabecera en el programa Tiempo de Juego. Autor del libro ‘El ADN dictador’.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina