“Esto es financiarle la campaña a un partido político, no a la Argentina”

Domingo 17 de marzo de 2019
Los especialistas aseguran que el creciente nivel inflacionario no se detendrá en el corto plazo en el país.
Ante el inminente desembolso de 10.800 millones de dólares por el FMI y el anuncio de las subastas diarias de hasta 60 millones de dólares para contener el alza del dólar, economistas y ex funcionarios del Ministerio de Hacienda y del Banco Central analizaron las medidas  informadas.
Para Guillermo Nielsen, los 9.600  millones de dólares que se subastarán con aval del FMI para calmar al tipo de cambio no serán suficientes. “El mercado te lo puede relativizar en cuatro o cinco jornadas, no es una cantidad, ni una situación, respecto de la confianza, para alardear demasiado”, consideró el ex secretario de Finanzas.
“El Fondo se está comprando un problema hacia adelante. El próximo gobierno que va a poder tener una actitud durísima con el Fondo porque me parece que esto es financiarle la campaña a un partido político en la Argentina, no es financiar al país”, afirmó el economista. Recordó que cuando Luis Caputo estuvo al frente del Central tomó los primero 15.000 millones del organismo y los “revoleó con mucha rapidez. No veo la convicción del Gobierno yendo a las soluciones de fondo”, dijo.
Según el ex embajador argentino en Alemania, todavía se percibe la consecuencia de las tasas altas durante tanto tiempo. “Se puede tener tasas alta para frenar una corrida durante 30 o 45 días, pero no durante seis meses porque lo que se provoca es una daño al tejido productivo, y no solo a las pymes, sino a las grandes empresas”.
De su lado, Mercedes Marcó del Pont aseguró que el pensamiento neoliberal desarrolla siempre los mismos planes con iguales consecuencias y sufrimiento social y productivo. “El dogmatismo y la necedad que están demostrando es muy importante. Estamos en medio de una pulseada especulativa. El Central perdió herramientas porque se las cedió al mercado financiero. Hace un mes las tasas 20 puntos más bajas y en un mes las tuvo que subir porque el mercado se las impuso”, expresó.
“Toda la deuda que se está tomando se está dolarizando y fugando. Es una lógica muy perversa de endeudamiento sin contrapartida. Nadie le quiere poner el cascabel al gato”, remarcó. “Todos saben que este proceso es inconsistente e insostenible y que en algún momento vamos a un desmadre cambiario más importante. La duda es si era antes o después de octubre, pero ya hay señales preocupantes de que se puede precipitar otra crisis cambiaria. Con estos instrumentos o lo que permite hacer el Fondo, que le quita autonomía, tiene poco grado de libertad para dominar una pulseada cambiaria”, advirtió.
De su lado, el ex titular del Central, Mario Blejer, consideró que el modelo económico del Gobierno “no es  real y está acabado”. Aseguró que en la Argentina “no se puede instrumentar una dolarización. No sé si va a lograr el déficit cero”.
Mientras que el director de la Deuda Externa de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (Umet), Arnaldo Bocco, dijo que el nuevo desembolso es una “excepción” que recibe la Argentina en medio de una “política económica compleja”.
“La política macroeconómica no da ningún resultado: se sustituyó las Lebac por las Leliq, la acumulación de deuda interna con las emisión semanales del Banco Central, la masa total emitida que supera los 1.150 billones y los intereses que hay que ir pagándolos, hace imposible que esa política de exteriorización y el subsidio a la tasa de intereses de los encajes bancarios, en 62% o 63%, y sin crédito para el sector real, la economía se contraer.
El ex ministro de Economía, Ricardo López Murphy, dijo que el país está sumergido en una crisis inflacionaria.
“Esto fue la respuesta a un mal diseño de la política económica al inicio del gobierno, cuando subestimó la gravedad de la situación fiscal y dar una respuesta que solo consistía en endeudarse. Ahora vemos la consecuencia de ese proceso”, enfatizó. Aclaró que los auxilios y programas de corrección llegaron en el 2018, pero que el Gobierno de Cambiemos cometió errores en los dos años anteriores. “Si se acumulan un proceso de deterioro y patología, cuando empieza la terapia, lleva un tiempo largo”, destacó. Recordó que la lluvia de inversiones fue una falsa ilusión. “Cuando se discutía en 2015 qué se debía hacer, yo decía que hay que enfrentar los problemas de entrada para llegar al final del mandato aliviado y encausado”, indicó.

“Ellos viven en una nube”

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, sostuvo que “el Gobierno vive en una nube y no entiende lo que le está pasando al ciudadano de a pie”. Afirmó que después de tres años de gobierno de Cambiemos, las únicas empresas con ganancias son las de luz, gas, petróleo y autopistas. “Todas actividades que fueron beneficiadas por decisiones regulatorias, pero además son todas empresas que tienen un vínculo con quienes hoy integran el Gobierno”, añadió en declaraciones radiales. Aseguró también que “el presidente que venga va a tener que hace un esfuerzo muy grande. El que diga que mágicamente se resuelve todo miente. Y ese esfuerzo requiere de un gran acuerdo económico y social”. “Por primera vez, todos los candidatos tenemos que comprometernos en políticas de Estado. El tema medioambiental, de producción y empleo, de cuidado de la moneda y el crédito, el mercado laboral. Argentina tiene que salir de la idea de que vamos cuatro años para un lado, cuatro años para otro, y empezar a recorrer un camino que le de certezas a la gente en medio de tanta incertidumbre”, señaló.


3,8%

Febrero.
En el segundo mes del año, el índice de precios al consumidor para la Argentina fue del 3,8 por ciento, según los datos oficializados por el Indec la última semana.

Autoridades auguran una recuperación del poder de compra

El secretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda, Miguel Braun, aseguró que la inflación en 2019 “va a ir bajando de manera gradual”.
Además pronosticó una recuperación en el poder de compra de la gente a partir de paritarias por encima del índice inflacionario.
“Venimos de un proceso inflacionario de muchos años y el año pasado se aceleró producto de la fuerte devaluación después del impacto económico que tuvimos con la sequía y los shocks internacionales. Este año el Banco Central está implementado una política monetaria muy dura que apunta a que la inflación vaya bajando y de hecho va a ser más baja que el año pasado”, indicó Braun en diálogo radial. 
Si bien el funcionario reconoció que la misma “sigue en niveles elevados (3,8 por ciento en febrero a nivel nacional) en parte por el aumento de los precios regulados y porque todavía quedan coletazos de la devaluación”, consideró que con los “anuncios que se realizaron y con el manejo serio del Banco Central, la inflación va a ir bajando de manera gradual”.
Asimismo, Braun pronosticó un aumento en el poder de compra de los trabajadores y de los jubilados producto de paritarias que se negociarán por encima de la inflación. 
“Este año estamos viendo que por un lado las paritarias van a recuperar en términos reales un poco el poder de compra, ya que van subir más que la inflación y lo mismo va a pasar con las jubilaciones. Vemos que este año va a ser todavía difícil, pero va a ser un año de recuperación del poder compra”, sostuvo.
Respecto a los movimientos del tipo de cambio en las últimas dos semanas, el cual llegó a tocar un máximo superior a los 43 pesos por dólar el jueves de la semana pasada, y que ahora se estabilizó en torno a los 41 pesos por dólar, Braun explicó que desde agosto del año pasado el mismo tuvo una cotización estable.  

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina