Estiman aumentos del 20% en diferentes rubros y se profundiza la incertidumbre

Miércoles 14 de agosto de 2019 | 06:00hs.
Nazarena Torres

Por Nazarena Torres politica@elterritorio.com.ar

La escalada del dólar y la inestabilidad que reina en el país no dejan de ser motivo de preocupación de economistas, empresarios, comerciantes y vecinos en general. 
Es que lo que ocurrió con la economía tras las Elecciones Primarias del domingo no fue más que el puntapié para la profundización de una crisis que viene haciendo estragos hace tiempo en los bolsillos de los ciudadanos. 
La incertidumbre ante lo que vendrá es imperante y las pocas señales visibles no avizoran un horizonte prometedor. 
Las consecuencias comienzan a llegar de a poco, por lo que los consumidores ya buscan hacer previsiones, comprando productos antes de que haya una suba aún mayor en los precios. Sin embargo, ya hay rubros -como ferretería o electrónicos– que decidieron paralizar las ventas hasta tanto los proveedores no envíen las nuevas listas de importes actualizada. 
Los comercios y supermercados, en ese sentido, ya adelantaron la suba de los valores al consumidor y la suspensión de ofertas, como se vio también en Posadas y municipios del interior (ver Los precios...). 
Los pedidos de acciones concretas hacia el gobierno nacional no paran de escucharse desde distintos sectores, (más información en página 6).
 Una de las mayores preocupaciones deviene de un posible nuevo incremento en los precios de los combustibles, que indefectiblemente derivaría en un aumento generalizado aún mayor en alimentos, servicios, vestimenta y demás productos. 
Según consignó Surtidores.com, “el fuerte golpe que recibió el peso luego de las elecciones de primer término causó efecto sobre el canal de ventas mayorista. Diferentes empresarios que se dedican al reparto de combustibles al campo, industrias y estaciones de servicio sin marcas, se quejaron por el imprevisto aumento de entre un 15 y 20 por ciento en el precio de los productos”, pese a que aún no se oficializó el incremento.
Asimismo, destacaron que la falta de señales claras respecto de lo que sucederá con los precios, provocó que algunas estaciones de servicio decidieran suspender el cobro con tarjetas de crédito y la financiación a través de cuentas corrientes. 

Comercio
Los comercios en general ya manejan ciertos números que corresponderían a los incrementos que alimentos y otros productos básicos sufrirían en los próximos días. Aproximadamente -destacaron – rondaría el 20 por ciento.
Víctor Fera, propietario de Maxiconsumo, indicó que se va a hacer lo posible para trasladar en menor medida los precios dolarizados a los productos en góndola, alcanzando subas del 20%, “pero la pregunta que hay que hacerse es qué va a hacer el Gobierno, porque esto realmente ha sido algo inesperado”. 
“No puedo creer de que no tenían estadísticas respecto a la diferencia electoral y eso es lo que asustó a la gente. Pero no porque haya ganado la otra fórmula en las Paso, sino porque hemos tenido o incurrido en una mentira más y hoy nos encontramos con un escenario totalmente distinto a lo que se esperaba, y eso realmente impactó”, dijo en diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva.
Por su parte, Carlos María Beigbeder, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP), señaló a El Territorio que “se estima que el combustible subirá un 20 por ciento y en sintonía será eso lo que subirán los demás precios”. 
“Con lo que ocurra hoy con el dólar (por ayer) se va a saber bien de cuánto será el incremento final, pero de que las cosas van a aumentar es seguro”, añadió. 
Y adujo:“Del viernes a hoy somos un 20 por ciento más pobres, y eso es una locura. Los salarios no se actualizan como los precios y no hay rubro que se salve de un aumento en los combustibles”. 
Tanto Beigbeder como Fera desestimaron un posible desabastecimiento. 
“Quiero llevar tranquilidad a todo el mundo de que no va a haber faltantes, ni desabastecimiento, estoy totalmente seguro. Y si hubiese sería por grandes operadores monopólicos que operan contra el gobierno”, puntualizó el propietario de Maxiconsumo.

Responsabilidades
Beigbeder apuntó a una necesidad de responsabilizar a la clase dirigente por las decisiones que toma. 
“Ellos nunca ponen el pecho, somos nosotros, el pueblo, los que nos hacemos cargo de todo siempre”, atestó. 
Al tiempo que destacó: “Nos responsabilizan a nosotros de lo que ocurrió, nosotros no tenemos la culpa de nada, el Presidente es el que elige al ministro de Economía, no nos merecemos esto que está pasando”. 
De igual forma, Fera fue muy tajante a la hora de responsabilizar sobre las acciones que se están llevando adelante. Manifestó que es el gobierno nacional es el que tiene que tomar las medidas para readecuar la situación. 
“Tenemos que esperar que el gobierno de una vez por todas se decida a decir lo que realmente está pasando, la verdad preocupa lo que pasó con las encuestas, porque es mentirle a la ciudadanía”, especificó. 
Además, aseveró que para lograr estabilizar de alguna manera la economía será necesario llegar a acuerdos entre ambas fuerzas (Macri y Fernández). 
“La solución tiene que partir desde el Gobierno, o si no el país se va a ir a default directamente. No tengo ninguna duda de que habría que hacer convenios para llegar a octubre, para que no siga sufriendo la ciudadanía. Eso no los hace menos hombre o mujer, los hace mejores personas”, exclamó. 
Y concluyó: “Hay que ponerse a trabajar, echar a los incapaces que lo engañaron, que son los encuestadores, cambiar el gabinete y mejorar la gobernabilidad hasta octubre”. 

También las grandes empresas

Las grandes empresas de consumo masivo frenaron las entregas a mayoristas y supermercados o ya enviaron nuevas listas de precios con subas escalonadas del 20 por ciento. Harinas y derivados, aceites, artículos de limpieza e higiene personal aumentaron los precios, aunque en las góndolas todavía no se siente plenamente. Los supermercados también están en pie de guerra contra la industria porque les aumentaron los precios de las entregas que ya se habían pactado. Todo recaerá, más temprano que tarde, sobre el castigado poder adquisitivo del salario. En otros rubros hay una paralización total de actividades, desde los despachos de acero hasta ventas de resmas de papel en los kioscos, pasando por aumentos “de todo” en mercerías y ferreterías en un 20 por ciento.

Los precios se deben consultar en caja

En varios comercios de Puerto Iguazú, como también sucedió en Posadas, se comenzaron a ver productos sin precios expuestos. En lugar del importe, se visibilizaron carteles que indicaban: “Por razones de público conocimiento, los precios se están modificando, de acuerdo a las listas pasadas por las empresas, consulte el precio en caja”. En Posadas, algunos comercios mayoristas plantearon que podían consultar en caja. Mientras que desde un mayorista de San Javier, adujeron que no se están restringiendo las ventas de mercaderías, pero sí en ferreterías o electrónicos. “Se suspendieron las ventas porque no tienen certezas de los precios”, remarcaron. En El Soberbio aseveraron que aún no se registraron importantes aumentos, pero sí la restricción de ventas en harinas y aceites. Solamente se pueden comprar dos kilos o litros, respectivamente.

También hay consultas para renovar los alquileres

La renovación de contratos de alquileres en la ciudad de Posadas se resiente ante la disparada del dólar y Adrián Torres, presidente de la Asociación de Inquilinos de la provincia de Misiones, comentó -al programa Acá te lo Contamos por Radioactiva- que lo único que pueden hacer es tratar de asesorar ante la actual situación financiera. 
"Como siempre una vez más tenemos que pagar los platos rotos de la especulación ante esta situación financiera. Hay algunos que estaban finalizando su contrato y no tienen la posibilidad de renovarlos porque quieren renegociar el precio y se hace más difícil todo porque las personas tienen que absorver estos incrementos", dijo.
En relación al incremento del dólar remarcó que dolarizar en Argentina, "es una cuestión cultural lo que da la posibilidad de aprovecharse cuando sale disparada la divisa, la gente busca protegerse como puede. Cada uno protege su capital y lo ideal en estos últimos tiempos es hacerlo con esta moneda".
"Nos encontramos con estas situaciones y se hace difícil porque no hay herramientas para poder subsanar esta situación porque es un acuerdo civil, esto es lo más triste porque no hay protección hacia los usuarios pero tenemos que ver cómo asesorar para poder llegar a una resolución alternativa al contrato", señaló Torres.

Urgen un feriado cambiario y la declaración de emergencia pyme

Desde la asociación de Empresarios Nacionales (Enac) para el Desarrollo Argentino se presentó un documento al gobierno nacional con diversos puntos devenidos en medidas para apaciguar lo que está ocurriendo con la economía. 
Marcelo Michalski, uno de los referentes de Enac, contó la incertidumbre cambiaria que atraviesa el mercado y cómo afecta a las empresas que buscan crecer en el país. 
En diálogo con Radioactiva expresó: “Estamos tratando de entender un poco qué nos está pasando”. 
“El Gobierno debe hacerse responsable de la situación ante la corrida cambiaria que ya impulsa el dólar a $60 devaluándose en horas un 30% nuestra moneda nacional”, dijo. 
En un comunicado, la Enac proponen una serie de puntos al gobierno nacional para enfrentar esta situación. 
“La primera es que se declare un feriado bancario y cambiario de forma urgente para frenar la secuencia que conocemos de otras épocas y es realmente fatal para la producción y los pueblos”, determinó.
Asimismo, Michalski  puntualizó en que “lo que estos aumentos del dólar y fluctuaciones generan frenan la entrega de materia prima o se cambian los precios de manera tal que  es imposible mantener una cadena de comercialización”. 
También solicitaron que se declare la emergencia pyme, la suspensión de embargos por parte de la Afip, que se suspendan despidos en medianas y grandes empresas y que se cancelen también los aumentos de precios inmediatamente.
“Estos pedidos, como la emergencia pyme y la suspensión de embargos, ya fueron planteados varias veces”, manifestó el empresario. 
Al tiempo que agregó: “Incluso en su momento hasta se pidió la renuncia del ministro de Producción Dante Sica, porque está sólo de un lado del mostrador, sin ver lo que necesitan las pymes realmente”. 

Fijadores de precios
Por otra parte, el referente de Empresarios Nacionales aseveró que hay una importante falta de control por parte del gobierno nacional a las empresas monopólicas que son las fijadoras de precios.
“Creo que no se controla a los fijadores de precios monopólicos porque son amigos del gobierno, en Argentina hay 3500 grandes empresas que tienen diálogo con el gobierno, que son energéticas, exportadoras de cereales, que distribuyen la leche, grandes supermercados, y hoy mirás los titulares y son de terror. Los grandes ganadores de una devaluación son los fijadores de precios y el Gobierno los considera sus aliados, porque los aliados nunca fueron las pymes”, exclamó.
En ese sentido, Michalski  remarcó que “la situación está siendo desesperante y notamos una enorme sensibilidad, como que quiere castigar al pueblo por haber votado en las Paso”.
“Demandamos que se ejerza las funciones ejecutivas con rigor para evitar mayores perjuicios para el aparato productivo nacional y para los argentinos. Exigimos que frene este terrorismo financiero que sólo va a generar más hambre, miseria, desocupación y cierre de fábricas”, se detalló además en el documento presentado por Enac. 
Mientras que además, se planteó la necesidad de “reactivar el consumo interno haciendo efectivas todas las negociaciones paritarias de los trabajadores de las empresas privadas y del Estado con las cláusulas correspondientes para compensar la inflación, actualizando también las jubilaciones y la AUH para reactivar la producción nacional y fomentar el trabajo registrado”. 
“Necesitamos que el gobierno asuma sus responsabilidad”, concluyó Michalski.

Casas de  autopartes complicadas y con subas

Un informe elaborado por la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) advierte que la industria de autopartes atraviesa “una dinámica contractiva” que llevó a cerrar el primer semestre del año con una caída de ventas del 21,6 por ciento.
En ese contexto, Luis Holz, gerente de JIT Autopartes sostuvo: “Mis proveedores me avisaron que la lista tienen un incremento del 20 por ciento, y que era en forma momentánea hasta que se acomode esta inestabilidad”. “Yo en particular, estoy manejando las listas anteriores hasta que se acomode un poquito el tema”, dijo. 
Al mismo tiempo, argumentó: “Para el año que viene todavía no se maneja de forma fehaciente los números, pero los rumores dicen que depende el tipo de gobierno van a subir o no los precios. Yo creo que la inflación no va a parar, sea el gobierno que sea, hasta que se acomode esto va a pasar bastante tiempo”. 
Indicó que los autopartes dependen mucho del dólar por el alto componente importado.
“El incremento se fue escalonando. Mi rubro se viene conteniendo para no aumentar en gran medida y realizar la venta de stock que tenían los proveedores”, insistió. 
Al tiempo que remarcó que “en nuestro caso, ofrecemos mucho el tema de servicios como cambio de lámparas, escobillas. Hemos sentido mucho la baja de ventas pero la compensamos con servicios y la gente nos sigue eligiendo, usamos la creatividad para ir subsistiendo”.
Por su parte, desde Autopartes Sol, una de las distribuidoras más grandes de Misiones, comunicaron que “la mayoría de las fábricas no suspendieron los envíos de pedidos y facturación”.  
Indicaron que seguirán enviando los pedidos siempre que las cuentas corrientes no sean de más de 60 días o supere el tope establecido. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina