Escuelas especiales buscan estrategias en aislamiento

Martes 7 de abril de 2020
Los padres buscan adaptarse a la par de sus hijos.
Las escuelas especiales se encuentran en plena búsqueda de distintos mecanismos de enseñanza y aprendizaje para llegar a sus alumnos durante la cuarentena, teniendo en cuenta la complicación que conlleva trabajar con niños que padecen discapacidad a través de las plataformas de internet.
“Cada maestra arma su grupo de padres a través de WhatsApp mediante actividades correspondientes a la etapa diagnóstica, la cual se basa en contenidos ya dados y con qué aprendizaje están incorporados, para que a partir de allí el maestro comience a planificar”, comenzó explicando a El Territorio Lorena Benítez, directora de la Escuela Especial 65  de El Alcázar. 
Y detalló: “Para quienes no tienen WhatsApp se trata de que alguien cercano baje y se lo acerque, pero la gran mayoría no tiene conectividad y si la tiene es cuando tiene crédito”.
Por otra parte, Benítez comentó que los contenidos son tomados de la plataforma y adaptados, “también vendrán cuadernillos de la Nación para trabajar y adaptarlos. En nuestra modalidad es un poco más complejo ya que la mayor parte de nuestra población necesita una atención personalizada. Las docentes dan los contenidos y mediante videos muy simples y en poco tiempo una explicación que pueda entender su alumno o su familia”.
Según señalaron varios docentes que trabajan con niños con discapacidad, es mucho más complicado trabajar a distancia, ya que la mayoría necesita un apoyo constante para cada actividad y a los padres muchas veces les cuesta poder transmitirles la tarea.
Desde la Escuela Especial 12 de Montecarlo, la directora Viviana Arrúa afirmó: “Es complejo llegar a las familias, algunos docentes optaron por hacer cuadernillos y se pidió a las fuerzas de seguridad que les acerquen ese material, muchos no tienen teléfono, computadora  o internet”.
A través del departamento de psicopedagogía de la escuela se está realizando un relevamiento de las principales dificultades que se tiene para llegar a los alumnos en esta época de cuarentena, trabajo que les servirá para buscar nuevas estrategias a futuro.
“Nos manejamos con audios por WhatsApp e imágenes. Trabajar con discapacidad es más complejo que una escuela común, algunas familias no tienen preparación, no completaron ni la primaria y no pueden ayudar al niño a hacer la actividad. También tenemos un Facebook donde vamos mostrando las tareas y las conclusiones de los chicos, estamos buscando la mejor manera de que puedan seguir adelante”, concluyó Arrúa.
Sin embargo, a pesar de las dificultades las familias de los niños -al igual que ellos- buscan adaptarse a los nuevos modos de aprender en época de aislamiento social. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina