ESA: aumenta matrícula rural por el programa

Domingo 16 de septiembre de 2018
Maricela Rotela

Por Maricela Rotela redaccion@territoriodigital.com

El programa la Escuela Sale de la Aula (ESA) cumplió un año de su implementación y ya son más de 180.000 los chicos que concurren a los más de 150 talleres que se ofrecen en cada uno de los establecimientos educativos que solicitaron su adhesión.
Actualmente son 71 las instituciones que se incorporaron y se encuentran en lista de espera unas 36. Así lo aseguró la coordinadora provincial del programa, Patricia Kijuk, en diálogo con El Territorio. “A partir de este año se incluyeron dos municipios más que son  General Urquiza y Santo Pipó, pero siempre, dentro de lo posible, se van incorporando de acuerdo a las necesidades”, sostuvo.
Este programa que consiste en el dictado de talleres en módulos de 40 minutos, apunta a revertir la inasistencia en las aulas y la deserción escolar a causa del trabajo infantil. “Aumentaron las matrículas en las escuelitas rurales que es donde los chicos más faltaban. En Corpus, por ejemplo, se da que las inscripciones no dan a basto por la cantidad de niños que volvieron a la escuela que antes dejaba n porque se quedaban en las chacras trabajando con sus padres”.
“Los chicos almuerzan en la escuela y continúan con los talleres, eso ayuda económicamente a las familias. Por otra parte, dentro de los talleres aprenden una cantidad de actividades que por ahí no están a su alcance”, afirmó.
Sobre las variedades de los talleres y la aceptación que existe a cada uno de ellos la coordinadora remarcó: “Los talleres se tratan de danzas, teatros, idiomas, tenemos escuelas rurales que dan inglés. Son posibilidades que se les está dando al  alumno que no tiene otras opciones con el fin que no se aleje de las aulas. Los estudiantes se interesan por la mayoría porque se dictan de acuerdo a la realidad de cada uno, pero lo que es teatro, música, radio y los deportivos son muy concurridos. El de huerta, por ejemplo está funcionando muy bien, ellos mismos sacan sus verduritas y con eso se cocina en las escuelas”.
El alumno debe contar con el acompañamiento de toda la familia para reforzar el aprendizaje y es por ello que existen talleres destinados a sus integrantes. “A los padres también les encantan los módulos, participan en cada uno de los que ofrecemos. Contamos con el dictado de Carpintería para padres donde hacen bancos para las aulas y bibliotecas”, explicó Kijuk.
“Dentro de las planificaciones se busca que cada taller sea innovador, atractivo y que aborde problemáticas en la enseñanza de los chicos, entonces nosotros profundizamos justamente en las áreas en las que hay dificultades, que son de las jornadas común” y agregó: “Si tenemos talleres que no son atractivos, se hacen reajustes de contenidos y se trabajan otros tipos, por eso justamente todos son del gusto de los chicos, participan y están presentes en las clases porque realmente les gusta”, aclaró.
El programa, que depende del Ministerio de Educación de la Nación, planifica incorporar a más  establecimientos de toda la provincia. “Lo que queremos de aquí en más es implementar esta modalidad en más escuelas, esa es la idea, pero tenemos que esperar que exista una autorización desde Nación, eso nos permite tanto la inclusión como avanzar en infraestructura y materiales". 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina