Enrique Pinti: “El coronavirus le dio una tregua a la grieta”

Jueves 26 de marzo de 2020
“Esto parece una película de ciencia ficción. Un apocalipsis extrañamente espectacular, en donde afloran las mejores y las peores cosas del ser humano, como en cualquier situación de riesgo. Pero acá también está apareciendo algo que no es lo mejor ni lo peor: es lo más boludo”, señaló Enrique Pinti en una entrevista con Teleshow, sobre el coronavirus, la cuarentena preventiva obligatoria establecida por el gobierno nacional y en relación a quienes hacen caso omiso de la normativa de quedarse en casa.
Pinti expresó: “Los inconscientes que meten la pata están cometiendo un crimen”.
Como rara vez sucede, la primera reflexión del entrevistado coincide con un buen punto de partida para comenzar a escribir: un pantallazo general de la situación y palabras contundentes para llamar la atención del lector. No se podía esperar menos de un artista de la talla de Enrique Pinti, que con la misma mordacidad con la que realiza sus monólogos ahora manifiesta sus temores ante la pandemia del coronavirus. Y también hace su implacable crítica a quienes no cumplen con la cuarentena.
El humorista está refugiado en su casa en Buenos Aires desde el 11 de marzo junto a un primo, Roberto. Su edad -80 años-, la diabetes y “una pequeña insuficiencia renal”, según sus palabras, lo ubican en el grupo de riesgo frente al Covid-19, y eso lo llevó a aislarse por voluntad propia cuando terminó la temporada de teatro con la obra Al fondo a la derecha. Pasa los días leyendo y mirando series y películas como muchos argentinos. Intenta dedicarle varios minutos de cada día a caminar por el pasillo de su propiedad para moverse pero ya está “harto” de hacerlo siempre bajo el mismo paisaje.
“El problema que tengo es que por la diabetes soy insulinodependiente. Con la insulina no hay drama porque te la tienen que dar gratis, el tema son unas tiritas de plástico que se venden en todos lados y sirven para colocarlas en el indicador de insulina, algo totalmente necesario: yo me mido la insulina tres veces al día. Y esas tiritas de plástico estaban a 1200 pesos y las subieron a 4900. ¡No tienen vergüenza! Las tengo que comprar igual. Yo no tengo problemas económicos, pero si esto sigue tres o cuatro meses más, no sé…”, explicó a Teleshow.
De todas formas, la indignación de Pinti está vinculada principalmente a aquellas personas que no cumplen con la cuarentena obligatoria: “El poder de decisión del ser individual es terrible. Yo puedo tener mi poder de decisión y mi libertad individual pero para otro tipo de cosas, no para esto. Alguien puede decir ‘yo estoy en contra del aborto’ y yo puedo decir ‘quiero el aborto’ porque me parece que es una libertad individual y, en todo caso, me jodo yo. Es algo individual. Pero acá todo se multiplica por ser una pandemia absolutamente planetaria. En otro contexto es un problema egocéntrico y narcisista, pero en estos momentos es un crimen. Realmente es un delito de falta de humanidad, conciencia y hermandad”.
Manifestó su confianza en las decisiones que está tomando el Gobierno Nacional y aseguró que  “El coronavirus le dio una tregua a la grieta”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina