Encuentran muerta a la madre que buscaba a su hija desde hace 7 años

Viernes 3 de abril de 2020 | 16:45hs.
Beatriz empeoró de su salud con la desaparición de su hija Miriam.
La tristeza sacude nuevamente a la familia López del barrio Anselmo de Candelaria. Esta mañana de viernes, Beatriz Rosa Sosa fue hallada muerta por su nieta de 18 años, quien al encontrar a su abuela desvanecida, llamó al Comando Radioeléctrico. Los policías, al llegar al lugar junto a la médica de guardia del hospital, Andrea Viveros, constatan que la mujer estaba sin signos vitales y al desconocerse la causa del fallecimiento, se preserva el lugar para las pericias correspondientes y el cuerpo será sometido a una autopsia para establecer las causas del deceso.

El dolor de Beatriz
La historia de Beatriz Sosa fue relatada por El Territorio cuando en noviembre de  2013 su hija Miriam Lopez (31) salió a hacer compras en la noche del 25 de ese mes y nunca más regresó al hogar.
Beatriz hizo múltiples denuncias, incluso relató en una de esas denuncias, que a su hija la llevó un joven, que, como sabía que ella padecía epilepsia, la bajó frente a la comisaría local y se fue.

La búsqueda de Beatriz fue intensa y cargada de dolor, con una luz de esperanza cada vez que alguien le decía que creía haber visto a Miriam, como el caso de un joven correntino quien aseguró haberla visto con un bebé en un prostíbulo en Corrientes, situación que golpeó fuerte a Beatriz ya que cuando ella dio aviso a la Policía de Candelaria sobre el dato, el joven se desdijo y la búsqueda empezó de cero nuevamente.

Beatriz y su familia pasaron por muchas situaciones difíciles , entre ellas excavaciones que realizaron en el patio de su casa por orden del juez buscando a la chica, pruebas de luminol, allanamientos en la vivienda, todo sin resultado positivo.
Junto a su otra hija, Beatriz empapeló la localidad de Candelaria y localidades vecinas con la foto y datos de su hija y un día se encontró con que manos anónimas habían arrancado todos los afiches, según denunció Beatriz a El Territorio en junio de 2014, pero volvió a intentar, sin obtener resultados.

Luis López en su momento había declarado, "voy a seguir buscando a mi hija, moriré buscándola y ojalá Dios me de vida para poder volver a abrazarla nuevamente y que los responsables vayan a prisión".
Hoy al dolor por la desaparición de su hija quien actualmente tendría 38 años,  se le suma la repentina muerte de su compañera de vida.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina