En Oberá reclaman un espacio para internaciones

Domingo 2 de agosto de 2020
La pasta base, uno de los peores flagelos que denuncian desde Oberá.
Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

La Pastoral de Adicciones de la Diócesis de Oberá cumple una misión imprescindible en la contención de personas que cayeron en las garras de las drogas.

En tal sentido, precisaron que en los últimos meses se incrementó la cantidad de pacientes que acuden por asistencia, algo que preocupa ya que los números no descienden desde hace tiempo en esta zona de la provincia.

Por ejemplo, citaron que en mayo disponían de 580 historias clínicas, número que a junio se elevó a 604.

“En lo que va de la pandemia se incrementó la cantidad de pacientes. Entre mayo y junio se sumaron 24 y va en aumento”, comentó a El Territorio José Fabio, referente de la Pastoral.

Asimismo, precisó que debido a las restricciones de la primera etapa de la cuarentena se vieron obligados a suspender la atención presencial, aunque mantuvieron la asistencia telefónica. En este marco, se detalló que las urgencias fueron derivadas al Hospital Samic.

“Actualmente atendemos dos días por semana, con cinco personas por turno. Las mayores complicaciones se dan con pacientes de localidades cercanas que no pueden viajar por las restricciones en transporte público”, precisó Fabio.

“Otra dato interesante es que la mitad de los pacientes son mujeres”, agregó preocupado por la situación que ve a diario.

Al respecto, añadió que durante la cuarentena también registraron un aumento en los casos de abstinencia, al tiempo que insistió con la urgencia de contar con un espacio de internación y tratamiento en Oberá, ante el gran número de pacientes que acude de toda la zona Centro.

“Falta espacio para la rehabilitación y ya no damos abasto a tanto trabajo”, admitieron desde la Pastoral a este medio tiempo atrás.

Al no poseer espacio para tratar a las personas allí, quienes aceptan realizar un tratamiento prolongado de desintoxicación son derivados a instituciones de Posadas, lo que muchas veces dificulta la recuperación por el desarraigo que implica para el paciente.

Niños y adultos mayores
Actualmente la Pastoral de Adicciones dispone de un equipo interdisciplinario integrado por psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales que asiste a los adictos y brinda contención a los familiares.

“Tenemos pacientes que se iniciaron a los 10 años y atendemos gente de hasta 70, que son los mayores que tenemos registrados”, indicó Fabio.

Tiempo atrás, desde el organismo alertaron sobre el avance del denominado paco o pasta base de cocaína en esta ciudad, lo que grafica la magnitud del problema.

Asimismo, subrayaron la necesidad de coordinar acciones en conjunto entre organismos del estado e instituciones del medio para afrontar el drama de las adicciones.

La ayuda que brindan desde esta entidad religiosa es totalmente gratuita y la sede funciona en calle Gobernador Barreyro 730.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina