“En Misiones está el biotipo para el básquet”

Sábado 15 de febrero de 2020
El entrenador símbolo del básquet nacional transmite sus conocimientos a los chicos y chicas de la región. | Foto: Sixto Fariña
Ayer se puso en marcha el primer campus de básquet de Oscar “Huevo” Sánchez en Misiones y más de 50 jugadores de toda la región, incluyendo Paraguay, dijeron presente en las instalaciones del club Bartolomé Mitre. La primera de las tres jornadas que llevará adelante hasta mañana Oscar junto a su hijo Mariano, ambos reconocidos en el ambiente nacional e internacional, fue de presentación y una intensa clase de movimientos. 
“Tenemos un estilo de 32 años que fue el que nos dio los resultados. Es entrenamiento, entrenamiento y enseñanza. Busco que los chicos se lleven dos o tres fundamentos importantes: un gesto, un movimiento de pies, un gesto de tiro...siempre lo simple hay que hacerlo bien”, remarcó Huevo, entrenador símbolo de este deporte en Argentina. 
“Siempre consideré a Misiones, Chaco y parte de Formosa como el lugar donde está el biotipo para el básquet. A veces nos vamos a recorrer las colonias, por esta zona hay mucha gente alta...a Rubén Wolkowyski lo traje de Chaco y sin ir más lejos Finito Gehrmann fue referente en la década del 60 y 70. Pero lo que predico no el solamente la altura, predico que los chicos sepan fundamentos”, analizó el técnico campeón de la Liga Nacional con Atenas en 2002. 
Sánchez viene realizando su campamento desde hace más de 30 años de manera ininterrumpida por lo que conoce del paño formativo y el recambio generacional. “En la actualidad hay un estilo de juego diferente. Hoy le pregunto a los chicos que básquet ven y todos te dicen la NBA...la NBA no es un ejemplo para el básquetbol en formación”
“Stephen Curry tira de mitad de la cancha, James Harden juega uno contra ocho...el básquet en formación es más democrático, más de pasar la pelotas”, agregó. “Los vestuarios de NBA no lo podes creer, los jugadores tienen 60, 70 pares de zapatillas en su locker, dejan las joyas y nadie toca nada, es otro nivel...es galáctico, es un show para verlo y lo peligroso es que lo estamos tomando como ejemplo; los chicos tienen que darse cuenta de que eso es para 20 o 25 jugadores”.
Sánchez también tuvo el privilegio de hacer debutar a Manu Ginóbili en la Liga Nacional y fue un timón importante de quien hoy es considerado como el mejor de la historia en Argentina. “No puede surgir otro Ginóbili. Es difícil tener padres que sean ejemplos como los de Manu...quizás eso se puede conseguir, pero cuando tenés 200 millones de dólares en la caja de ahorro te mareas...Emanuel es un tipo culto, preparado, sabe idiomas, no se abre, no es cholulo...es un personaje, pero para mantener semejante fama tenes que ser así. Para Ginóbili primero está el equipo y después está él”, cerró.

Un ladero con pergaminos
Mariano es otro de los grandes referentes de la actualidad. Antes de este curso el bahiense se encontraba entrenando al Barcelona de España, equipo en el que desarrolla su carrera Juan Ignacio Marcos, la perla de 19 años que se formó en Misiones.
“Juani tiene una excelente conducta y puede seguir creciendo en Europa...tiene muy buen control de cuerpo y velocidad, no piensa en otra cosa que generar espacios para los demás. Tiene orden y esa lectura le da mucha soltura para generar ataques a los espacios, aunque tiene que mejorar su físico para generar otras opciones de ataque”, dijo Mariano, quien además tuvo en honor de poner en forma a Luis Scola antes del reciente Mundial. 
“Tuve la posibilidad de prepararlo. Gracia a Dios los resultados de él fueron buenos para clasificar a los Juegos Olímpicos y para que le vaya bien en cuanto a su récord personal. Lo principal era que pueda llevar el equipo adelante y lo que aprendí en su preparación fue muy bueno”, concluyó. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina