En febrero licitarán las villas turísticas en el Parque Iguazú

Viernes 7 de diciembre de 2018 | 07:00hs.
Sigue en crecimiento la polémica por la instalación de alojamientos dentro del Parque Nacional Iguazú. Se trata de los proyectos ‘Glamping, campamento temático en la selva’ y 'hosterías en la selva con vista al río o a Cataratas'. En ese marco, comenzó en la ciudad turística una junta de firmas para rechazar las obras y preservar la selva del parque, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994.
Este trabajo es desarrollado por la Fundación Amigos de los Parques, que busca elevar un pedido al presidente de la Nación para impedir que las obras previstas se concreten. La fundación pretende reunir al menos 40.000 firmas hasta el 11 de diciembre.
Incluso en las últimas horas se supo de la presentación de dos proyectos de declaración en Concejo Deliberante, pero que aún no se sabe cuándo serán tratados en el recinto.
El concejal Lucio Schreiner, autor de uno de esos proyectos, resaltó en los considerandos que la obra dejará el área de Cataratas totalmente desprotegida, que provocará una competencia desleal a toda la ciudad, ya que el turista encontrará todo en esa zona y perjudicará sobremanera a la provincia, al municipio y a los habitantes.
Así, se advierte que el visitante que se aloje en esos centros no necesitará ir a la ciudad de Iguazú para aprovisionarse de otros enseres, motivo por el cual no dejará dividendos en la economía local.
Es por ello que el edil pretende que se declare a Iguazú en “estado de alerta” y solicitó que Parques Nacionales remita información sobre los proyectos. Incluso no descartó la posibilidad de interponer un recurso judicial para frenar la licitación, ya que el Concejo tiene ese poder y facultad.
Ante la inquietud ciudadana, desde Parques Nacionales explicaron a El Territorio los alcances de los proyectos y negaron que se trate de la construcción de villas turísticas. Afirmaron que “se busca poner en valor los espacios de usos públicos que ya fueron designados con anticipación, que se encuentran con uso limitado o sin uso en la actualidad”. Además dijeron que “el proyecto Oportunidades Naturales es un programa interinstitucional que acompaña una política de estado orientada a posicionar a la Argentina como destino mundial de turismo de naturaleza, entendiendo en ese desarrollo una herramienta de crecimiento y promoción de economías regionales y generadora de divisas”.
Señalaron que “las posibilidades de inversión estarán disponibles a los interesados de modo definitivo y vinculante a través de un concurso público nacional e internacional, que estará disponible en el sistema de contrataciones del Estado a partir de febrero de 2019 y los productos a desarrollar serán de bajo impacto visual, con altos estándares de sustentabilidad en construcción, materiales, manejo de energía y efluentes en zonas ya destinadas al uso público, que serán orgullo y ejemplo para el mundo”.
En ese sentido, el director nacional de Uso Público de Parques Nacionales, Eduardo Ceccotti, en diálogo con este medio insistió en que los proyectos publicados en el sitio web argentina.gob.ar/oportunidades-naturales/parques/iguazu fueron planificados para ser desarrollados en espacios destinados, con anterioridad, a uso público del visitante. Aclaró: “El concepto de villas turísticas o venta de lotes en el parque nacional es totalmente erróneo, se trata de una concesión por un tiempo determinado, generalmente de diez años y luego los bienes son del Estado”.
Ceccotti resaltó que “quizás la falta de información o desinformación acerca del proyecto generó cierta incertidumbre y enojos en la población en general”. Sobre el proyecto de creación de nuevos productos en el Parque Nacional Iguazú, resaltó que “estos nuevos productos en zonas de uso público serán ecosustentables y de baja escala, permitiendo ofrecer al visitante experiencias de contacto con la naturaleza, en entornos imponentes y de reconocimiento internacional”.
Finalizó: “La superficie total del parque es de 67.000 hectáreas, actualmente el área destinada al uso público de los visitantes es de 300 hectáreas, solamente el 0,5%. Y los nuevos productos ocuparán diez hectáreas dentro del uso público ya existente, es decir no habrá desmonte y tampoco invasión de espacios en selva virgen”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina