Empresas y empresarios que hicieron obras para Yacyretá

Domingo 12 de agosto de 2018
En cuanto a cada una de las empresas que estuvo vinculada a Oscar Thomas a través de Yacyretá, se encuentran Iecsa, Sacde y Suco.
Iecsa, fue originalmente liderada por Franco Macri, padre del presidente Mauricio Macri.
Y fue Ángelo Calcaterra quien aceptó confesar que Iecsa le entregó al gobierno de Cristina Kirchner bolsos con dinero en negro.
El arrepentido es el primo del presidente Mauricio Macri.
La empresa era la histórica constructora de la familia Macri hasta que cambió de manos, en 2007.
Iecsa era la pata constructora de Socma, el emporio de los Macri.
Fue adjudicataria de importantes obras públicas, entre las que se encontraba Yacyretá.
Luego, en marzo de 2017, Pampa Energía, la compañía de Marcelo Mindlin propietaria de Edenor entre otras empresas, se quedó con Iecsa, la constructora que hasta entonces pertenecía a Calcaterra y que había quedado envuelto en conflictos de intereses en obras públicas por ser primo del presidente Macri.
Tras la adquisición, la compañía pasó a llamarse Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (Sacde).
Esta última, forma parte en la actualidad de los ocho consorcios que agrupan a 24 empresas que habían formalizado las ofertas para las obras del brazo Aña Cuá del complejo hidroeléctrico de Yacyretá, cuyos inicios de obras están previstas en 2019 y terminarán en 2023.
La apertura del segundo sobre se conocería allá por octubre.

Cerca del poder
En tanto, el ex CEO de Iecsa, Javier Sánchez Caballero, es quizás por el escándalo de los cuadernos Gloria el preso más incómodo para la Casa Rosada.
Fue la mano derecha de Ángelo Calcaterra, el primo de Mauricio Macri, durante todo el kirchnerismo.
Su vínculo con la constructora comenzó antes, en tiempos de Franco Macri, y se extendió hasta marzo del año pasado.
Sánchez Caballero fue implicado en Brasil como uno de los enlaces locales de Odebretch para pagar sobornos en la Argentina.
Iesa, Odebrecht y la italiana Ghelli ganaron la licitación para soterrar el Sarmiento, obra que, luego de numerosas idas y vueltas, comenzó en 2016.
El monto de ese megaemprendimiento nunca se puso en discusión y representó más de 3000 millones de dólares. Además, Iecsa participó de varias Uniones Transitorias de Empresas (UTE) con Austral, la constructora de Lázaro Báez.
El 17 de marzo de 2017, el empresario Marcelo Mindlin compró Iecsa, la rebautizó Sacde y desplazó a Sánchez Caballero.

Wagner, el otro empresario
Carlos Wagner preside Esuco, una de las empresas que dominaba la obra pública de Santa Cruz hacia 2003.
Fue, durante años, la cara visible de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco).
Wagner, también se acogió a la figura de colaborador imputado y quedó en libertad, luego de comprometer aún más a Julio De Vido, con quien había construido un sólido vínculo.
La empresa de Wagner construyó en 2001, obras en Río Gallegos, viviendas y rutas en Santa Cruz desde que Kirchner era gobernador.
También le puso su firma al aeropuerto de El Calafate, en 2008.
En cuanto a Misiones, a través de la EBY, construyó la protección costera Yacyretá.
La declaración de Wagner se transformó en clave porque habló de como el sistema de la obra pública pagaba "un retorno del 10 al 20% a la política" y así el mismo Estado les "otorgaba obras de ingeniería civil" mayoritariamente.

Los arrepentidos
Son 38 imputados en donde ya han declarado nueve empresarios y mañana será el turno de Cristina Kirchner.
En total, hay 10 "arrepentidos" y 15 detenidos.


El ex secretario de De Vido se presentó ayer

José María Olazagasti, ex secretario privado de Julio De Vido, se entregó ayer en la sede de la calle Cavia de la Policía Federal Argentina.
Olazagasti era buscado desde el viernes, cuando el juez Claudio Bonadio libró una orden de detención en su contra, en el marco de la causa de los cuadernos. El juez también pidió la detención del ex funcionario Claudio Uberti, quien todavía está prófugo, y de los empresarios Juan Carlos Lascurain y Raúl Vertúa, ambos detenidos el viernes.
El hombre cercano al exministro de Planificación Federal ya había presentado un escrito en la causa luego de que Oscar Centeno lo mencionó en reiteradas oportunidades. Tras la declaración de Carlos Wagner, extitular de la Cámara de la Construcción, y Luis Betnaza, hombre clave de Techint, Bonadio ordenó la captura de Olazagasti, quien se entregó en una sede de la Policía Montada.
Tanto Olazagasti como Uberti fueron señalados por el ejecutivo de Techint, Luis Betnaza, como parte de un entramado organizado para el cobro de coimas.
De esta manera, Claudio Uberti, ex director ejecutivo del Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi) y señalado como el embajador paralelo de la Argentina en Venezuela, y Oscar Thomas, ex director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), son los imputados que permanecen prófugos.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina