Empresario fue asaltado al salir de su aserradero por delincuentes armados

Domingo 12 de julio de 2020 | 01:00hs.
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

Tres delincuentes, a cara descubierta y fuertemente armados, interceptaron el viernes por la mañana al dueño de un aserradero de Puerto Esperanza cuando salía de su empresa y le sustrajeron su camioneta de alta gama. 
Sin embargo, eso sólo fue e comienzo de lo padecido. Y es que bajo fuertes amenazas e intimidaciones, los delincuentes se llevaron a la víctima y a su acompañante dentro de la camioneta  durante unos 12 kilómetros, hasta que fueron abandonados en cercanías a un yerbal.
De esta manera, los desconocidos escaparon en la Toyota con los celulares de los damnificados y más de $30.000 en efectivo. 
El violento atraco se produjo cerca de las 10 en un aserradero ubicado a la altura del kilómetro 1.586 de la ruta nacional 12, propiedad de Manfredo Haraldo Rauschmayr, un eldoradense que desde hace ya muchos años tiene su empresa en Puerto Esperanza y que ya padeció otro dramático episodio similar hace pocos meses. 
En diálogo con El Territorio, Haraldo narró los minutos de tensión que padeció junto a su amigo Juan José cuando ambos salían del establecimiento maderero abordo de su Toyota Hilux gris. 
“Estaba saliendo del establecimiento, llevaba a un amigo que bajó abrir el portón. Ahí saltaron de las malezas tres individuos con armamento pesado, uno con una Ithaca, otro con una escopeta recortada y el restante con un pistolón. Se atravesaron, nos hicieron bajar a mí y a mi acompañante y nos obligaron a ir en los asientos de atrás”, recordó el damnificado, quien en ese momento se dirigía a otro punto de la localidad con cerca de $35.000 en efectivo que estaban destinados al pago del salario de sus empleados. 
El hombre añadió que los delincuentes llevaban el rostro descubierto y que el más agresivo era el que iba de acompañante del conductor. Los describió con acento paraguayo, delgados y de entre 20 y 30 años. 
“Nos llevaron hacia la zona del arroyo Aguaray Guazú, se adentraron por el camino terrado hacia el paraje 12 de Octubre, pasando la fábrica de fécula de mandioca. Ahí hicieron unos kilómetros más hasta que detuvieron la marcha. Cuando nos bajaron, a mí me hicieron mirar para otro lado y me dijeron que no me diera vuelta. A mi acompañante lo hicieron arrodillarse con la mirada hacia abajo mientras lo encañonaban”, relató el empresario. 
Luego, los delincuentes escaparon rápidamente del lugar, aunque antes de hacerlo devolvieron los abrigos y las billeteras con las tarjetas y documentaciones de las víctimas. Sin embargo, sí huyeron con los teléfonos celulares y otros $5.000 que llevaba Juan José entre sus pertenencias.  
Sobre el modus operandi de los delincuentes, el entrevistado apuntó: “Todo indica que llegaron caminando y que estaban esperando a que saliéramos porque cinco minutos antes había salido un colega con su familia en un vehículo de similares características pero blanco. Cuando salió el vehículo blanco cerraron el portón y estaban esperando que alguien de nosotros baje para abrir y ahí nos llegaron”. 
Por otro lado, contó que hechos como el del viernes no son aislados y que en la localidad existe una fuerte preocupación. “Vamos a instalar cámaras de seguridad en el aserradero, aunque si vienen de países vecinos no es impedimento para esta gente. En la manera que actuaron, a cara descubierta, significa que vienen haciendo una logística y un control de los movimientos para después actuar. Los vecinos, en línea general con los que estuve hablando, están más que preocupados”, puntualizó. 
Al ser consultado por el operativo de búsqueda por parte de la Policía de Misiones, contó que desde la Unidad Regional V de Puerto Iguazú se hicieron una serie de rastrillajes por distintos puntos de la localidad y que el foco de la búsqueda se centra en zonas rurales de Wanda y Libertad, aunque tampoco se descarta que los delincuentes hayan llegado hasta la zona de Mado. 
“La modalidad, según me comentaron, es quitar los asientos traseros de los vehículos para luego llenarlos de mercadería ilícita. Lo más factible es marihuana, toman rutas internas terradas con destino a Brasil”, cerró el empresario.

En cifra

$35.000

El empresario maderero llevaba en su poder cerca de 35.000 pesos en efectivo que estaban destinados al pago de varios de sus empleados.


En una semana, otras dos Hilux fueron robadas en Eldorado y Wanda

El sábado 4 de julio otras dos camionetas fueron robadas.
Según los últimos registros que lleva adelante este matutino, con la camioneta sustraída en Puerto Esperanza es el tercer robo de vehículos de este tipo que se produce en una semana en la zona del Alto Paraná. 
Los dos últimos episodios de registraron en Eldorado y Wanda, con poca diferencia horaria entre uno y otro, según comentaron fuentes que intervinieron en ambos hechos. 
El último antecedente tiene que ver con otra Toyota Hilux que fue denunciada como robada el sábado 4 de julio a un vecino del barrio Felipe I de la localidad de Wanda. 
Según se informó desde la Policía de Misiones, el vehículo había sido robado un día antes, en horas de la noche a Carlos A. 
Por fortuna, horas más tarde, dicha la camioneta fue hallada abandonada en una zona de malezas en una zona rural de Puerto Esperanza. 
Por otro lado, ese mismo sábado 4 por la mañana, pero en el barrio 20 Viviendas de Eldorado, efectivos de la División Prevención de Delitos de la Unidad Regional III recuperaron otra Hilux robada horas antes en la Capital del Trabajo. 
El vehículo había sido robado mientras estaba estacionado frente a una vivienda ubicada sobre la calle Sarmiento del Kilómetro 6 de Eldorado. 
Durante los primeros minutos de la madrugada, Daniel D. (60) advirtió que desconocidos se habían llevado su camioneta y de inmediato alertó a efectivos de la seccional Primera. 
Lo llamativo del caso es que mediante un llamado anónimo los efectivos policiales lograron saber el lugar exacto donde se encontraba el rodado sustraído. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina