Elaboran mapeo de los comedores de Posadas para reforzar envío de leche

Miércoles 9 de octubre de 2019 | 03:00hs.
Por Emmanuel López Del Valle

Por Emmanuel López Del Valle politica@elterritorio.com.ar

La Ley de Emergencia Alimentaria en Misiones, de reciente sanción por parte de la Cámara de Representantes, comenzó a tejer sus primeras líneas de acción. En tal sentido, el refuerzo de la entrega de leche a comedores de Posadas es una de las primeras medidas adoptadas.
La normativa estableció la creación del Programa Provincial de Seguridad Alimentaria y Nutricional que, a través de la creación de consejos de emergencia alimentaria, cada municipio definirá líneas de acción para la aplicación y elaboración de informes sobre asistencia a merenderos y comedores, como también, de subsidios para los vecinos.
Se conoció que ayer comenzó la primera reunión entre el intendente de Posadas, Joaquín Losada, junto con las organizaciones sociales para comenzar a definir líneas de acción, de cara a la aplicación de la normativa que fue sancionada a mediados de septiembre. Esos sectores se encargarán de la diagramación y de la logística para la entrega de alimentos a los sectores que más necesiten de los recursos.
En el encuentro de ayer, difundieron los sitios donde operan los comedores en la capital provincial y solicitaron la ampliación de los turnos donde se provee los alimentos, para abastecer la creciente demanda. Además, el gobierno provincial se encargará de elaborar un convenio con productores para la compra de frutas y verduras, que se incorporarán en la dieta de los niños y jóvenes.

Primeras estrategias en Posadas
Para comenzar a llevar adelante la normativa que establece la emergencia alimentaria en todo el territorio misionero, integrantes de la Municipalidad de Posadas y referentes de organizaciones sociales se reunieron ayer para definir las líneas de acción.
Al respecto, Santiago Enríquez, director de la Unidad de Coordinación y Control de Gestión del municipio de Posadas, afirmó que “se organizó una mesa de diálogo de la cual participaron todos los referentes, que conformarán el consejo de seguimiento para garantizar el cumplimento de la Ley de Emergencia Alimentaria”.
Indicó que la reunión se concretó luego del encuentro que mantuvieron la semana pasada todos los intendentes de la provincia, los cuales tomaron conocimiento sobre la normativa y establecieron los pasos a seguir.
“Entre los principales puntos, se construyó un mapeo de la cantidad de comedores que hay en Posadas, y a partir de eso, determinar cuáles son las zonas más críticas y cuáles las más atendidas por parte de las organizaciones sociales”, precisó el funcionario en diálogo con El Territorio.
Especificó que en Posadas existen unos 120 comedores, repartidos en toda la ciudad y que, gran parte de ellos, se sitúan en los barrios más populosos del municipio.
Sobre el contexto actual, afirmó que en los últimos meses incrementó el número de comedores en Posadas, como consecuencia de la actual crisis que atraviesa el país. Asimismo, enfatizó que desde la Municipalidad se procedió a reforzar las raciones de alimentos para 97 comedores.
Respecto a la reunión que se llevó adelante, informó que las organizaciones sociales plantearon la situación que atraviesan muchos de los comedores y que una de las principales demandas pasa por la infraestructura de los centros que cobijan a decenas de familias. 
Afirmó que desde la Municipalidad se encargará de la adquisición de leche para repartir en las diferentes entidades. 
“Con fondos propios, se ordenó que se haga la compra de packs de leche para implementar desde ya la medida, para que los niños y niñas tengan garantizada la copa de leche”, dijo Enríquez.
Añadió que tal iniciativa formará parte de una primera etapa, hasta que se aplique en su totalidad el Programa Provincial de Seguridad Alimentaria y Nutricional, creado a los fines de la reciente sanción de la Ley de Emergencia Alimentaria en la provincia.
También adelantó que hoy, desde las 17, se convocó a una nueva reunión entre el municipio y los integrantes de las organizaciones sociales, para definir el reparto de la leche, a partir del mapeo de los comedores que se conoció ayer.
A su vez, informó que la segunda etapa del programa que regirá en Posadas consistirá en el refuerzo de las raciones de las comidas de los alimentos, que implicará un mayor destino del presupuesto para el área.
Asimismo, explicó que entre finales de este semana y la próxima se concretará una nueva reunión entre intendentes y gobernación para exponer sobre los avances de la aplicación de la normativa. 
“Tenemos que tener un panorama mucho más completo, porque la situación es crítica y hay una demanda de la sociedad para erradicar el hambre que persiste en la ciudadanía en general”, comentó.

La perspectiva organizacional
Una de las aristas importantes para la aplicación de la medida son las organizaciones sociales, quienes informaron al municipio el estado de situación en los comedores los cuales atienden.
Al respecto, Hugo Arévalos, de la corriente Pueblo Unido, destacó la normativa sancionada semanas atrás por Cámara de Representantes y que, tras la promulgación, se concretaron diversas reuniones para definir estrategias para paliar la crisis alimentaria. “La semana pasada fue la reunión con todos los intendentes, de ver cómo se va a conformar los equipos y hoy (por ayer) fue la reunión con Joaquín Losada para definir líneas de acción”, mencionó a El Territorio.
Respecto del encuentro que se concretó ayer, Arévalos dijo que se puso en común con qué elementos cuenta cada organización para colaborar: “Cada uno de los representantes de las organizaciones sociales informó qué herramientas posee cada una, para comenzar a definir las líneas de acción y aplicar en su totalidad la Ley de Emergencia Alimentaria”.
Además adelantó que “se puso en común quiénes son las organizaciones que participan activamente para colaborar con los alimentos”. 
Y también, que se comenzó con la elaboración de las estrategias que se enmarcarán desde ahora y durante el período que rige la emergencia en todo el territorio provincial, durante 24 meses.
“Todos los actores sociales saben cómo es la situación, que es de público conocimiento. La problemática es grave, porque hay que paliar el hambre. Con esta medida, con las primeras reuniones, tenemos que superar la situación”, refirió el integrante de Pueblo Unido.
Por su parte Fabricio Tejerina, de Barrios de Pie, informó que la reunión de ayer fue para definir los refuerzos para comedores y merenderos en Posadas.
Detalló que se trabajará en conjunto con el Colegio de Nutricionistas, quienes se encargarán de brindar datos sobre los tipos de alimentos que ingerirán los niños.
“Todas las organizaciones vamos a controlar cómo se aplica el programa. Como tenemos más contacto con los comedores y las organizaciones, se pasó los datos de las ubicaciones de los merenderos y sobre qué alimentos se les provee a los niños”, comentó.
A su vez, indicó: “Buena parte de los merenderos hacemos la comida para los más necesitados, y detectamos que varios de los jóvenes tienen problemas de salud”.
También afirmó que el gobierno provincial se encargará de proveer los insumos clave para la elaboración de los alimentos desde las cocinas centralizadas, en las que se agregarán frutas, verduras y mermeladas.
“Una de las líneas planteadas es el trabajo con los productores, en el que la Provincia se encargará de la compra y el trabajo en conjunto con tales sectores”, mencionó Tejerina.
Agregó que se definirán otras estrategias para adecuarse a los planteos de la ley, que continuará en los próximos meses.
“Vemos que en los últimos tiempos aumentó exponencialmente la demanda de los alimentos en los comedores. Muchos de ellos hacen fila, esperan por un plato de comida. Tenemos que proveer de alimentos que aporten los nutrientes que son necesarios para el desarrollo de los niños. Hay mucha espera y demanda”, refirió el dirigente de Barrios de Pie. 

En cifras

120

Es la cantidad de comedores que existen en Posadas. Gran parte de ellos se sitúan en los barrios más populosos de la capital provincial


El gobierno afirma que la normativa se trabajará en dos etapas

Desde el gobierno de la provincia indicaron que el plan de la Ley de Emergencia Alimentaria se trabajará en al menos en dos etapas. 
La primera se extenderá hasta el cierre del ciclo lectivo 2019, en la que se reforzará la copa de leche y los alimentos en los comedores escolares, una vez culminada las clases. Es lo que sostuvo ayer el ministro de Coordinación General de Gabinete, Adolfo Pischik, quien -como los responsables de otras áreas sociales- viene trabajando en el proyecto de asistencia a los sectores más desprotegidos. 
Recordó que la tarea es encabezada por Carlos Arce, quien asumirá en diciembre el cargo de vicegobernador de Misiones y será una de las cuestiones de la que deberá ocuparse.  
Afirmó que en los próximos días se concretarán nuevos encuentros, esta vez con la presencia del gobernador Hugo Passalacqua, para definir todos los pasos que vienen. 
Recordó allí que cada municipio con sus organizaciones intermedias y civiles, están abocados a realizar un mapeo de la situación, con el fin de fortalecer lo desarrollado hasta el momento por la provincia.
Detalló están diseñando una primera etapa hasta el 15 de diciembre, para cuando deberá definirse cómo atender a los 209.000 estudiantes que tienen en la escuela una copa de leche o asisten a los comedores escolares. 
“Ahí tendremos que hacer otra estrategia”, dijo.
Pischik enfatizó que la ley aprobada en Misiones, permite -si es necesario- reestructurar partidas para atender estas urgencias. “Además, por ley nacional, se espera ver cómo se afrontará la prórroga de la emergencia alimentaria y veremos cómo Nación destinan estos recursos”.
También afirmó que todo estará atado a lo que suceda en octubre con las elecciones, porque el presidente Mauricio Macri tiene su propia impronta, en tanto que Alberto Fernández lanzó un plan “muy coincidente con muchos aspectos que estamos trabajando”. 
Esto último sería “atender la urgencia y más adelante, las medidas macroeconómicas” para ir resolviendo los problemas de fondo. 

Municipios avanzan en la aplicación

Muchas mujeres colaboran en la elaboración de la comida diaria.
Con recursos propios, el municipio de Santa Ana sostiene los dos comedores que funcionan en la localidad y ambos se ubican en dos escuelas. Uno de ellos es en la Escuela 107, en el barrio El Puerto, una de las zonas más vulnerables, y recibe diariamente a 120 alumnos de todos los grados. El otro corresponde al aula satélite de la Escuela 11, en el barrio Martín Chico, donde unos 70 alumnos almuerzan de lunes a viernes.
Al respecto, Pablo Castro, intendente de Santa Ana, afirmó: “Hemos determinado sostener esos dos comedores porque son escuelas donde asisten chicos de bajos recursos”.
Añadió, en diálogo con El Territorio, que “el almuerzo es una de las comidas principales con la que debe contar cada niño todos los días y, para garantizar la comida, desde el municipio se planteó como meta el pago con recursos propios para sostener las cocinas”.
Sobre los fondos, recalcó que se utiliza el dinero de las arcas comunales, que corresponden  a lo obtenido del pago de las tasas municipales. “Son tiempos difíciles, tanto para el vecino de la comuna como para todo el país. Es una época en la que tuvimos que reforzar los esfuerzos de todo el municipio y más aún para garantizar el plato de comida de los chicos, que son el futuro del país”.

En el Alto Paraná
La comuna de Eldorado convocó a las organizaciones sociales a una reunión para definir los detalles acerca de la Ley de Emergencia Alimentaria aprobada a nivel provincial.
El intendente de la localidad, Norberto Aguirre, aclaró que la reunión convocada fue para “explicar la situación y para recordar que las organizaciones tienen tiempo hasta el jueves (por mañana) para presentar toda la documentación requerida. Queremos que todo salga lo más rápido posible”.
De acuerdo a los datos del municipio, funcionan en Eldorado más de 70 merenderos y comedores que asisten a los sectores más carenciados. Algunos están administrados por las organizaciones sociales y otros por instituciones o las iglesias.
Daniel Ulbina, referente de la CCC de Eldorado y presente en la reunión, expresó: “Nos faltan muchas cosas en los merenderos y comedores, pero la vamos peleando con los pocos recursos que hay”.
“Nosotros tenemos un merendero con 140 chicos en Santa Rosa y un comedor en barrio Elena que da de comer a 80 personas. Pero está todo muy en el aire, ni el mismo Ejecutivo sabe cómo va a bajar los recursos para los comedores”, advirtió el referente barrial.
“Se acaba la época escolar y eso va a impactar en los merenderos, ya que los chicos no van a ir a la escuela. Además, cada día se suma nueva gente, desempleados y ancianos que por ahí no tienen para comer”, indicó Ulbina como una de las inquietudes que se expusieron en la reunión de ayer. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina