El temporal dejó numerosos árboles caídos, calles y casas inundadas

Miércoles 19 de febrero de 2020
Tras semanas de calor sofocante y una térmica que superó los 40 grados, un temporal azotó ayer a la capital misionera con fuertes ráfagas de viento e intensas lluvias que dejaron como saldo calles anegadas, árboles caídos y barrios afectados por la voladura de techos.
Además hubo un marcado descenso de temperatura, llegando a los 22 grados de sensación térmica y el registro de lluvia acumulada fue de 35 milímetros en las pocas horas que duró el fenómeno que se desató pasadas las 10.
Cerca del mediodía, la imagen en varios puntos de Posadas era poco alentadora. Una de esas postales que dejó la tormenta fue en la plaza 9 de Julio, justo frente a la iglesia Catedral, donde un añoso e histórico árbol se derrumbó y provocó la rotura del cantero que lo contenía.
La situación no ocasionó heridos, aunque muchos lamentaron la caída del ejemplar que rápidamente fue removido por personal municipal. También en la zona céntrica la mayoría de las esquinas estaban inundadas producto de los taponamientos en las alcantarillas, por lo que el tránsito vehicular y de peatones se vio muy complicado.
Además sobre avenida San Martín y Urquiza otro árbol cayó atravesando por completo la arteria e impidiendo el tránsito en la zona durante el tiempo que duró la remoción. 
Por otra parte, cerca de las 13 la Subsecretaría de Protección Civil de la provincia, a cargo de Atilio De León, reportó que los barrios más afectados según los reclamos a la Línea 103, fueron Vecinos Unidos, Los Paraísos, Jardín, Néstor Kirchner, A 3-2, las zonas de Costanera sur, calle 135 y 210, avenidas Bustamante y Tierra del Fuego. En todos los casos se registró voladura de techos por lo que debieron asistir a las familias con chapas para refugiarse del agua.
Yamila Martínez, presidenta del barrio Néstor Kirchner, sostuvo en diálogo con El Territorio que en ese sector hubo unas ocho familias afectadas por la tormenta, “se inundaron todo, se mojaron las cosas, hay muchos chicos así que todas donaciones serán bienvenidas”. Para colaborar el número de Yamila es: 3764-76-2717. 
Por su parte, Walter Rodríguez, de barrio Jardín, comentó a este medio que al no tener un puente en la intersección de Los Lapachos y calle 109, los vecinos ponen piedras para poder cruzar y cuando llueve ese sistema termina obstruyendo el desagüe. 
Por su lado la Municipalidad de Posadas informó que asistió a unas seis familias en los distintos barrios de la ciudad.

Fuertes vientos
Las ráfagas de viento llegaron a los 59 kilómetros por hora, según el registro de la Oficina de Prevención de Riesgos ante Fenómenos Naturales (Opad), pero en la zona del aeropuerto llegaron a los 72km/h. Asimismo, el viento hizo sucumbir a postes de luz afectando el sistema interconectado provincial y dejando a varias zonas de la ciudad capital sin energía eléctrica.
En este sentido, la caída de árboles y ramas sobre los conductores eléctricos provocaron salidas de servicio en la zona sur, oeste, Itaembe Guazú, Villa Lanús, Garita y otras. También se quedaron fuera de servicio los barrios Ñu Porá, Fátima, Virgen de Fátima, Parada Leis y Santa Inés, según indicaron desde la empresa Energía de Misiones. 

Cesó el alerta por tormentas en la zona Sur

La Dirección General de Alerta Temprana pronosticó que la inestabilidad continuaría hoy en la zona Norte de la provincia, donde se esperan lluvias y algunas tormentas que podrían ser severas. En tanto, desde la Oficina de Prevención de Riesgos ante Desastres Naturales de la Municipalidad de Posadas, aseguraron que cesó el alerta meteorológico para la zona Sur. En este sentido, para hoy se esperan chaparrones aislados en la ciudad capital con una temperatura mínima de 23 grados y una máxima de 33, condiciones que perdurarán hasta mañana. Además, se aguarda un fin de semana fresco en la tierra colorada con temperaturas mínimas de hasta 15 grados.


Hasta medio metro de agua en varias casas de Candelaria

Una vecina tuvo que subir a sus hijas pequeñas a las camas cuando el agua entró a su vivienda.
Varios sectores de la localidad de Candelaria fueron afectados por la torrencial lluvia que cayó ayer sobre la localidad inundando las viviendas de más de diez familias, las cuales en muchos casos tienen hijos pequeños, como Juana Parra, del barrio Padre Mujica, que al momento de la inundación tuvo que subir a sus hijas a las camas para protegerse del agua que ingresó a la casa llegando hasta las rodillas de una persona adulta. 
Juana es madre de cuatro nenas que tienen entre 5 y 10 años. Su casa es muy precaria y por ello pidió a la comunidad ayudar con ropas y calzados para sus hijas.
La de ella, no obstante, no fue la única casa afectada, puesto que en el barrio Malvinas muchas de las familias no pudieron salvar de la lluvia sus heladeras, lavarropas, ropas y demás pertenencias.
Hasta medio metro de agua se acumuló en la vivienda de los Martínez, quienes indicaron que el problema surge de un pequeño arroyo que pasa cerca de las viviendas y a raíz de la cantidad de objetos que se tiran el agua no puede seguir su curso regular hacia el arroyo Garupá y se desborda con las precipitaciones.
La corriente lleva distintos desechos, como el líquido de las letrinas, por lo que el olor fétido invade toda la zona. Virgilio Amarilla (77) lamentó que “acá siempre es así, pero como esta vez nunca. Fue tremenda la lluvia y estamos con todas nuestras cosas mojadas. Hay que limpiar ese arroyo, poner tubos para que esto se termine”.
Algo similar le pasó a los habitantes del barrio San Jorge, que también tuvo inconvenientes por la falta de drenaje suficiente y al estar las canaletas tapadas el agua entró a las casas y comercios.
“En otras oportunidades llovía mucho más que ahora y nunca el agua se estancó de esa manera, entró a las casas como si nada, creo que están todas arrancadas las canaletas, es una pena. Los comercios de la calle Basilio de Simón también fueron afectados”, dijo con algo de indignación otro vecino a El Territorio.
El municipio trabajaba ayer para ayudar a las familias afectadas y brindarle asistencia y techo seguro. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina