El Solitario entra en el Salón de la fama de los videojuegos

Martes 7 de mayo de 2019 | 14:00hs.

Es bastante posible que en algún momento de tu vida te hayas encontrado frente a una computadora con Windows, en cualquiera de sus versiones, y en medio del aburrimiento te hayas dedicado a jugar a un juego de cartas llamado Solitario. Ahora, ese título forma parte del Salón de la Fama del Videojuego.

Sí, hoy en plena era en la que todos llevamos smartphones potentes en el bolsillo cargados de juegos, o tablets, o consolas portátiles o sencillamente algunos prefieren pasar el rato en Twitter o en YouTube es cada vez menos probable que haya gente jugando al Solitario, sobre todo entre los más jóvenes. Pero los que tenemos al menos cierta edad sí que nos encontramos en más de una ocasión muy aburridos (probablemente en casa de algún familiar) y terminamos jugando al Solitario en Windows 98, o quizás en la biblioteca de la universidad, o perdiendo el tiempo cuando deberías haber estado haciendo un trabajo práctico para la escuela.

De cualquier forma, se trata de un juego legendario que ha formado parte del sistema operativo de Microsoft desde Windows 3.0 en 1990, aunque en realidad fue programado por un pasante llamado Wes Cherry en el año 1989, junto a Susan Kare, quien se encargó de diseñar las cartas. Hoy en día, tres décadas más tarde, continúa presente en el nuevo Windows 10.

Solitario ahora forma parte del Salón de la Fama del Videojuego, junto a otros títulos míticos como Doom, Tetris, Super Mario Bros, Final Fantasy VII, Mortal Kombat, Street Fighter II, The Legend of Zelda, Space Invaders y muchos más. Un merecido puesto en la historia de los videojuegos. Según el Salón de la Fama, se trata de un juego que demostró que existía un mercado para personas más casuales al momento de disfrutar de este tipo de entretenimiento, y sin duda que así fue.

Gizmodo, World Video Game Hall of Fame vía Verge

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina