El sector turístico misionero define un plan de acción para la reactivación económica

Martes 7 de abril de 2020
Nazarena Torres

Por Nazarena Torres politica@elterritorio.com.ar

El turismo fue uno de los sectores que se vio más resentido con el parate económico que atrajo la cuarentena preventiva por el avance Covid-19. Es que se trata de un área que trabaja casi exclusivamente con el intercambio personal y con turistas que vienen de distintas partes del país –y del mundo–, por lo que estiman que su reactivación tardará un poco más incluso que las demás actividades. 
Según indicaron referentes del sector, demandaría aproximadamente un año recuperar el terreno perdido (ver La industria del...).
No sólo hoteles y cabañas se vieron afectados, sino también los emprendimientos turísticos, bares, restaurantes y todos aquellos rubros que implican la cercanía y presencia como un factor clave en la venta y consumo. 
Por esta razón, tanto Nación como Provincia se encuentran trabajando en medidas que logren alivianar el impacto financiero que dejará el cese de trabajo en el turismo, motor de la provincia de Misiones.
Un ejemplo es lo anunciado por el gobernador Oscar Herrera Ahuad días atrás; pues adelantó que habrá una “bonificación de alícuota para los períodos marzo 2020 a mayo 2020 en un 40% para las actividades turísticas que facturen hasta de 25.000.000 de pesos en el ejercicio anual anterior y los alojamiento que facturen hasta de 25.000.000 de pesos en el ejercicio anual anterior”, además de otros beneficios para los sectores empresarios y comerciales.
No obstante, la preocupación del sector privado sigue creciendo y aunque consideran atinadas las decisiones sanitarias, apuntan a pensar en una profundización de medidas especiales para el turismo, que sin dudas se verá muy resentido aún incluso después que la cuarentena culmine.

Preocupación y acción
Alejandro Haene, presidente de la Confederación Económica de Misiones (CEM), detalló que tras las medidas anunciadas por Herrera Ahuad, “ahora comienza la tarea fina, de pasarles información a los ministros”.
“La idea es tratar de que la mayor cantidad de establecimientos hoteleros, hospedajes, restaurantes, bares, todo lo que tenga que ver con turismo, tenga la posibilidad de alguna especie de diferimiento en el pago de los impuestos. Porque hoy todos los sectores empresarios están concentrados en pagar sueldos y el hotelero es uno de los sectores más complicados”, añadió.
De igual forma, el subsecretario de Turismo de la Provincia, Carlos Antonio “Tony” Lindstrom, resaltó a El Territorio que “se está trabajando fuertemente con los emprendimientos, ya habíamos comenzado un trabajo de relevamiento en los distintos municipios para fomentar la organización local de los emprendimientos en cámaras, estuvimos visitando varios lugares, y ahora seguimos el relevamiento online y agregando esta arista de qué es lo que los emprendimientos necesitan, cómo buscan hacerle frente a esta situación y cómo podemos ayudarles nosotros”.
“La idea del trabajo conjunto ya viene de hace tiempo. Misiones tiene un potencial turístico increíble, cada comuna tiene sus atractivos, arroyos, saltos, y esas experiencias debemos potenciar. Ya habíamos armado –por ejemplo– en Campo Viera un Camino del Té y un Camino Piscícola, también en otros lugares estuvimos trabajando, y esto nos saca un poco de lo que veníamos haciendo pero hay que seguir”, describió.
Seguidamente, añadió: “Misiones tiene la ventaja de que es natural, debemos fomentarlo, lo interno, lo regional como ya lo veníamos haciendo, potenciar nuestra naturaleza, los parques nacionales, sabemos que no va a ser fácil, pero no vamos a bajar los brazos”.

Gastronómicos
De la misma manera, Gustavo Alvarenga, presidente de la Asociación Misionera de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines (Amhbra) indicó que “la situación es mala, todos los días hablamos con los integrantes de la asociación sobre lo que podemos hacer para ayudarnos, el ministro (José María) Arrúa también nos está ayudando, escuchando, gestionando y vamos haciendo un trabajo conjunto, es la única manera de salir de esto”.
“El rubro gastronómico, hotelero, son rubros que no se pueden vender online. Pensás en delivery para el restaurante, pero en realidad la persona quiere vivir la experiencia, salir a comer afuera, y los hoteleros ni hablar, como también los salones de eventos, estamos todos en la misma”, agregó.
En ese sentido, expresó que lo que más lamentan es que se venía una temporada muy buena. “Había muchísimas reservas para el fin de semana largo y para Semana Santa. Entendemos que es una pandemia y no es culpa de nadie, pero nos apena el parate económico, que en nuestro sector va a ser más profundo porque seguramente será lo último que se reactive”, sostuvo.
En tanto, aseveró que en este momento “estamos teniendo cero ingresos, es grave, pero iremos viendo para trabajar en medidas más profundas”.

El Soberbio lamenta pérdida de temporada

El municipio de El Soberbio es uno de los más turísticos de la provincia, y frente a la cuarentena y el parate de la actividad, se ve perjudicado sobremanera. “Esta situación que no está pasando fue repentina, sobre todo porque teníamos nuestra planificación del sector turístico y esperábamos una Semana Santa excepcional, con el antecedente de carnaval 2020 que fue uno de los mejores en los últimos años”, manifestó Víctor Motta, director de Turismo municipal. Asimismo, agregó que “la situación climática acompaña y la vista de los saltos (del Moconá) en los últimos tres meses prácticamente no tuvo variabilidad. Estos indicadores sustanciales son los que mostraban un horizonte espectacular para este primer semestre del año”. “Desde la Dirección de Turismo, y por supuesto el Ejecutivo municipal, estamos a disposición para tratar todos los temas del sector. Desde el 16 de marzo estoy en contacto con el ministro de Turismo de Misiones, José María Arrúa, y pasándole todas las noticias y novedades al intendente Roque Soboczinski como también a los emprendedores del Municipio”, detalló. Al mismo tiempo, expresó que desde el municipio se están evaluando medidas, pero por lo pronto, la cuestión sanitaria es lo primordial.


Emprendimientos misioneros en alerta y con vistas a la recuperación

En varios municipios, los emprendimientos y atractivos turísticos van ideando maneras de sobrellevar la situación.
Uno de los ejemplos es la de la Asociación Promotora de Turismo y Cultura de Montecarlo, entidad propietaria del Parque Juan Vortisch que alberga el laberinto vegetal. Los gastos fijos de la entidad son cercanos a los 100.000 pesos mensuales entre el pago de un empleado, aportes laborales y sindicales,  servicios y mantenimiento del predio entre otros.
Desde la entidad manifestaron que desde que se inició la cuarentena se cerró el ingreso a turistas y una de las épocas de mejor recaudación es Semana Santa y las vacaciones de julio, y algún evento que se realice en el parque, donde lo recaudado sirve para cubrir algunos gastos.
La situación hoy por hoy es crítica ya que los fondos con los que cuentan son los recaudados en la Fiesta Nacional de la Orquídea y Provincial de la Flor en 2019 que y  no es suficiente para cubrir los gastos de abril. La comisión directiva está sumamente preocupada por la situación y no saben cómo seguirán adelante.
Situación similar viven todos los emprendimientos turísticos de la localidad. San Pedro, por ejemplo, cuenta con varios pequeños emprendimientos que se dedican a la actividad turística. Algunos ofrecen atractivos y otros servicios de alojamiento tanto en hoteles como cabañas y atraviesan por una situación económica muy delicada en el marco del cese de actividades por la pandemia mundial del coronavirus. La mayor complicación radica en hacerle frente a los gastos fijos como pagar la energía eléctrica.
El sector del turismo de la Capital de la Araucaria es una actividad en etapa inicial de crecimiento donde de a poco y de acuerdo a la recaudación, los emprendedores mejoran los establecimientos e implementan nuevos servicios a fin de responder  la demanda con prestaciones de calidad. 
Sin embargo, distinto a lo esperado, los emprendedores deben utilizar los ahorros y hacer un enorme esfuerzo para  pagar los gastos fijos, tales como el servicio de energía eléctrica, cable, internet y personal de limpieza.
“Los gastos están y no tenemos un peso de ingreso, cualquier ayuda vendría bien. La luz es muy cara, llegamos a pagar hasta 40.000 pesos de luz, los impuestos altos, esperemos esto mejore y que se normalice la actividad porque subsistimos del trabajo diario”, indicó Edit Riendfleisch propietaria de Der Wald, un emprendimiento turístico de la zona.
Situación similar atraviesan restaurantes, comedores y campings, que recibían a turistas o alquilaban cabañas a personas que llegaban por razones laborales a la localidad. Estos ven difícil la situación porque una vez se reactive la economía, el proceso de recuperación será muy lento.  
“Si esto sigue, vemos complicada la próxima temporada. Nosotros tenemos la pileta, pesca y pague, cabañas, y creo que mientras no exista la seguridad para salir, la cantidad de gente que recibiremos será mucho menor a la de una temporada normal, incierta la expectativa”, señalaron desde camping Farelluk. 

La selva paralizada
Cueva Miní Lodge es un emprendimiento turístico familiar que se encuentra en Eldorado, ubicado a orillas del arroyo Piray Miní, a cuatro kilómetros de la avenida San Martín.
Al igual que todos los emprendimientos turísticos de la provincia, se encuentra sin atención al público por la cuarentena.
 En diálogo con El Territorio, Alejandro Nolde, propietario, expresó: “En esta época del año con los fines de semanas largos y la próxima Semana Santa es la temporada más alta de Misiones, tendríamos el emprendimiento colmado de gente. Con esto del coronavirus se bajaron todas las reservas, no hubo más reservas directamente. Tampoco da como para seguir poniendo en condiciones el emprendimiento porque todo está cerrado, y tampoco tenemos la posibilidad de circular. No se generó nada más de allá de las cancelaciones de todo el turismo que no puede ingresar”.
En ese marco, añadió: “Los costos fijos son insostenibles, al que no tiene ahorro se le imposibilita poder pagar. Con un lodge en la selva hay que mantener la parquización, limpieza de las cabañas, pinturas, la bajada al arroyo, todo requiere  permanentemente cuidados, porque sí o sí hay que limpiar el lugar aunque esté cerrado; la luz, el agua, todo se sigue pagando”.

“La industria del turismo necesita de medidas económicas especiales”

La dramática situación económica que vive Puerto Iguazú podría extenderse por al menos un año, según indican los empresarios, ya que el turismo es una industria muy diferente a los demás rubros. Es que depende de que las demás actividades económicas estén a pleno, el movimiento de extranjeros y la apertura de fronteras.
Desde la Asociación Hotelera Gastronómica y Afines de Iguazú (Aghai) indicaron que el gobierno nacional debería planificar un paquete de medidas económicas especiales para el sector, sobre todo tiendo en cuenta la particularidad del rubro y la liquidez del negocio.
“En Iguazú tenemos empresas muy sanas financieramente pero sin liquidez, los hoteles tienen un gran valor en lo que implica a la infraestructura, pero sin ventas el mes que viene no podremos afrontar el pago de los sueldos, por eso necesitamos una línea exclusiva para el sector hotelero que contemple una línea de gracia hasta que las ventas puedan ser lo de antes”, explicó Santiago Lucenti, presidente de la Ahgai.
Luego, afirmó: “Producto de esta crisis nos llevará un año recuperarnos. Hasta que la gente no vuelva a la normalidad, nosotros tampoco podremos hacerlo”.
Según los datos proporcionados por la entidad, 11.500 personas trabajan en turismo en Iguazú, al menos  un 40% es autónomo y los demás dependen de las empresas que se encuentran pasando por un momento terrible.
Los empresarios del rubro hotelero y gastronómico en los próximos días abonarán los sueldos en su totalidad para los empleados, no obstante consideran que en los próximos días deberán gestionar reuniones con autoridades provinciales y nacionales para plantear la situación especial de Iguazú.
“Somos conscientes de que hemos perdido todas las ventas, y no solamente eso, hemos perdido todos los mercados, tendremos que empezar de cero con una gran oferta, porque nos vamos a pelear entre todos por los turistas y eso implica que debemos bajar aún más las tarifas, que estaban congeladas desde hace varios meses”, indicó Lucenti.
Respecto de la posibilidad de cierre de establecimientos, dijo que muchos, sobre todo los gastronómicos, que se mantienen con el movimiento de brasileños, ya han manifestado la posibilidad del cierre total por la incertidumbre del futuro.
En tanto, otros empresarios ligados al sector hotelero y gastronómico de la provincia coincidieron que la recuperación no será pronta y que “el 2020 está prácticamente perdido”. 
“Todo dependerá de cómo continúe el aislamiento obligatorio. Estimamos que el turismo interno se recuperará pronto, depende de si la gente de otras provincias se animen a venir. La reactivación llegaría, si todo marcha bien, hacia el próximo año”, reconoció el propietario de un hotel posadeño. 

En cifra

11.500

Es el número de personas que trabajan en actividades ligadas al turismo en Puerto Iguazú. Del total, el 40% es autónomo y el 60% depende de empresas.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina