El sector automotor cierra el año con caídas en ventas del 60% en Misiones - El Territorio Misiones

El sector automotor cierra el año con caídas en ventas del 60% en Misiones

Lunes 16 de diciembre de 2019
Concesionarias locales apuestan por una reactivación en las ventas para el próximo año.
Emmanuel López Del Valle

Por Emmanuel López Del Valle politica@elterritorio.com.ar

Diversos sectores atravesaron un estado crítico a lo largo del 2019, empujados por la devaluación y los altos índices inflacionarios, que provocaron una fuerte caída en el consumo en general. Y el sector automotor misionero no escapó de este contexto, ya que cierran el año con una merma cercana al 60 por ciento en las ventas.
Según afirmaron referentes del sector a El Territorio, la caída en las transacciones en la provincia superó el promedio nacional, ya que la baja en los patentamientos de 0km promedió el 50 por ciento en lo que va de 2019 en el país.
Es por ello que, ante este panorama, la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) pidió al presidente Alberto Fernández que se declare la emergencia económica dentro del sector, por el plazo de un año. Desde la entidad, esbozaron que “el motivo radica por la dramática situación económica y financiera en la que se hallan los concesionarios de automotores y motovehículos, como consecuencia de una baja del 50 por ciento en la demanda interna, como así también de una caída de la actividad en los talleres oficiales”.
Y, en este sentido, los empresarios locales pidieron por medidas de fomento, en vísperas de recuperar la demanda para el año próximo.

Sector en caída
“El comercio automotor tuvo una caída importante en relación a 2018, con una caída promedio del 50 por ciento en todo el país y, en Misiones, el número es aún mayor, del 60 por ciento”, afirmó Ramón Alcaraz, empresario del rubro.
En diálogo con El Territorio indicó que la carga impositiva fue uno de los principales factores que profundizó la merma en las ventas este año. Asimismo, los altos niveles de intereses también complicaron el panorama dijo el referente.
“Nuestro negocio fue uno de los más castigados en estos años, por lo que es clave que haya más medidas de fomento para el sector”, consideró.
En este sentido, planteó que los elevados impuestos y el alza del dólar incidieron en la merma e influyó también en la baja en la recaudación de las firmas.
Agregó que el mantenimiento, tanto en las concesionarias como de toda la cadena productiva, requiere de inversiones elevadas y constantes necesarias para mantener la actividad en pie.
Sobre el pedido de declaración de emergencia para el rubro, solicitado por parte de Acara, Alcaraz manifestó: “Es un pedido claramente necesario, que se tuvo que haber considerado antes porque hubo una fuerte caída en la demanda, por lo que es clave que las autoridades nacionales tomen cartas en el asunto”.
Al mismo tiempo, detalló: “Más de 1.000 personas se dedican exclusivamente a la actividad automotriz en la provincia, con las concesionarias, y hay otras 450 que dependen indirectamente de todas las ventas que haya en el sector”.
Respecto de las proyecciones, de cara al inicio de 2020 y con la gestión de Alberto Fernández, el empresario enfatizó: “Siempre tratamos de ser optimistas, pese a que muchas de las situaciones van con viento en contra. Pero, a partir de ahora, desde las concesionarias pedimos un fuerte compromiso de todas las autoridades, porque tenemos que ver cómo mejoramos en conjunto al sector porque, caso contrario, muchas de las fuentes de trabajo correrán peligro si no hay medidas que apunten a la reactivación, tanto de los automotores como de la economía toda”.
Por su parte el gerente comercial de Vitacar, Javier Esquivel, expresó que “terminamos el año con una caída aproximada del 60 por ciento en la provincia, con un porcentaje mucho mayor que la media nacional”.
Asimismo, profundizó: “La situación fue dispar para muchas de las firmas, ya que algunas de las marcas más conocidas de los autos tuvieron caídas más estrepitosas que otras. En cambio, hubo algunas que no sintieron tanto la merma”.
Luego, especificó que la baja en la demanda también afectó a los planes de ahorro.

Conclusiones negativas
El 2019 fue negativo para el sector automotor y, pese al difícil presente, apuestan a una reactivación para el año entrante.
“Estamos terminando un año que, sin dudas, fue complejo. Tuvimos que recurrir a muchas herramientas económicas y financieras, ofreciendo un sinfín de beneficios extras para lograr cerrar operaciones que no abundaron durante 2019”, reflexionó Esquivel.
Al respecto, rememoró: “Hasta julio, veníamos un repunte en las ventas y un panorama esperanzador. Pero, después de las Paso, se complicó bastante y volvimos a foja cero. A partir de allí, tuvimos que hacer todo lo mejor posible para lograr más transacciones y repuntar en las operaciones. Aún así, culminamos un año que no fue fácil, porque hubo unos meses buenos y otros, de plena crisis”.
Para el 2020, el empresario apostó: “Aguardamos que el año que viene venga con beneficios importantes a nivel de marcas y producción en las fábricas. Que ese panorama se replique en las concesionarias para ofrecer mejores beneficios”.
Por último, concluyó: “Tenemos la esperanza de que vamos a crecer y mover operaciones, de a poco. Vamos a ver qué medidas se toman. Y seguiremos apostando a los beneficios para salir a flote”.

Llamado de emergencia
A través de un comunicado, Acara evaluó la coyuntura del rubro y solicitó el pedido de emergencia por un plazo no menor de 365 días.
“La situación económica en la que quedó sumergida nuestro país en los últimos años ha provocado un gran desajuste en todos los números del sector”, detallaron.
Además, criticaron la discontinuidad de los planes en beneficio del sector anunciados por el ex presidente Mauricio Macri, en junio pasado.
“El mercado volvió a quedar empobrecido, en un contexto económico que no reacciona y que parece no encontrar su luz”, esbozaron.
Luego, plantearon: “Solicitamos formalmente que considere la declaración de emergencia económico-financiera del sector por el término de un año a la comercialización de vehículos (autos, motos, camiones y buses) a través de las concesionarias de marcas en todo el territorio nacional”.


En cifras

50%

Según Acara, la merma en los patentamientos cayó sustancialmente en todo el país, con bajas que alcanzaron el 50 por ciento a lo largo del 2019.



Fernández analiza medidas de fomento para el sector

El presidente Alberto Fernández, en sus primeros días al frente del país, evalúa una serie de medidas para reactivar el sector automotor.
Entre los principales puntos, consistiría en diversos ejes, entre los que incluye la renovación del parque automotor, el fomento a inversiones y reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA).
Según consignó Ámbito Financiero, el pedido para la reactivación de una de las principales industrias del país está siendo analizada por Fernández y el ministro de Producción de la Nación, Martín Kulfas.
Entre los principales puntos, “proponen una remake del plan canje y deducir ganancias por la compra de un 0 kilómetro”.
Para la reactivación del mercado interno, evalúan un plan de renovación del parque automotor, de vehículos de pasajeros y carga de camiones.
También, por líneas de financiamiento blandas, con mayor estímulo por antigüedad.
Además, analizan la implementación de líneas de crédito con características similares a los que se aplicaron en 2010, con el fin de atraer inversiones, generar nuevos puestos de trabajo, incrementar las exportaciones y bajar importaciones.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina