El riesgo de la devaluación no deja margen para bajar la tasa de interés

Viernes 7 de diciembre de 2018 | 06:30hs.
Victor Piris

Por Victor Piris vpiris@elterritorio.com.ar

El riesgo de una mayor devaluación del peso y la necesidad del Gobierno de profundizar el déficit fiscal frenan la oferta de  créditos a tasas de interés más accesibles. Al menos hacia la mitad del próximo año y por montos importantes. Así lo evaluaron Marcelo Capello, presidente del Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea, y Gustavo Reyes, economista en jefe de la regional Cuyo del Ieral.
Los economistas llegaron ayer a Posadas para participar -junto a Gerardo Alonso Schwarz investigador en jefe de la regional NEA del Ieral- del tradicional cierre de año de la Fundación Mediterránea en la capital misionera.
Los analistas expusieron en la tarde de ayer en el Museo Aníbal Cambas, bajo el lema “Proyecciones 2019 en lo fiscal, macroeconómico y de la región”. La charla fue seguida por empresarios y profesionales de toda la provincia.
Antes de su exposición, y en diálogo exclusivo con El Territorio, los economistas explicaron los peligros latentes y sorpresivos que podría tener la actividad económica en el próximo año electoral. 

Para este mes, ¿cuáles son las expectativas sobre la economía y qué datos se pueden esperar?
Gustavo Reyes: Hay algunas mejores señales en la economía. Y otras que siguen siendo tan preocupantes como las teníamos hace dos meses. Se esperaba que se profundice la recesión y eso sin duda pasó. Y en este escenario, algo bueno de la recesión es que promueve una caída de la inflación. El dato preliminar de  noviembre muestra eso, que hubo una desaceleración bastante importante de la inflación. Y eso al menos es algo positivo.
Ahora las expectativas de devaluación siguen estando y hoy en Argentina son extremadamente altas, para un nivel del dólar que ya es alto. Este dato constituye una barrera muy importante para poder bajar la tasa de interés sin disturbios en el mercado cambiario. Hasta ahora el Banco Central (BCRA) ha venido bajando la tasa de interés muy de a poquito y hasta hace una semana no había grandes problemas en el mercado cambiario.
 Pero el margen de seguir bajando las tasas sin recalentar el dólar es muy limitado. También para el año próximo hay una falta de confianza en quién va a ser el ganador de las elecciones y toda esa incertidumbre pesa sobre las expectativas de devaluación, que a su vez impiden bajar las tasas de interés. Y mientras no se pueda bajar la tasa, es muy difícil que la economía mejore.
Marcelo Capello: Lo que pudimos ver hasta ahora es que la inflación más alta ya se dio en septiembre y octubre, que serían los meses donde repercutió más la fuerte devaluación de los últimos meses. Y después de eso queda la cola de la recesión más alta, que serían octubre y noviembre, con datos muy malos de la actividad económica.
Posiblemente en diciembre la caída de la actividad sea menor por el tema del pago del bono, no es que va a recuperar la actividad, pero va a amortiguar algo de la caída. Los próximos meses, enero y febrero, van a ser meses difíciles.
Más adelante puede vislumbrarse algún comienzo de recuperación hacia el segundo semestre del año que viene. Por efecto del agro, posiblemente de Brasil y sobre todo si en las negociaciones laborales del año que viene los salarios le pudieran ganar a la inflación. Con esos datos puede proyectarse la recuperación del consumo masivo al menos levemente. 

Pero ese crecimiento ¿llegará en igual tiempo a las provincias más alejadas como Misiones?
MC: Todo este análisis de la reactivación no tiene en cuenta los posibles ruidos electorales.  Si las encuestas dan que el año que viene puede ganar alguna alternativa que cause desconfianza en los mercados, es probable que este crecimiento no se produzca.  Y con mayor incertidumbre no llegue la reactivación rápida, por los efectos que causará sobre el dólar, la inflación, la tasa de interés, cómo lo vimos este año. También la política influirá sobre la economía.
Lo bueno que ha promovido la economía este año es un tipo de cambio bastante más competitivo y que eso va a empezar a traccionar. Ya lo está haciendo en algún sentido sobre las exportaciones, sobre el turismo internacional que está volviendo a la Argentina. Habrá alguna sustitución de importaciones, pero eso va a tener un impacto regional diferenciado.
Se beneficiarán más las provincias ligadas a la exportación. Y en lo que respecta al consumo masivo, que depende del salario y de las ciudades más grandes, eso va ir más lento. Irá a la par de la evolución del salario real.
La recuperación empezará en marzo o abril y a partir de ahí se podrá expandir a otros sectores. En lo que es consumo masivo se verá más hacia el segundo semestre. Llegará antes a actividades como exportación, turismo, ya en el segundo trimestre tendríamos algunos resultados positivos. 

¿Hay posibilidad de que, desde el gobierno nacional, se ofrezcan créditos a tasas más bajas para la producción?
MC: La tasa de interés es alta y se va a mantener relativamente alta, va ir bajando muy lentamente por un motivo de política antiinflacionaria y para contener al dólar.  En ese contexto, las empresas sufren mucho las tasas de interés. Casi que les preocupa más que el dólar, muchos empresarios están muy preocupados por las tasas de interés, sobre todo por las pymes, que para operar al descubierto pagan tasas del 60% para afrontar los sueldos a fin de mes.
Entonces, la preocupación mayor es la tasa de interés. Y es difícil que existan líneas ahora subsidiadas que sean importantes en volumen. Por ende, si existe alguna ayuda, será para un sector en particular, para alguna región en particular, pero por montos no demasiado importantes. Por ese lado no hay que esperar mucho para el próximo año, al menos en volúmenes importantes.

En Misiones, entonces, ¿es muy limitada la reactivación que se puede esperar?
MC: En el caso de Misiones, por el tema del tipo de cambio alto que evita la salida hacia las ciudades de frontera, van a recuperar actividad económica las ciudades que están sobre las fronteras del país.
Alguna actividad seguramente va a mejorar dentro de Misiones. El turismo es un caso. En Cataratas ya vimos que hay mejoras en la llegada de extranjeros y de locales que están eligiendo el atractivo con un crecimiento de dos dígitos. Tanto en las búsquedas por internet, para las futuras vacaciones, hemos notado que Iguazú es uno de los destinos que más está aumentando. 

Mientras tanto, en los próximos meses es muy probable que muchas empresas deban despedir personal. ¿Ven un escenario que puede ser muy grave con estas situaciones?
MC: En una economía en recesión y tasas altas, seguramente va a aumentar la recesión y el desempleo y va a haber cierre de empresas, lo importante es que la reactivación se de lo más rápido posible. Se habla de una economía en V, que cayó mucho pero se recupera rápido.
 Si no hay ruido político, si la pata financiera reacciona bien, yo creo que la recuperación puede ser en V, como fue la del 2014 o la del 2016; fueron recesiones de un año. Ahora si se agrega el ruido de lo político con las elecciones, va a ser bastante más problemática. 

Además de la asistencia del Gobierno Nacional, ¿hay alguna posibilidad de recibir ayuda desde el exterior? ¿Por inversiones directa de otros países, por ejemplo?
MC: Será difícil que lleguen inversiones. Hay que ir al déficit primario cero y eso implicó recortar mucho la obra pública. El recorte está afectando a todas las regiones, seguramente también a Misiones, entonces la única forma de que la obra pública no caiga tanto el año que viene es que haya más inversiones privadas directas o por asociación público-privada, pero eso va ir también lento. Es difícil que lleguen rápido este tipo de inversiones.

Mejora el turismo receptivo

Según un reciente informe del la Fundación Mediterránea, se observa en el país una fuerte caída del turismo emisivo y un crecimiento del turismo receptivo. Así, la entidad relevó que desde mayo de este año se constató una importante caída del turismo emisivo en relación a los meses correlativos del año pasado. Para septiembre, la cantidad de argentinos que viajaron hacia el exterior disminuyó en un 10,8% en relación al mismo mes del año previo. “La mejora de competitividad favorece el mayor flujo de turistas extranjeros hacia Argentina. Sin embargo, la reacción del turismo receptivo es más leve que la del turismo emisivo. Además, la recepción de turistas no residentes manifestaba importantes tasas de crecimiento incluso en los primeros meses del año. La proliferación de nuevos vuelos y la mayor conectividad juegan un papel destacado”, se analizó en su informe.


Las Leliq, la morfina y el tiempo

Ya hacia fines de 2017, el economista Gustavo Reyes, del Ieral Cuyo, advirtió sobre el peligro latente de las Lebac. Una proyección que este año se cumplió y trajo mucha incertidumbre sobre el manejo de la deuda del Banco Central. Hoy el economista advirtió que un peligro muy similar pesa sobre las Letras de Liquidez (Leliq) a siete días del BCRA, que tienen una tasa cercana al 60%. “Las Leliq tienen el mismo problema que tenían las Lebac, que son tasas de interés muy altas. Entonces sin dudas crecen por la tasa de interés y eso hace crecer los pasivos, las deudas del Banco Central y eso siempre es un problema”, comentó el economista llegado desde Mendoza. Y para ejemplificar su peligro las comparó con una droga: “Las Leliq son como una especie de droga que tiene que contener la economía. Y en muchos casos es como si a un paciente uno le diera morfina. Con la morfina no necesariamente se muere, pero si se le da la droga durante mucho tiempo, el resultado es muy malo”, explicó. Siguiendo esa comparación, indicó que “en las Leliq la clave es que esa tasa de interés que hoy está muy elevada pueda bajar en el tiempo. Por un tiempo se puede mantener, pero si la tasa de interés no baja sustancialmente en el segundo trimestre, el escenario es claramente complicado. Tenerla tan alta como está ahora es algo bastante riesgoso. Van a seguir siendo una bomba de tiempo”, advirtió.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina