El relato de cómo perdió la visión

Lunes 27 de mayo de 2019
Diego Mesaglio
Diego Mesaglio saltó a la fama al protagonizar ficciones como Chiquititas, Verano del ‘98 y Rebelde Way. Pero el verdadero y drástico cambio en su vida fue hace cuatro años, cuando sufrió un accidente doméstico que comprometió seriamente su salud.
Según su relato en Podemos Habla, todo comenzó con un percance en su casa: “Puse la botellita de alcohol mal ubicada en la repisa del baño. Cuando se cae para un lado la agarro y sale el chorro de alcohol, que me entró en el ojo”.
Inmediatamente se dirigió a un centro médico pero, según contó, no recibió una asistencia adecuada: “No me lavaron bien. Me echaron anestesia y el médico me dio el tarrito con más anestesia y me dijo las palabras mágicas: ‘Cuando te duela, ponete’”. En el transcurso de la noche vació el contenido del tarro en su ojo. Luego, se enteró de que sólo debía aplicar una gota cada 12 horas. Entre el alcohol que aún tenía y el exceso de anestesia, se le quemó la córnea.
“Automáticamente comencé a recorrer médicos. En el Hospital de Clínicas, donde estoy haciendo actualmente el tratamiento, hicieron de todo para recuperar el ojo, y cada vez veía menos”, contó.
Tuvo que someterse a siete operaciones y en una de ellas un virus le atacó el ojo: “Está dentro de las 17 peores infecciones que puede tener el ser humano porque va del ojo a la cabeza en horas. Así que automáticamente se dejó el tema de la visión para matar la infección. Durante dos meses estuve poniéndome gotas cada 15 minutos durante las 24 horas. O sea que lo máximo que podía dormir eran 14 minutos”. Además, contó que “llegué a estar cinco días sin dormir por el ardor y el dolor. Después fue la última operación, que duró tres horas y media. Me hicieron un trasplante de urgencia pero se rechazó debido a la infección. Ahí sentí un elefante en el pecho y no podía pararme, nada. Estaba acostado en una camilla”.
“Perdí la visión, no perdí el ojo. Lo blanco que tengo es un parche de prevención porque está agujereada la córnea, estoy en lista de espera. Ahora soy alérgico a la anestesia, así que en cada operación uso corticoides”, concluyó”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina