El primer camión de bomberos eléctrico llegará pronto y elimina el rojo tradicional

Lunes 30 de diciembre de 2019 | 15:00hs.
El mundo que nos rodea está cambiando constantemente. Basado en las megatendencias en la lucha contra incendios, la empresa austriaca Rosenbauer ya está diseñando el vehículo para bomberos actualizado en tecnología y libre de humo.

La idea de apagar fuegos sin añadir más humo al ambiente resulta bastante atractiva, aunque, escriben en el medio Xataka, no es barata ni de implantación inmediata.

El fabricante propone una nueva generación de vehículos para apagar incendios con motor eléctrico, más ergonómicos, más conectados y con una iluminación más adecuada según describe en su sitio oficial. El concepto ha convencido al menos a algunos escuadrones de bomberos que ya han reservado los primeros, aunque su producción aún tardará un poco en empezar.


Aunque en la web del fabricante se hable de concepto (Concept Fire Truck), el CFT ha sido ya probado en Europa, concretamente en Ámsterdam y Berlín desde que se presentase en 2016. Se trata de un camión con un diseño relativamente más compacto que los camiones bomberos tradicionales y sobre todo de distinto acabado: nada del típico camión rojo, el CFT es verde para "incrementar su visibilidad así como enfatizar su importancia ecológica", según Rosenbauer.

Lo de relativamente más compacto es porque tiene un diseño flexible, prometiendo un radio de giro "significativamente menor" comparado con vehículos de la misma longitud y pudiendo ser algo más largo (mide 7,6 metros de largo y 3,06 de alto). Además, puede, por medio de suspensión neumática, bajar entre 100 y 250 milímetros para que subirse a él sea más rápido y fácil, o bien subirse entre 350 y 480 milímetros para que pueda circular mejor en terrenos pantanosos.

El CFT integra un motor de 350 kilovatios (476 caballos), si bien también integra una unidad de diésel de baja emisión para poder extender la emisión de las bombas de agua más allá de los 30 minutos. La batería le da autonomía para unos 30 kilómetros según el fabricante y es más silencioso que un camión tradicional, aunque habrá que ver si se le incorpora alguno de los sonidos que ya vimos para los coches eléctricos con el fin de adaptarse a las normativas de algunos países donde piden que los autos eléctricos emanen ruido y no sean tan silenciosos.

Además, dispone de cámaras, un sistema eléctrico de retrovisores y ESP, cuyas detecciones se "traducirán" también en señales en forma de vibración para avisar al conductor de posibles peligros en la calzada. También dispone de wifi y un sistema de control que permite también manejar drones.


Los bomberos de Menlo (California, Estados Unidos) ya reservaron uno de los camiones eléctricos de Rosenbauer por la suma de 1.112.900 dólares tras el transporte y la inspección. Eso sí, la producción del camión se iniciará en 2021.

Desde el parque de bomberos estadounidense explicaban que muchas de las emergencias duran 30 minutos o menos, y que por ello este camión puede ser práctico (además de no ser tan perjudicial para el medio ambiente). El fabricante obviamente tiene fe en su proyecto y cree que la demanda global de vehículos con tecnología similar al CFT se plantará en torno a 3.200 unidades para el año 2030 y que entre 700 y 800 de estos vehículos ya podrían estar en servicio en Europa para 2025.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina