El presidente propuso “consolidar una justicia independiente”

Jueves 30 de julio de 2020 | 07:00hs.
El presidente Alberto Fernández anunció ayer que el objetivo del proyecto de Reforma Judicial que el Ejecutivo enviará al Congreso será “organizar mejor la justicia federal”, a través de la unificación y duplicación de los juzgados federales para “superar la crisis de credibilidad”.

En ese sentido criticó duramente el accionar de los juzgados durante el gobierno de Mauricio Macri. “Los últimos cuatro años estuvieron signados por medidas que afectaron las reglas de imparcialidad que deben gobernar la acción judicial en un Estado de Derecho”, destacó en Casa Rosada.

Además sostuvo que “se hizo uso de doctrinas que fueron utilizadas para convertir al encarcelamiento preventivo en un sistema de penas anticipadas” y a continuación lanzó: “De esa manera, el principio de inocencia y de defensa en juicio fueron repetidamente vulnerados”.

Minutos antes, en el inicio de su discurso sostuvo que “en la República, la vigencia del derecho reclama como indispensable que el sistema judicial se apegue a las normas y se abstraiga de cualquier influencia que quiera torcer la imposición de justicia”.

Durante su exposición en el Salón Blanco de Casa Rosada, el mandatario estuvo acompañado por los once integrantes del Consejo de asesores que estudiarán el funcionamiento de la Corte Suprema y el Ministerio Público Fiscal.

Además, se hicieron presentes la vicepresidenta de la Corte Suprema, Elena Highton; la ministra de Justicia, Marcela Losardo; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, entre otros.

“Lo que estamos proponiendo no es otra cosa que consolidar una Justicia independiente y eficiente”, dijo Fernández y agregó que se buscará “organizar mejor la Justicia Federal y, en particular, superar la crisis que claramente afecta la credibilidad y el buen funcionamiento de la justicia federal con competencia penal”.

El Jefe de Estado destacó la necesidad de una reforma judicial para que “nunca más” exista “una política que judicializa los disensos”, y aseguró que sin un sistema de justicia “independiente del poder político, no hay república y democracia”.

En otra parte de su exposición, el presidente dijo que durante el gobierno de Mauricio Macri la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) “quedó en un manto de sospecha” por intervenir en causas judiciales” y “el principio de inocencia en juicio se vulneró”.

La oposición volvió a dar la espalda

En línea con el rechazo en bloque del martes, consensuado tras el encuentro virtual que los principales dirigentes opositores mantuvieron con la presencia del ex presidente Macri, diputados de Juntos por el Cambio volvieron a darle la espalda ayer a la presentación del proyecto de reforma judicial y la convocatoria a un consejo asesor destinado a revisar, entre otras cuestiones, la integración de la Corte Suprema, el punto más resistido de la coalición opositora. “Analizaremos con máximo rigor la reforma, tal como lo hicimos en 2013 cuando se anunció la ‘democratización de la Justicia’, aquel intento burdo de politización de la misma. Ese antecedente nos exige ser sumamente firmes en la defensa de la independencia de la Justicia”, aseguró Mario Negri, el jefe del interbloque opositor en la Cámara baja, en sus redes sociales. “Nosotros consideramos que la reforma judicial puede tratarse en otro momento, pero la economía y la seguridad no pueden esperar”, remarcó, por su parte, Cristian Ritondo, jefe del bloque del PRO.

Juristas evaluaron de manera positiva el anuncio

El anuncio realizado ayer por el presidente Alberto Fernández sobre el proyecto de reforma judicial que enviará al Congreso fue recibido de manera positiva por varios juristas, que manifestaron su expectativa ante el tratamiento que la iniciativa recibirá en el parlamento.

“Me pareció un discurso moderado, en la misma línea del de la asamblea parlamentaria. Hay cosas en las que todo el mundo va a coincidir, en el sentido de mejorar el funcionamiento del Poder Judicial”, sostuvo el dirigente radical, abogado y ex juez Ricardo Gil Lavedra en diálogo con Télam.

El ex diputado nacional valoró también que el presidente “rescató la idea del fortalecimiento de la Justicia federal del interior que es una idea del Programa Justicia 2020, del gobierno pasado”, que consiste en crear más cargos de jueces federales en las provincias para evitar que cada uno tenga competencia múltiple.

El presidente del Consejo de la Magistratura y juez de la Cámara Federal de San Martín, Alberto Lugones, calificó el anuncio presidencial como “una buena idea”, aunque planteó que será importante conocer de dónde surgirán los recursos económicos para concretar las modificaciones propuestas.

Sobre la idea de licuar el poder de los jueces de Comodoro Py al elevar su número, Lugones señaló que es una “idea interesante” y remarcó que durante el último tiempo “lo que ha ocurrido es la intromisión de la Justicia en temas políticos y esto abre la posibilidad a generar un cambio”.

El abogado Roberto Carles señaló que el anuncio realizado por Fernández es “el paso que había que dar” en el sentido de “resolver la concentración de poder del fuero penal federal que es algo que viene de la década del ‘90 (vinculado a causas de corrupción) y que en los últimos cuatro años se usó para perseguir a opositores”.

La directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, definió el anuncio como “correcto en líneas generales” y remarcó que el presidente enunció cuáles son las cosas “más cuestionadas” como “las prácticas de conflicto de competencias del fuero civil y comercial y federal con el contencioso administrativo federal”.

Además, opinó que el mandatario hizo una “muy correcta la revisión histórica”, con un “duro análisis de lo que fue la Justicia durante el gobierno de Mauricio Macri”.

Detalles del proyecto

La reforma judicial que presentó ayer el gobierno hace énfasis en el reordenamiento y en la ampliación de la justicia federal en todo el país y crea un Consejo Consultivo de juristas, transfiere la competencia penal a la Ciudad de Buenos Aires y fija una serie de “reglas de actuación” para los magistrados federales.

  • Justicia Federal Penal
    Se fusionan los 12 juzgados penales federales con los 11 en lo penal económico y se duplican para llegar a 46 tribunales en el nuevo esquema de la Justicia Federal Penal, que estará ubicada en la Ciudad de Buenos Aires.
  • Nuevos magistrados
    Se aplicará un sistema de subrogancias para ocupar los nuevos juzgados con intervención de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional, el Consejo de la Magistratura y el Senado de la Nación.
  • Juicios en curso
    El presidente aclaró que “la conformación de esta nueva estructura judicial, en nada afecta el principio del juez natural: la totalidad de las investigaciones y juicios en curso quedarán bajo la jurisdicción de los jueces que actualmente las estén tramitando”.
  • Nuevos juzgados, fiscalías y defensorías
    El proyecto propondrá la unificación de las cámaras de apelaciones y la ampliación del sistema de justicia con la creación de nuevos tribunales orales, fiscalías y defensorías.
  • Transferencia de la competencia penal a la Ciudad
    La iniciativa propone transferir a la Ciudad de Buenos Aires la competencia para investigar y juzgar la totalidad de los delitos no federales cometidos en su territorio.
  • Fortalecimiento de la justicia en todo el país
    Junto a los nuevos juzgados federales, en paralelo, el gobierno impulsará la implementación gradual en todo el territorio del Código Procesal Penal Federal.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina