El preceptor se recupera y avanzan denuncias laborales y penales

Sábado 16 de marzo de 2019
El CEP 6 de Garupá busca volver a la normalidad.
Los abogados Miguel Ángel Almeida Inass y Jorge Horacio Zabulanes, representantes legales de Roberto Blanch, el preceptor apuñalado por un alumno en el CEP 6 de Garupá, informaron que se encuentran en etapa de instrucción de la causa.
Almeida, quien lleva adelante la parte administrativa y laboral, explicó en diálogo con Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7: “No hemos encuadrado una demanda contra nadie, hasta este momento hemos hecho las averiguaciones. En primera instancia no tiene ART ni un seguro por lo menos, le vamos a solicitar en esta primera parte al CGE si existe uno de esos dos instrumentos necesarios para la atención primaria de un hecho que puede ocurrir en una escuela”.
En cuanto a la parte hospitalaria, Almeida manifestó “nos llamó mucho la atención que hayan pasado muchas horas entre la entrada al hospital y la decisión de la cirugía. Qué pasó en ese tiempo, alguien no detectó que la herida tenía una gravedad superior a lo que se había supuesto. Son cosas que iremos dilucidando”.
Por su parte, Zabulanes sostuvo que “hay algunas acciones civiles que estamos armando y hay un fiscal que está interviniendo porque ya se hicieron las denuncias correspondientes y hay una causa penal”.
Asimismo, destacó ciertas irregularidades dentro del sistema educativo. “Dentro de las políticas educacionales encontramos muchas falencias, si hubieran actuado trabajadores sociales y psicólogos, habrían detectado a un alumno violento y trabajando con la familia no se llega a estos extremos, porque siempre hay instancias conciliadoras previas. En este ámbito nosotros hacemos responsable al Estado”.
Finalmente, reconoció que “es cierto de que no es común que un alumno acuchille a un docente, pero sí es cierto que los docentes están recibiendo ataques violentos todo el tiempo. La escuela es un reflejo de la sociedad y la sociedad se está volviendo cada vez más violenta”.
Blanch está internado en el Hospital Madariaga desde el miércoles último cuando fue atacado con un elemento punzante que le perforó hasta el intestino delgado. Pesan sobre él todavía varios días más de curación. El autor de la agresión fue su propio alumno, a quien le había informado minutos antes que no había pasado de curso.
En ese contexto, la cartera de Educación activó un protocolo de asistencia y contención a la comunidad para intentar recuperar la calma. El menor fue demorado por la Policía pero debido a su corta edad, 14 años, quedó a resguardo a resguardo de sus padres.
En tanto, ayer una docente del mismo colegio realizó una exposición policial para señalar que se encontró en el establecimiento con el menor, situación en la que dijo sentirse intimidada. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina