El peluquero fue asesinado de once puñaladas

Viernes 13 de diciembre de 2019 | 04:00hs.
 Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Un sospechoso, registros de cámaras de seguridad, huellas, rastreos telefónicos y un informe forense contundente. Sobre esas bases se asienta por estas horas la investigación por el homicidio del peluquero Román Brendt (46), cometido hace exactamente una semana en la localidad de Puerto Rico.

Tal como viene informando este matutino, la víctima fue ultimada el jueves de la semana pasada dentro de su casa en el barrio San Miguel y por el hecho hay un sospechoso de 27 años detenido, el cual fue capturado dos días después del crimen y desde ese momento permanece a disposición del Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico.

El único sospechoso que tiene el caso fue identificado como José Luis A., cuya detención se concretó a unos tres kilómetros del lugar del homicidio y en un contexto que lo complicaría severamente con el hecho investigado.

En este sentido, El Territorio pudo saber que durante la jornada del miércoles el sujeto fue trasladado hasta sede judicial para comparecer en audiencia de declaración indagatoria y ante las autoridades intervinientes decidió hablar, aunque su aporte no fue esclarecedor ni mucho menos, según calificaron diversas fuentes consultadas.

De acuerdo a lo consignado, el sospechoso optó por hablar pero en su declaración solamente intentó justificar la tenencia del celular que le incautaron al momento de su detención y el cual se sospecha que pertenecería a la víctima; mientras que respecto del hecho en sí y a otras aristas del caso decidió mantenerse en silencio.
Después de ello, las autoridades procedieron a notificarle el hecho por el cual está siendo investigado y los elementos e indicios que posee en su contra, tras lo cual fue imputado por el delito de homicidio calificado por ensañamiento, figura que prevé una pena de prisión perpetua en caso de ser hallado culpable en un futuro debate oral y público.

Justamente, las fuentes añadieron que en las últimas horas la Justicia recibió un informe preliminar de la autopsia practicada al cuerpo de Brendt y el examen arrojó un dato estremecedor.

Es que la necropsia estableció que el cadáver de la víctima presentaba un total de once heridas cortantes y cuatro de ellas eran de profundidad, lo cual grafica la violencia a la que fue sometido el peluquero en el ataque recibido el jueves pasado.

De cámaras, manchas y huellas

En este contexto, las mismas fuentes consignaron que ahora los investigadores están a la espera de una batería de pericias encomendadas a distintos profesionales.
Según explicaron, entre los elementos incorporados al expediente hasta el momento, se registran, por ejemplo, dos grabaciones de cámaras de seguridad que captaron a un sospechoso de similares características al detenido circulando en dirección a la casa de la víctima en minutos previos a la concreción del homicidio.
En las imágenes analizadas, el sospechoso aparece merodeando la zona aproximadamente a las 17.20 del jueves, mientras que el crimen se estima que fue cometido poco después de las 18. En estos estudios interviene el personal de la Dirección Cibercrimen de la Policía de Misiones.

Por otro lado, los pesquisas aguardan las pericias que fueron ordenadas sobre distintos elementos encontrados con manchas de color escarlata que podrían corresponderse a sangre.

Se tratan de prendas de vestir, zapatillas y un cuchillo, los cuales fueron encontrados durante un procedimiento realizado en una obra en construcción donde el sábado el sospechoso intentó ocultarse luego de intentar robarle a un vecino que después llamó a la Policía y permitió dar un paso clave en la investigación del caso.
Es que tras fallar en su intento de robo, el sujeto se escabulló en una obra ubicada sobre la calle 9 de Julio y allí habría descartado varios elementos que ahora pueden comprometerlo severamente con el hecho.

Las fuentes detallaron que todos estos elementos serán peritados para establecer, en primer lugar si esas manchas efectivamente se corresponden a sangre humana y posteriormente cotejar las muestras con el ADN de la víctima.

Respecto de la zapatilla, indicaron que el calzado fue encontrado dentro de un tanque de agua en desuso en el mismo lugar y que también presenta manchas que pueden ser de sangre, pero este elemento tiene además otro valor agregado.

Y es que las fuentes detallaron que tanto en la escena del crimen como en el edificio donde se incautaron los demás elementos se hallaron huellas que deberán ser emparejadas con las suelas de las zapatillas incautadas para establecer si las pisadas se corresponden.

Según explicaron, en la escena del hecho las huellas eran sobre sangre, mientras que en la obra quedaron impregnadas sobre montículos de arena que había en el lugar.

Pero eso no es todo, las zapatillas encontradas incluso presentan las mismas características que las observadas en los pies del sospechoso que quedó registrado en las cámaras de seguridad, por lo que los indicios en contra del implicado no paran de acumularse. Pero todo debe ser demostrado por las pericias para despejar cualquier tipo de duda y reducir al máximo el margen de error.

En cuanto al teléfono hallado en poder del sospechoso, la Justicia ya encomendó una serie de pericias telefónicas orientas a su geolocalización y últimos contactos registrados en horarios cercanos al crimen.

El caso

Según lo que se pudo reconstruir, el jueves pasado, minutos después de las 18, Brendt fue sorprendido por un desconocido dentro de su propia vivienda y fue atacado de varias puñaladas.

Gravemente herido, después del ataque el hombre alcanzó a llegar hasta la parte delantera de su casa y pedir ayudar a los gritos, tras lo cual fue auxiliado por dos vecinas que de inmediato llamaron a la Policía.

Los pesquisas consultadas en ese momento graficaron que al momento de ser socorrida, la víctima se encontraba sobre un gran charco de sangre.
Luego de eso Brendt fue llevado al hospital local y derivado de urgencia al Hospital Samic de Eldorado, donde falleció a la madrugada siguiente producto de las graves lesiones sufridas.

Respecto del sospechoso, las fuentes señalaron que no tenía un domicilio bien definido y tampoco era muy conocido en la ciudad, por lo que los pesquisas también indagan sobre este punto.

En el caso interviene el Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico, a cargo del magistrado Manuel Balanda Gómez.


En cifras

11

Un informe preliminar de autopsia reveló que la víctima sufrió un total de once heridas cortantes, de las cuales cuatro fueron de profundidad.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina