El merendero “Más allá de un Sueño” cumple un año de asistir a los niños de La Tosquera

Jueves 12 de septiembre de 2019 | 22:40hs.
San Pedro | Foto: Carina Martinez
Hoy se cumple un año, de la primera merienda servida en el corredor de la vivienda de María Kenpka, en barrio La Tosquera, uno de las zonas más carenciadas de San Pedro. Más allá de un Sueño, nació ante las necesidades de las familias que residen en el lugar y se sostiene mediante el trabajo voluntario de la familia fundadora y la solidaridad de varias personas ya que no reciben ningún tipo de remuneración para brindar la merienda tres veces por semana.

La empatía de su creadora, María Kenpka quien dedica varias horas en preparar la merienda para los niños y ocuparse de pedir colaboración para no quedarse sin los alimentos necesarios, es digno de destacar. Mediante una insistencia permanente y gestiones, logro que en el lugar la municipalidad construya un quincho, porque si bien comenzó con 33 niños, a la fecha el número supera los 80 menores, tornando el espacio en su casa, extremadamente pequeño.

El objetivo del proyecto va más allá de brindar alimentos, apuntan a mejorar la calidad de vida, tanto de los niños como las familias. Pensando en ello, comenzaron con clases de apoyo que fueron dictadas una vez por semana a inicios de ciclo lectivo, arrojando excelentes resultados. El costo de los docentes era en parte solventado por la familia de María y lo restante por parte de donaciones de otra familia. No solo apuntan a los niños, con gran esfuerzo redactaron un proyecto con distintas actividades que beneficien a los moradores que en la mayoría son tareferos. Una de las ideas que está en plena ejecución es una huerta comunitaria.

Si bien la tarea es ardua y en oportunidades pensó que no podría seguir, con garra afrontó las dificultades y muy emocionada por cumplir un año al servicio de los niños, María Kenpka, en diálogo con El Territorio indico “Un año de llevar adelante este sueño, tengo la dicha de que en San Pedro existan muchas familias solidarias que responden a nuestros pedidos, que son alimentos destinados a los niños, cuando falta utilizamos la plata del salario de mis hijos para darles a los niños que esperan ese alimento, con mi familia no podemos mirar a un costado viendo tantas necesidades, estamos muy felices y vamos a seguir luchando”.

Los días de merienda son lunes, miércoles y viernes, María se ingenia y prepara varias masas dulces, arroz con leche, galletitas o chipa para que el menú sea variado. Para María y su familia, sería un sueño contar con algún padrino que se encargue de acercar la mercadería todos los meses para garantizar la merienda y que puedan destinar más tiempo en los demás proyectos.

Así como el agradecimiento inmenso a cada persona y familia, que no solo colaboran con los alimentos sino con donaciones como ser ropas y juguetes que son destinadas a las números familias, también llega la gratitud para con vicegobernación, en la figura de Oscar Herrera y Miguel Vogeli.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina