El kick boxing crece y se reinventa

Miércoles 5 de febrero de 2020 | 07:00hs.
“La didáctica y la transmisión profesional hizo la diferencia para separar los que es el kick boxing competitivo del recreativo. Se creó un concepto de lo que es deporte o lo que es profesional y se perdió ese miedo a la disciplina”. Esa es la razón principal para Máximo Rolón, campeón argentino y panamericano, de por qué el kick boxing hoy tiene otro reconocimiento.
Hace algunos años el deporte era visto como muy violento, sobre todo por las peleas que son televisadas, pero eso tiene poco que ver con lo que sucede en los gimnasios, a los que muchos acuden para hacerlo como una actividad recreativa.
“Tuvimos un progreso muy grande en el tema didáctico. El presidente de la Federación Argentina, Juan Corrales, tuvo muchos viajes al exterior, principalmente a Europa, que es la cuna del deporte, y trajo un nivel muy alto con el tema de enseñanza y en lo competitivo ayudó a los deportistas a llegar más alto”, explicó Rolón, quien hace más de 20 años comenzó a practicar esta disciplina, luego de hacer varios años distintas artes marciales..
Ese cambio en la manera de enseñar, en la manera de ver al deporte, trajo aparejado un nuevo nivel de competidores, que son grandes protagonistas de los torneos que se realizan en esta parte del mundo.
“Argentina mejoró un montón. Hace cuatro o cinco años que se mejoró mucho y el nivel es muy bueno en Sudamérica. A nivel internacional somos muy respetados, tanto como selección como competidores de élite. En el Mercosur uno de los niveles más alto es el de Argentina y siempre nos medimos con Paraguay, Bolivia y Chile, que nos sirve de roce para mantenernos en un buen nivel”, contó Rolón, quien se prepara para viajar a Asunción, Paraguay, a un tradicional certamen.
Para Rolón lo importante es comprender que hay dos ramas en el deporte. Que en lo recreativo el kick boxing puede ser “hasta una terapia”. “Mucha gente viene y está un rato con la bolsa y sale como nueva”, comentó.
Pero si el camino es la competencia, el campeón argentino tiene claro que todo debe ser paso a paso, para poder encontrar la modalidad adecuada.
“El kick boxing tiene varias modalidades dentro de lo que es la competencia. Tenes lo que es contacto leve y lo que es contacto duro o de ring, que es lo que se ve en la tele. Dentro del kick boxing, como en todo deporte, lo que se recomienda es empezar de joven, por el tema de la mecánica de los movimientos y por el entrenamiento físico. Con 8 o 10 años pueden empezar a practicar”, explicó.
Además, Rolón trazó un paralelismo entre el kick boxing y las artes marciales, al momento del inicio de los torneos: “Es muy parecido a las artes marciales, en lo didáctico y lo técnico. No hay un contacto profundo en la competencia. Hay una competencia que se denomina combate a punto y es parecido a las artes marciales. Es para que vayan aprendiendo y que vayan teniendo roce en la parte técnica y de velocidad, para que cuando lleguen a la parte competitiva, de 16 a 18, tengan incorporado la parte mecánica de los movimientos y que cuando los roces sean más duros estén adaptados para recibir esos movimientos”.

A competir
El sábado 15 de febrero se realizará en Asunción, Paraguay, el torneo New Warriors, una competencia a la que apunta Máximo Rolón.
“Tenemos un evento tradicional, que es el New Warriors, organizado por Aldo Villalba, un maestro paraguayo muy conocido de esta zona. Siempre el equipo misionero está representado por un buen grupo. Esta vez vamos 15 competidores y siempre que fuimos trajimos buenos resultados”, contó el profesor y agregó que “trajimos muchos cinturones internacionales y ahora esperamos repetir lo hecho”.
De todas maneras para esta certamen a los competidores les faltan dos cosas. Por un lado “nos falta competencia. Estamos empezando el año y estamos trabajando en lo que nos falta, que es sobretodo roce. Roce de competencia. Es cuestión de entrenar”, explicó Rolón.
Pero además de lo estrictamente deportivo, a los representantes de Misiones todavía les resta conseguir algunos fondos para completar todo el gasto que significa participar de un torneo internacional y por eso Máximo Rolón se encarga de recibir a quienes pretendan colaborar. El contacto es a través de su celular (0376-154863838). 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina