El histórico contador de los Kirchner pidió ingresar al programa de testigos protegidos

Martes 12 de febrero de 2019 | 17:07hs.
Víctor Manzanares, el contador histórico del matrimonio Kirchner, solicitó ingresar en las últimas horas al programa de protección de testigos e imputados colaboradores, luego de confesar en la causa de los cuadernos del chofer Oscar Centeno por el pago de sobornos durante el kirchnerismo.

Fuentes judiciales informaron que solo resta la aprobación formal, que se daría en las próximas horas. Fue tras un pedido hecho ante el Ministerio de Justicia, luego de declarar como arrepentido y expresar temor por su seguridad, más aún porque comparte el penal de Ezeiza con muchos exfuncionarios kirchneristas y empresarios procesados por sobornos.

El fiscal Carlos Stornelli afirmó que la declaración de Manzanares es "una de las más importantes de toda la causa de los cuadernos" porque el contador había dado detalles del paradero del dinero.

"Es una declaración que duró dos jornadas y es probable que se amplíe, pero ya tenemos lo suficiente para haber firmado el acuerdo. Es una declaración muy ilustrativa que hace un gran aporte, incluso con la admisión de su propia participación y responsabilidad", aseveró el representante del Ministerio Público Fiscal.

Stornelli aclaró que "la declaración de un arrepentido" que aún no fue aceptado como imputado colaborador por el juez Bonadio "no se convierte en prueba hasta que el juez no la homologa", con lo que, precisó, "hay que esperar un poquito".

En este sentido, si bien no ahondó en detalles, el fiscal Stornelli dijo que la declaración de Manzanares constituye "un relato de cómo era el mecanismo de recaudación y de lavado", e incluso la definió como "una de las declaraciones más importantes" de las brindadas hasta el momento en la causa de los cuadernos de la corrupción.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina