El gobierno suspende el regreso de los argentinos varados en el exterior

Jueves 26 de marzo de 2020
El gobierno decidió ayer suspender hasta nuevo aviso la repatriación de los argentinos que quedaron varados en el exterior, en medio de los cierres de fronteras y cuarentenas obligatorias dispuestas en el mundo por la pandemia de coronavirus. 
Sin dar precisiones, se anunció que harán gestiones para que esos ciudadanos permanezcan en los lugares en los que quedaron hasta que se encuentre una alternativa. La decisión la tomó y la anunció públicamente el presidente Alberto Fernández.
“Por ahora hemos decidido no ingresar más gente al país hasta que nos organicemos. Ya di instrucciones de que ayuden con recursos a quienes se encuentran en el exterior, pero van a tener que esperar un poco el momento del regreso”, aseguró el jefe de Estado. En ese sentido, aclaró que quedarán exceptuados de esto “algún caso excepcional que lo justifique” y “los mayores de 65 años, que son los que más riesgo tienen”, enfatizó el primer mandatario en una entrevista televisiva, y adelantó que ya instruyó al canciller Felipe Solá para que el Estado ayude a quienes tienen que esperar afuera del país.
 La principal responsable de los operativos de repatriación era Aerolíneas Argentinas.
La cantidad de argentinos varados en el exterior todavía es imprecisa, ya que se mezclan tanto quienes tenían fecha de regreso original para antes del 31 de marzo como aquellos que quieren anticipar su regreso para no permanecer en el exterior en zonas de riesgo. 
El gobierno estima que hoy hay unos 10.000 pasajeros en esas condiciones. Entre los países en los que hay mayor cantidad de varados están Estados Unidos, México, República Dominicana, Cuba, Perú, España, Reino Unido e Italia. Cuando empezó el operativo de repatriación, la Cancillería había contado 45.000 argentinos que se habían comunicado con los consulados para pedir ayuda en sus regresos.
En cambio hay números un poco más precisos sobre cuántos ya regresaron. A lo largo de la semana pasada, tanto Aerolíneas Argentinas como otras líneas aéreas concretaron más de un centenar de vuelos “de excepción” para traer argentinos desde el exterior, pero a partir del domingo el gobierno restringió la cantidad de vuelos. 
Sólo entre el 13 y el 23 de marzo, Aerolíneas trajo 27.000 argentinos desde el exterior. Y específicamente desde que se declararon las distintas zonas de riesgo, primero desde EE.UU. y Europa y luego desde países de la región, la línea de bandera trajo desde allí unos 12.000 pasajeros: los primeros 5.100 llegaron en vuelos regulares desde Nueva York, Miami, Roma, Madrid y distintos destinos de Brasil. 
El 18 de marzo comenzaron los vuelos “excepcionales” de Aerolíneas, que hasta el momento totalizan 42: nueve desde Miami, cinco desde Madrid, 16 desde Brasil, seis desde Lima, tres desde Bogotá y dos desde Cancún y Punta Cana, con 6.650 pasajeros.
Hoy y mañana serán los últimos cuatro vuelos de Aerolíneas hasta que se vuelva a levantar la veda. Serán dos regresos desde Miami, a los que se sumarán un vuelo desde Madrid, hoy, y otro desde Cancún, mañana. Para entonces, Aerolíneas habrá traído unos 13.000 pasajeros varados.
En el caso de la aerolínea Latam, entre el jueves 19 y la noche de ayer, trajo 11.500 pasajeros. La mayor parte (10.012) provenientes de destinos internacionales masivos como EE.UU. (Nueva York, Los Ángeles y Miami), Europa (Barcelona, Madrid, Londres y Frankfurt), Australia, Nueva Zelanda, Chile y Brasil. También hubo repatriaciones más acotadas, desde destinos como 700 argentinos de Bogotá, Punta Cana (310), Cancún (220), La Habana (115) y Montego Bay (200).
También el Ministerio de Defensa colaboró en la repatriación, con dos vuelos de sus aviones Hércules C-130 a Perú. Y vuelos puntuales de las aerolíneas Lufthansa (desde Frankfurt), Ethiopian (San Pablo), Qatar (San Pablo), Emirates (Río de Janeiro), Neos Spa (Marsella), Air Belgium (Bruselas), JetSmart (Santiago de Chile) y Gol (desde distintos destinos de Brasil hacia Ezeiza, Córdoba y Rosario
“Le pedimos al presidente Alberto Fernández que no abandone y deje sin medios a los miles de argentinos que están en el extranjero y que no pudieron regresar a nuestro país en medio de la crisis generada por el coronavirus. Pueden enfermarse y no ser atendidos. Es un tema de solidaridad. No los castigue”. Así se refirió el diputado Alvaro de Lamadrid (UCR) al anuncio presidencial de que se suspenderán momentáneamente los vuelos de repatriación de argentinos.
Ayer además los dos aviones Hércules de la Fuerza Aérea enviados a Perú para repatriar a 140 argentinos varados en ese país aterrizaron en el aeropuerto de El Palomar. 
En este sentido, más de 900 argentinos que estaban varados en un crucero en el mar Mediterráneo y que llegaron al puerto italiano de Génova iniciaron ayer el regreso hacia Buenos Aires.

Ejército brasileño envió tropas para custodiar la frontera

La frontera seca en Irigoyen es custodiada por Gendarmería.
El cierre de fronteras constituyó una de las principales acciones determinadas por el gobierno nacional para frenar el avance del coronavirus en la Argentina. Desde la determinación de la cuarentena, el 20 de marzo, se avanzaron en acciones de bloqueo de las fronteras, para evitar el ingreso de posibles infectados al país. En este sentido, el refuerzo de los controles por parte de las fuerzas de seguridad fue clave.
En Misiones, una de las fronteras más difíciles de custodiar es la que se encuentra en Bernardo de Irigoyen con la ciudad brasileña de Dionisio Cerqueira. Al respecto, se conoció ayer  que el 14° Regimiento de Caballería Mecanizada del Ejército  de Curitiba decidió monitonear y expandir las operaciones en el oeste del estado de Santa Catarina, que tiene frontera con Misiones.
“Se decidió mantener la disposición y control el acceso a las fronteras y apoyando logística a los Cuerpos de Salud y Seguridad Pública, para mitigar los impactos en la población del oeste de Santa Catarina por la propagación del Covid-19”, consignó el medio brasileño Jornal Da Fronteira.
Allí, se explicó que las acciones de control se llevarán a cabo en la frontera en Dionísio Cerqueira y en el puente BR 282 en Paraíso, con el objetivo de hacer cumplir el decreto presidencial de la última semana que cerró las fronteras terrestres con los países vecinos, a excepción de  Uruguay, por un período de quince días.
El anuncio de la llegada de la tropa al municipio brasileño fue realizado por el alcalde Thyago Gnoatto, a principios de semana. Según él, al menos 80 militares estarán en el municipio para ayudar a patrullar la franja fronteriza y otras acciones que se desarrollarán.
En tanto, ayer se observó el arribo de las fuerzas hacia la zona, refirió el medio del vecino país y especificó que los operativos en la frontera seca se intensificarán, al mismo tiempo que las fuerzas ayudarán a las personas de tercera edad en sus tareas cotidianas.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina