El desafío está en marcha

Viernes 11 de enero de 2019
Thomas Silvero, Federico Martínez e Iván Molinas, tres cartas misioneras de importancia para transitar este nuevo camino. | Foto: Facundo Correa
Cristian Avellaneda

Por Cristian Avellaneda deportes@elterritorio.com.ar

El próximo miércoles Crucero iniciará oficialmente la temporada 2019 cuando visite a San Martín en Formosa. El encuentro de ida de primera fase de la Copa Argentina pondrá en marcha el nuevo desafío con metas de corto plazo. En otras palabras, será un ‘paso a paso’.
Históricamente el Colectivero no acostumbra a sentar bases de proximidad y siempre se apoyó en las máximas aspiraciones, pero la partida de ocho pilares fundamentales en la estructura del plantel hizo repensar la idea. Hoy mantener la categoría y extender la estadía en la copa es el objetivo, después se verá en la posibilidad de buscar el ascenso.
Además, encontrar la química entre los jugadores resulta primordial en esta segunda parte de la temporada del Federal A. El plantel mutó de forma drástica y ahora más que nunca serán los canteranos quienes tomarán el protagonismo, no solamente entre los once titulares sino en el tan importante recambio del banco.
En esta revolución es Iván Molinas uno de los involucrados directos. El posadeño de 21 años se ganó merecidamente su lugar a base de buenas actuaciones y sin dudas es vital en la zona de volantes.
“El equipo está muy bien, con expectativas y energías renovadas para este desafío que se avecina. Hicimos una dura pretemporada y ya estamos mentalizados para jugar por Copa Argentina. Es un nuevo torneo para seguir aspirando a mejorar nuestro funcionamiento”, remarcó en diálogo con El Territorio.
“No estoy preocupado porque este es el momento de los chicos del club. Hubo recambio, se fueron muchos jugadores de jerarquía; espero que los refuerzos nos den una mano para cubrir esos espacios. Mariano Gancedo tiene mucho potencial y Diego Valenzuela nos puede aportar desde su experiencia para darles la oportunidad a Lucas Caballero y a otros chicos como Rodrigo Ramírez...los talentos del club van a tener la posibilidad de mostrarse y madurar, no la tienen que desperdiciar”, agregó.
Molinas también fijó postura: “Sabemos que la Reválida va a ser dura, pero claramente vamos por todo. La Copa Argentina es importante porque te cruzás con rivales importantes y avanzar de fase también genera ingresos para el club. El objetivo es pelear las dos cosas por igual”.
“El técnico siempre tuvo las cosas claras con nosotros. Mantiene los lineamientos y nos sigue diciendo las mismas cosas. Estamos trabajando de igual manera”, cerró el posadeño.

Armado del equipo
En sintonía con Molinas y a pesar de las bajas, Sandro Bárbaro confía en que los jóvenes mantendrán viva la llama competitiva y el equipo no perderá la intensidad. Es por eso que el DT se sostendrá en el esquema original del 4-4-2 con la presión alta como característica sobresaliente.
Claro que ya no contará con los mismos actores en el mediocampo y allí estará la clave.
La sangría se llevó a los mediocampistas titulares de hasta hace menos de tres meses. Primero fue Franco Cabrera, después Lucas Oviedo y finalmente el Colo Fioravanti.
Se sabe que el doble cinco marcará el punto de quiebre en esta nueva etapa y en principio Valenzuela, la reciente y última incorporación, se hará cargo de un puesto. Habrá que ver quien lo acompañará; por el momento el juvenil Lucas Caballero figura como la mejor opción.
El resto de las líneas parecen estar sólidas, con Marcos Argüello en el arco, un sistema defensivo que será el alma del equipo con Alejandro Pérez, Rodrigo Lechner, Sebastián Diana y Mariano Gancedo, además de la zona de volantes bien cubiertas por Molinas y Rodrigo Cerdan.
Finalmente el sector ofensivo con Leonardo Marinucci como la carta punzante y la sana pelea por la referencia del área entre Federico Martínez y el ya recuperado Cristian Campozano.
Crucero continuará con los trabajos a doble turno ya preparando el viaje a territorio formoseño. El encuentro de ida copero se jugará el miércoles desde las 17.30.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina