El deceso del joven en su departamento fue por muerte súbita

Jueves 13 de junio de 2019 | 07:40hs.
La fatalidad se presentó en el edificio de San Martín y Almirante Brown. | Foto: Marcelo Rodríguez
Un empleado de la Subsecretaría de Desarrollo Social de Misiones fue encontrado muerto en el baño del departamento que alquilaba en el edificio SM, situado sobre la avenida San Martín, entre calle Peyret y avenida Almirante Brown, del barrio Rocamora de Posadas. el pasado miércoles a la mañana.

Se llama Javier Sosa (32) y de acuerdo a sus allegados, hace varios años ocupa el 2º C del complejo de departamentos. Desde el martes a la noche no se comunicaba con su entorno cercano, tampoco respondía mensajes ni llamados telefónicos por lo que ayer a la mañana se hizo una denuncia, los uniformados fueron a ver qué pasaba y se toparon con que estaba sin vida en el piso del baño.

Preocupación y denuncia
La información brindada de manera oficial da cuenta que a media mañana de ayer se presentó Sebastián C. en la comisaría Sexta, informando que su amigo (Javier Sosa) no le contestaba los llamados telefónicos ni abría la puerta del departamento donde vivía solo. Los últimos contactos -recordó- los había tenido el día anterior, por lo que estaba bastante preocupado por lo que pudo haber pasado, teniendo en cuenta que tampoco se había presentado al trabajo.

Con esos datos, una patrulla acudió al edificio, fue atendida por el portero quien abrió la puerta principal de acceso y al golpear la puerta del departamento notó que tenía la llave colocada del lado de adentro, por lo que con mucha paciencia la hicieron caer al suelo para sacarla por la abertura inferior.

Una vez adentro del departamento, revisaron las habitaciones hasta que en la parte de la ducha del baño se toparon con el cuerpo sin vida del joven buscado. El médico policial que examinó el cuerpo no habría detectado alguna marca de golpes, por lo que el caso pasó a ser investigado como muerte dudosa.

El juez de Instrucción en turno ordenó una serie de pericias en el departamento, hechas por la Dirección Homicidios, Cibercrimen y Policía Científica, como también que el cuerpo sea sometido a autopsia para saber de manera científica la causa de muerte, lo que determinó “muerte súbita”.

Fuentes policiales informaron a este matutino que no había desorden que podría hacer presumir de un robo o en todo caso, un ataque. Incluso, el hecho de que la llave estaba colocada del lado de adentro fijó la hipótesis en que no había nadie con Sosa cuando se produjo su muerte. El informe del Cuerpo Médico Forense despejó todas las dudas. 


Nota relacionada:

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina