El arquero condenado puede volver a atajar

Jueves 15 de agosto de 2019
Poços de Caldas FC, un equipo de la tercera división del fútbol brasileño, será el nuevo club del arquero Bruno Fernandes, condenado en 2013 por encargar el asesinato de su amante. Paulo César da Silva, dirigente del club del estado de Mina Gerais, aseguró que Bruno, que defendía los colores de Flamengo cuando fue detenido por el caso, debe firmar el contrato y ser presentado oficialmente en la próxima semana. Bruno fue preso de forma preventiva en 2010 y condenado tres años después por el homicidio de Eliza Samudio, una joven modelo con quien tuvo un hijo que él se negaba a reconocer. El arquero también fue sentenciado por el secuestro del bebé tras el asesinato de la madre.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina