“El Aedes aegypti busca lo que te olvidás, es un oportunista”

Sábado 30 de mayo de 2020
Destacan que el descacharrado debe hacerse en toda la manzana.
Desde que comenzó el período de brote en curso, Misiones notificó 9.701 casos de dengue, la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti, de los cuales fueron confirmados por laboratorio 344 casos para definir la circulación viral. De esa forma se detectaron para DEN-1 un total de 239; para DEN-2, 49 y para DEN-4, 56.
Sin embargo, tal cual habían explicado desde Salud Pública, todos los casos son tomados como positivos, más allá de que demore o no la detección del laboratorio. La coexistencia de estas tres cepas de la enfermedad es complejo, ya que quien se infectó con una cepa puede reinfectarse con otra y tener un cuadro grave o hemorrágico.
Ante este escenario se vuelve imprescindible no perder el foco de la cuestión y seguir con las tareas no sólo de prevención sino también concientización. Por eso Radioactiva 100.7 dialogó con Nicolás Schweigmann, doctor en Ciencias Biológicas, investigador del Conicet y líder del grupo de estudio de mosquitos de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), quien comentó sobre algunas cuestiones básicas y desmitificó otras.
“Este es un momento oportuno para empezar a hacer una verdadera prevención, lo que se conoce como descacharrar, no tener recipientes con agua dentro de las viviendas. Ahora -por el frío- va a ir bajando la población. Cuando las poblaciones bajan es el momento en que hay que hacer la verdadera prevención”, comenzó explicando.
Ante la pregunta del peligro que pueden significar las piletas y pelopinchos, sostuvo que “lo más común es que el Aedes aegypti busca lo que vos te olvidás, es un oportunista. Si tenés una pelopincho y la usás, no te van a colonizar ahí porque el agua está en movimiento. Lo que vos te olvidás y lo dejás más de una semana estancado, eso se transforma en un criadero, seguro”.
Sin embargo, afirmó que no basta con descacharrar. El trabajo de sanitización debe ser mucho más profundo. “El huevo puede quedar un año pegado en recipientes esperando recibir agua. Yo recomiendo limpiarlos, cepillarlos bien, y si se puede pasar agua hirviendo mejor porque con eso matás seguro los huevos. El descacharrado en verano no es tan útil como en invierno cuando casi no hay adultos”, destacó el profesional.
Además, recomendó echar arena o aserrín a las plantas que juntan agua, “para que quede húmedo, cosa de que no quede agua y las larvas no  puedan estar y criar mosquitos”.
En esta misma línea y como método de mitigación de la enfermedad, aseguró que “tenemos que ir pensando tener mosquiteros en las casas en puertas y ventanas. El problema es que si en la manzana el 90% de las casas hace un buen descacharrado, pero un 10% sí tiene cacharros, este poquito de casas alcanza para que haya mosquitos en toda la manzana y tengan una epidemia de dengue”.
Finalmente, detalló que aquello que se conoce como la adaptación al frío, en realidad supone un período de diapausa, es decir que el huevo a pesar de mojarse no eclosiona, “es un primer paso para algo que va a ser un problema mayor en el futuro si no lo atendemos a tiempo”. 

Buscan desarrollar en Misiones un biolarvicida

Autoridades del Ministerio de Salud Pública de Misiones y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) trabajan en la transferencia de tecnología para la lucha contra el dengue y el control de la larva del Aedes aegypti.
Por videoconferencia, el titular de la cartera sanitaria Oscar Alarcón junto su equipo, profesionales del Inta y demás instituciones, mantuvieron un encuentro virtual y uno de los puntos de la reunión fue analizar la posibilidad de desarrollar en la provincia un larvicida biológico generado por ese organismo nacional. 
Se trata de un biolarvicida, de formulación líquida, elaborado a base de Bacillus thuringiensis israelensis (Bti) para el control del mosquito transmisor del dengue.
También se analizó la posibilidad de desarrollar la Técnica del Insecto Estéril, como la que se utiliza en Argentina para el control de la mosca del Mediterráneo o mosca de la fruta, para el control del mosquito Aedes aegypti, transmisor de enfermedades como dengue, fiebre amarilla, zika y chikungunya.
Participaron de la reunión a los subsecretarios de salud, Héctor Antúnez Proeza y de Apoyo y Logística, Carlos Báez y el jefe de Vigilancia Epidemiológica,  Eduardo Ramírez.
También participó el director del Inta Misiones, Octavio Ingaramo, la directora del Centro de Investigación en Ciencias Veterinarias y Agronómicas, Ruth Heinz, el director del Instituto De Investigación Microbiología y Zoología Agrícola, Roberto Lecuona, el gerente de la Biofábrica de Misiones, José Cabral y el investigador Diego Gunther, entre otros. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina