El acusado de matar a Mereles dijo que se trató de un accidente - El Territorio Misiones

El acusado de matar a Mereles dijo que se trató de un accidente

Martes 11 de agosto de 2020 | 06:00hs.
Patricia mantenía una relación con el padre de su asesino desde hacía ocho meses.
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

Jonathan Ariel Da Silva (28), acusado de asesinar de un disparo en la cabeza a Patricia Mereles (32) en Puerto Iguazú, fue trasladado ayer al Juzgado de Instrucción de Puerto Iguazú para completar la audiencia indagatoria.

Según detallaron fuentes del caso a El Territorio, ante el juez Martín Brites el acusado escuchó los elementos que hay en su contra y fue imputado por el delito homicidio calificado por el uso de arma de fuego, descartándose por el momento -como viene adelantando este medio- la figura de femicidio.

De todas formas, de persistir esta figura el acusado también podría ser condenado a prisión perpetua si es considerado culpable.

Da Silva ya había esbozado su versión de los hechos al momento de ser detenido, palabras que no tenían validez judicial en ese momento, pero que en la víspera fueron ratificadas. Ante las autoridades judiciales confirmó que dio muerte a Patricia, pero buscó atenuar su responsabilidad diciendo que se trató de un accidente.

El imputado relató que fue a reclamarle sobre supuestas acusaciones de infiel que la víctima había dispersado en el barrio sobre él y que le apuntó con el arma para asustarla. También expresó que ya había mantenido discusiones de este tenor con la mujer.

El acusado seguirá el proceso privado de su libertad, mientras la Justicia avanza sobre elementos de prueba que serán incorporados pronto al expediente. Recibida la autopsia, se espera que se confirme que el arma incautada al momento de la detención de Da Silva sea la utilizada en el crimen.

También deberá establecerse cuándo y en qué condiciones se va a tomar la declaración testimonial a la hija de Mereles, una adolescente que presenció directamente el hecho, por lo que sus palabras resultarán clave en el avance de la investigación.  

Ayer la familia aclaró que tiene 13 y no 16 como trascendió en un primer momento, por lo que todo indica que sus palabras se incorporarán mediante Cámara Gesell. También va a declarar el padre del acusado y pareja de la víctima desde hace unos ocho meses.

Movilización

Ayer los familiares de la víctima se manifestaron por pancartas y carteles frente al Juzgado. Principalmente se mostraron muy molestos con la coartada del señalado asesino; aseguraron que el crimen fue premeditado y pidieron que sea caratulado como un femicidio, pese a que hasta ahora de la investigación no surgieron elementos que sostengan que Patricia fue asesinada por su condición de género.

Según adelantaron a El Territorio, el viernes volverán a movilizarse.

Miriam Mereles (27) fue quien atendió a este medio y acusó sin vueltas que “el crimen era premeditado porque unos días antes él -por Da Silva- viajó a San Antonio a buscar un arma de fuego”. Expresó que ese viaje fue también para buscar a la adolescente testigo del hecho y que ésta fue quien contó que escuchó al acusado referirse al calibre 38.

Sobre Patricia, relató que tenía cinco hijos en total: dos adolescentes de 15 y 13 años, otras dos nenas de 11 y 7 y un pequeño de 6, quien es el que más reclama por la presencia de la mujer. Los tres hermanos menores estaban con su padre en otra localidad al momento de los hechos.

Sobre los motivos del crimen, la entrevistada expresó que su tía “hace días se sentía amenazada” y detalló que incluso había publicado en los estados de WhatsApp que “estoy siendo perseguida, que sea lo que Dios quiera”. La principal hipótesis de ella y su familia es que el móvil es económico.

“Mario -padre del acusado y pareja de la víctima- tenía una plata para cobrar de un juicio y el tipo ese no aceptaba que él la gaste con mi tía. No aceptaba que su papá esté con mi tía”, desarrolló.

En el mismo sentido se expresó la hermana de la víctima, Ángela Mereles, en declaraciones al medio local El Independiente Iguazú: “Mario la quería mucho a Patricia y había anunciado que cuando cobrara la plata iba a comprar una chacra en Alem y les iba a dejar el auto y la casa de Iguazú a los hijos. Él no aceptó eso y por eso terminó así”.

“Ahora me entero que el tipo ese viene a declarar que fue un homicidio culposo, sin intención de matar. ¿Cómo no va a tener intención de matar si le dio un tiro en la cabeza”. No se puede creer que dijo eso, porque si venía como para asustarle no iba a terminar así”, agregó Miriam.

La mujer expresó que su sobrina aún no puede salir del estado de shock, pero que contó que se trató de una discusión de minutos entre los dos implicados antes del desenlace mortal. En ese momento el padre del joven se encontraba en la cocina preparando carne.

“Lo único que repite es por qué no pudo hacer nada para ayudar a su mamá, se siente culpable por la situación”, finalizó.

En pleno mediodía

El crimen de Patricia Mereles se registró el jueves al mediodía, prácticamente a las 12 en punto, en su vivienda del barrio Las Leñas de Puerto Iguazú.En determinado momento Da Silva llegó al lugar y fue directo hacia su madrastra para increparla.La secuencia habría durado apenas unos pocos minutos hasta que el sospechoso extrajo un arma de fuegode su cintura y gatilló. El balazo calibre 38 le provocó la muerte al instante a la mujer. Según la autopsia, impactó en la región lateral derecha de la cabeza. Da Silva escapó del lugar a bordo de su Chevrolet Onix, evadió un control sobre la ruta nacional 12 y recién pudo ser atrapado poco antes de llegar al puesto fijo Urugua-í de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) en Puerto Libertad, a unos 40 kilómetros de la escena del crimen.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina